PLAY

PROVINCIA

La tarifa de referencia como alternativa de Servicoop la falta de ordenanzas claras


Una nota enviada al Concejo Deliberante de Puerto Madryn a fines de noviembre de 2014 por parte del Arq. Maximiliano López, presidente del Consejo Consultivo de los Servicios Públicos de Chubut da cuenta que el cuerpo legislativo local fue notificado sobre la aprobación de la tarifa de referencia provincial en el marco del “Acuerdo Provincial para la Sustentabilidad y Continuidad de los Servicios Públicos”, que fuera firmado por los representantes de distintos municipios de Chubut, entre ellos Puerto Madryn.
17/02/2015 02:00

El dato no es menor toda vez que se ha intentado desconocer de parte de algunos concejales portuarios los alcances de la aplicación de la Tarifa de Referencia Provincial que Servicoop ha tomado como base para su última facturación y a la cual se llegó tras mantener un fuerte cruce con representantes de los distintos bloques en cuanto al proyectos anteriores, como el de la ordenanza 8811/2014 en los cuales se planteaba la necesidad de derogar las tasas de sustentabilidad y de mantenimiento que se encontraban en vigencia desde hace tiempo y aplicar una tasa específica para el pago de las deudas que la cooperativa de servicios públicos mantiene con Cammesa y AFIP, además otra tasa que serviría para financiar la infraestructura de servicios de la ciudad.

Aquella iniciativa no prospero a partir de que los ediles avanzaron con la derogación de las tasas que se estaban aplicando y sólo crearon una de las tasas proyectadas, cuyo objetivo central es pagar las deudas de la cooperativa.

El concejal Pedro Giménez fue la voz cantante de la oposición, emitiendo opiniones en distintos medios. El edil negó la existencia de un convenio entre la Federación de Cooperativas y los municipios para la aplicación de la tarifa de referencia. Sin embargo, Madryn es adherente al acuerdo que en su momento se firmó para la conformación de un Consejo Consultivo sobre los servicios públicos provinciales que tenía como uno de sus objetivos primarios la elaboración de una tarifa de referencia de aplicación en toda la provincia.

En la actualidad –desde abril del 2014- está en vigencia un programa federal denominado “Programa de Convergencia de Tarifas Eléctricas de la República Argentina” cuyo fin es establecer un congelamiento en el valor de las tarifas eléctricas a cambio de obras para de infraestructura. Si bien ese acuerdo sería prorrogable, la imposibilidad de aumentar los valores de facturación del servicio de energía es mucho anterior a la firma del acuerdo por parte de los estados provinciales, y tiene como penalidad la quita de los subsidios al consumo.

La imposibilidad de “tocar” las tarifas eléctricas derivó en su momento en una readecuación de otras tarifas, como las de agua y cloacas para compensar el déficit y poder mantener la provisión de los servicios, pero el verano pasado la facturación se disparó a partir de las penalidades en el exceso de consumo y las fugas en las instalaciones, generando un clima político y social de tensión que motivó en una readecuación de los servicios públicos.

Punto de Equilibrio

En ese panorama, se decidió hace algunos meses buscar un punto de equilibrio que permitiera a la cooperativa poder contar con ingresos suficientes para, por un lado pagar las deudas contraídas por la institución y hacer honor a los planes de pago acordados con diferentes instituciones, y por el otro, mantener la provisión de los servicios. Las alternativas que se analizaron y discutieron durante semanas en el seno del Concejo Deliberante, no lograron plasmarse a la hora de la votación.

Durante los últimos días de la semana pasada, autoridades de Servicoop informaron al Concejo Deliberante el total de deudas que mantiene esa cooperativa con las instituciones nacionales antes citadas, las cuales se encuentran consolidadas y congeladas. El primer dato es que las deudas, independientemente del tiempo en el cual se hubieran contraído, existen y como tal hay que pagarlas, de manera que de no contar la cooperativa con financiamiento para hacer frente a esas deudas, o incumpliría los acuerdos o generaría nuevas deudas con otros organismos o proveedores, a los fines de cumplir los acuerdos ya homologados.

En busca de variantes

Ahora desde el Concejo Deliberante se alzan voces que rechazan la aplicación por parte de Servicoop de la tarifa de referencia provincial, que fuera elaborada por un comité creado en el marco de un acuerdo por la emergencia de los servicios públicos y al cual la ciudad adhirió.

Con todo, las autoridades de la cooperativa eléctrica aseguran que de haber contado que el plan propuesto y debatido con los concejales durante buena parte del año pasado, no tendrían que haber aplicado esta tarifa de referencia, la cual se vieron obligados a utilizar como herramienta para no caer en un ahogo financiero que les impida pagar las deudas consolidadas, lo que podría desencadenar nuevos embargos o bajas en la potencia por parte de Cammesa.

Palabras más, palabras menos, las autoridades de la cooperativa debieron apelar a una herramienta habilitada por estado provincial en el marco de un acuerdo del cual son parte los principales municipios, ante la falta de definiciones del Concejo Deliberante portuario. La falta de claridad del trabajo legislativo ha generado un fenomenal desentendimiento entre el poder concedente y la cooperativa, al punto que este organismo ha aplicado aumentos tarifarios sin previa consulta a los concejales, situación que hasta hace algunos años era impensada.

En medio de las discusiones técnicas y políticas sobre los servicios públicos y las tarifas se encuentra el vecino, quien sigue pagando con su bolsillo la falta de compromiso de algunos actores políticos, los cuales sin dar mayores explicaciones, demoran durante meses la discusión de aquellos proyectos que podrían generar mejores alternativas para toda la comunidad.

Mal parado

Pedro Giménez es un dirigente político muy singular. No ha dejado de ocupar cargos públicos desde los años 80 hasta la fecha. Pero ésa continuidad no está fundada en el acompañamiento de la sociedad ni en los frutos de su trabajo legislativo, local o provincial. No hay leyes que lleven su nombre, ni es el autor de ordenanzas que le hayan cambiado la vida a la gente.

Se ha sostenido con el beneficio de las listas sábanas y tejiendo variopintas alianzas con radicales o con peronistas. Para él, “el fin justifica los medios” y en ése derrotero, puede pasar de ser un opositor acérrimo del dasnevismo, a un dasnevista a ultranza, “sin ponerse colorado”.

Un pragmático dirían algunos, o un tránsfuga, si nos remitimos al significado de la Real Academia Española. Los menos rebuscados lo calificarían de “panqueque”.

Para mantenerse en cargos públicos durante treinta años, en un partido que desde hace mucho tiempo no logra buenos resultados electorales, hay que ser muy sagaz y muy astuto.

Pero ésta vez, al edil se le escapó la tortuga. Un dirigente puede estar a favor o en contra de una gestión. Lo que no debe hacer es hablar livianamente de temas que son trascendentales para la ciudad. En éste caso, o faltó a la verdad o no estaba debidamente informado. Ni su “cintura política” le permitió zafar del papelón.


891

tag ordenanzas Servicoop tarifa
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D