REL/RAW

28.4°
CRD

24°
PMY

25.6°
EQS

17.7°
PLAY

PAÍS & MUNDO

Más violencia y muerte en Jerusalén


Una nueva jornada enlutada por sangre y muerte se vivió hoy en Israel y Palestina, cuando dos atacantes palestinos murieron por disparos de fuerzas de seguridad israelíes tras protagonizar un tiroteo y herir gravemente a un civil en las inmediaciones de la ciudad vieja de Jerusalén.

09/03/2016 12:25 p.m.


612

Paralelamente, un individuo, presumiblemente palestino, murió también hoy tras intentar atacar con un arma blanca a fuerzas de seguridad israelíes en un puesto de control militar en el sur del distrito cisjordano de Qalilia, informó el Ejército israelí.

"Las fuerzas impidieron el ataque y respondieron a la amenaza inmediata disparándole, con el resultado de su muerte", se indicó en un comunicado militar.

Según informó la Policía israelí, los dos supuestos agresores del primero de los hechos tenían unos veinte años y uno era oriundo de una aldea palestina al norte de Jerusalén, mientras que el segundo tenía carnet de identidad israelí y residía en esta ciudad.

En un comunicado, una portavoz policial precisó que el herido en el tiroteo, de 50 años, era miembro de una minoría, eufemismo para referirse a que era palestino -según la radio israelí de Jerusalén Este-, y que fue ingresado en un hospital en muy grave estado.

La Policía informó que se investigan las circunstancias del suceso, aunque según los primeros indicios parece guardar relación con un incidente previo, registrado a primera hora de la mañana, en un cruce aledaño al asentamiento judío de Ramot, en Jerusalén Este, consignó la agencia de noticias EFE.

En ese punto y de acuerdo a fuentes policiales y sanitarias, además del relato de testigos citados por la radio pública israelí, un autobús fue blanco de al menos un disparo efectuado por un palestino desde un vehículo, que no causó heridos.

Los ocupantes de un auto, que coincidía con la descripción que dieron testigos del suceso de Ramot, comenzaron a disparar una hora después en las inmediaciones de la vieja ciudadela contra vehículos que transitaban por la zona, antes de que fuerzas de seguridad israelíes dispararan a los agresores, uno de los cuales falleció en el lugar de los hechos y el segundo de camino al hospital.

Respecto al segundo suceso, se produjo poco después de que otros dos atacantes palestinos murieran por disparos de fuerzas de seguridad israelíes en el centro de Jerusalén, tras protagonizar un tiroteo en el que hirieron de gravedad a un civil.

Ayer se registró una de las jornadas más violentas de los últimos meses, con cuatro ataques de palestinos contra israelíes en Jerusalén, Yafa (Tel Aviv) y Petak Tikva, en las afueras de Tel Aviv.

En éste último, un palestino de 22 años mató a un turista estadounidense e hirió a otras diez personas, una de ellas de gravedad, al apuñalarlas cuando caminaban por el paseo marítimo, antes de morir por disparos de fuerzas de seguridad.

Poco antes, dos policías israelíes fueron heridos de gravedad por disparos de un palestino en la calle principal de Jerusalén Este, Salahedín, en la que se produjo un intenso tiroteo en el que murió el atacante.

Otro palestino, en tanto, había fallecido tras herir con un arma blanca a un judío ultraortodoxo en Petaj Tikva, que le quitó el cuchillo y lo mató, según la versión policial.

Previamente, en horas de la mañana, en la vieja ciudadela de Jerusalén Este, agentes de seguridad israelíes mataron a una palestina que se acercó a ellos, sacó un puñal y trató de apuñalarlos sin éxito.

Por estos hechos, el Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Medio Oriente, Nickolay Mladenov, aseguró que "nunca puede haber ningún tipo de justificación para el terrorismo. Es deplorable que algunos elijan glorificar semejantes actos que socavaban el futuro tanto de palestinos como de israelíes".

La condena del alto cargo de la ONU se produce tras la queja expresada ayer por el representante israelí ante ese organismo en Nueva York, quien pidió una condena del Consejo de Seguridad a la actual ola de violencia en la que han muerto al menos una treintena de israelíes, informó hoy la radio pública israelí.

La violencia de hoy se enmarca en una ola de ataques palestinos contra israelíes que tienen lugar desde el pasado mes de octubre y en los que han muerto 28 israelíes.

En este período murieron también al menos 175 palestinos, dos tercios de ellos abatidos al perpetrar o intentar cometer ataques (confirmados o supuestos) y el resto por la represión militar de protestas contra la ocupación.

Las autoridades palestinas aseguran que al menos 36 de los palestinos muertos por fuerzas de seguridad y colonos israelíes han sido "ejecuciones extrajudiciales", ya que no eran necesarias para frenar a los supuestos atacantes.

La agencia de noticias Ynet, en tanto, informó hoy en su página web sobre un confuso episodio en el que un agente secreto israelí murió el martes tras ser alcanzado por una bala durante una operación junto a la frontera con la Franja de Gaza.

Aún se está investigando si el israelí, miembro del servicio secreto Shin Bet, se disparó accidentalmente a sí mismo o fue alcanzado por una bala disparada por sus propios compañeros.

Por otra parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, de visita en la zona, condenó enérgicamente el ataque en el que murió un ciudadano estadounidense, así como las otras agresiones ocurridas en la víspera, y aseguró que no existen justificaciones para tales actos, al tiempo que mandó sus condolencias a la familia de la víctima.

Biden tiene previsto entrevistarse hoy con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el presidente, Reuvén Rivlin, y viajará a Ramallah para visitar al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.


tag Israel Jerusalén Medio Oriente Palestinos
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D