PLAY

DEPORTES

Se quedó por las manos de Javier Burrai, y tal vez las de Dios también


En la cancha de Argentinos Juniors, Guillermo Brown venció en el desempate a Gimnasia de Mendoza en los penales y se mantiene en la categoría. El arquero Javier Burrai fue la figura al atajar dos remates en una definición para el infarto.
26/11/2015 01:00

Guillermo Brown logró en los últimos tres partidos del torneo una chance para desempatar y jugársela, ahora mano a mano con Gimnasia, para quedarse un año más en la categoría.

El juego terminó sin goles, pero en el suplementario pasó de todo. No le dieron un claro penal en el complemento, le expulsaron dos jugadores en el primer tiempo extra y se sobrepuso a eso y a un gol después de esa maniobra que derivó en expulsión de Mosca. Rivadero logró empujar para igualar el partido y forzar la definición desde el punto penal, en la que Burrai tapó el sexto disparo y le dio a los portuarios la permanencia en la categoría, en la que durante toda la temporada padeció en zona de descenso y solo tuvo, en esas 42 fechas, algunos “veranitos” donde no tuvo que pensar en jugar bajo presión.

Eduardo Castro se atrevió a tomar al equipo prácticamente descendido para dirigir las tres últimas fechas del torneo después de la salida de Marcelo Fuentes, que había llegado después del alejamiento de Andrés Yllana, que se fue cuando estaba fuera de descenso aunque los dirigentes optaron por un cambio que nunca mejoró la situación sino que la empeoró, hasta que un hombre de la casa asumió la responsabilidad y se la jugó en tres partidos, donde pudo recaudar 7 de los 9 puntos y con eso consiguió la de chance definir en un solo partido en escenario neutral, su estadía en la divisional.

Lo consiguió y seguramente ahora vendrá la etapa en que habrá que repensar lo hecho, que no fue para nada bueno más allá de la alegría que significa quedarse en la categoría, pero hay mucho para revisar y cambiar, porque ayer estuvo a 12 pasos de descender y las manos de Burrai o de Dios, lo dejaron en el Nacional.

Arrancó mejor Gimnasia el juego, inquietando al fondo de Brown con remates de media distancia, y con una acción polémica que pudo derivar en un penal para el “Lobo” con un empujón de Rivadero contra Amaya que no vio Laverni.

Badell fue habilitado por izquierda y desde el fondo de la cancha sacó un centro que dio en el pecho de un jugador de Gimnasia, aunque se reclamó penal, en una llegada clara de los portuarios. Después Nieto le dio desde media distancia y la pelota dio en el cuerpo de un jugador del “Lobo”, cayendo detrás del arco del remate del volante ofensivo browniano.

Brown equilibró el trámite después de los 10’ de juego, y de a poco fue ganando terreno para permanecer más cerca del arco defendido por Leguiza que del propio. Barale derribó a Carrizo cerca del vértice del cuadro grande y Montiveros ejecutó perfecto para que Burrai se estire cuan largo es y descolgarla del ángulo para salvar lo que era el tanto de Gimnasia.

Laverni que no sancionó en el primer tiempo uno, tampoco “vio” un claro penal sobre Badell del arquero Leguiza en el arranque del complemento, y por más que todo Brown protestó, el árbitro, que sobró el partido en varios tramos, hizo caso omiso y señaló que continúe el partido. Sánchez cabeceó directo a las manos de Leguiza, que en el centro del arco atrapó sin problemas luego de un tiro de esquina de Badell.

De nuevo Sánchez se animó a probar de larga distancia, después de enganchar entre dos jugadores del equipo mendocino, pero su envío se fue a dos metros del palo izquierdo de Leguiza.

Rivadero de media chilena inquietó al fondo de Gimnasia, aunque su envío fue a las manos de Leguiza que controló sin problemas. El tiempo se diluyó sin mayores situaciones para ambos, aunque en el complemento el equipo portuario estuvo más cerca del arco rival que el propio. Igual, no hubo chances claras a excepción del claro penal no sancionado a favor de Brown.

Suplementario

De entrada, Brown se quedó con diez por expulsión de Sánchez, que recibió su segunda amarilla por infracción desde atrás. El DT Castro mandó a los atacantes Marinucci y Susvielles, que eran relevos, para acompañar a Ciampichetti y controlar las trepadas del fondo de Gimnasia. Después de la expulsión de Sánchez, Brown sufrió otra más por una fuerte infracción de Mosca, innecesaria sabiendo que su equipo había quedado con 10. Los portuarios se quedaron con 9, y Laverni también expulsó a Montiveros por agredir. Desde la infracción de Mosca que le costó la expulsión, el partido se desvirtuó por incidentes y cuando se puso en juego, Carranza metió un tiro libre desde la mitad de cancha y atravesó el fondo para meterse contra un palo sin que Burrai pudiera desviar. Leguiza le tapó el gol a Susvielles y del tiro de esquina, llegó el empate de Rivadero, que después de un rebote le cayó directo al volante y la metió contra un palo.

Los penales

Desde el punto penal, cara a cara jugadores y arqueros, así se definió el cuarto descenso de categoría. Burrai, que ya había tapado uno pero después lo falló Rivadero, le detuvo el sexto disparo a Espinosa y Brown se quedó en la categoría. Por los portuarios: Bottino, Barone, Susvielles y Marinucci no fallaron, pero en el quinto Rivadero le dio al travesaño. En Gimnasia: Albornoz, Carranza, Farías y Corvalán anotaron, pero el de Carrizo lo tapó Burrai.

En la ronda uno por uno, Ciampichetti no falló y definió al palo contrario del arquero Leguiza. Cuando le tocó a Espinosa, la tiró cruzada y Burrai tapó con manos, cuerpo y alma para mantener a Brown en la categoría y se transformó en el héroe de la tarde en cancha de Argentinos Juniors.


1.849

tag B Nacional Brown Burrai Gimnasia de Mendoza Guillermo Brown Primera B Nacional
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D