DEPORTES

Hungría tuvo un regreso con gloria


El dos veces subcampeón mundial, de complicada actualidad, le ganó 2-0 a Austria en su vuelta a las competiciones grandes. Desde 1964 que no ganaba un partido en Eurocopa. Szalai y Stieber, en el final, marcaron los goles del duelo con más historia de selecciones europeas.
14/06/2016 15:00

1.286

Tras 44 años sin participar en una Eurocopa y tres décadas sin intervenciones en un torneo grande (la última había sido en el Mundial de México 1986), Hungría se dio el gusto de volver con una sonrisa: derrotó 2 a 0 a Austria en Burdeos en el partido que abrió el grupo F del certamen continental, que también integran Portugal e Islandia (se enfrentan a las 16).

En el primer tiempo, el combinado austríaco fue superior desde el arranque. A los 32 segundos, David Alaba rompió el palo y casi marca el gol más rápido de la historia de la Eurocopa.

Con Alaba muy movedizo, el elenco dirigido por Marcel Koller manejó los hilos del partido y tuvo las mejores ocasiones, pero siempre chocó con la seguridad del pintoresco arquero Gábor Király, quien a los 37, cuando desvió un remate de Zlatko Junuzovic que tenía destino de red.

La mejor de Hungría en el período fue del capitán Balász Dzsudzsák, quien recibió en soledad por la derecha, apuntó y remató, pero la pelota salió al lado del palo.

En el inicio del complemento la iniciativa también fue de Austria, aunque Hungría mostró que también podía hacer daño. A los 9 minutos avisó con un bombazo desde 30 metros de Dzsudzsák que Almer envió al córner. Y a los 17 concretó: Ádám Szalai tiró una pared con László Kleinheisler, se metió en el área y definió de punta ante el achique del guardavalla.

Si el panorama era adverso para los austríacos tras el tanto de Szalai, incluso más oscuro se tornó cuando a los 20 minutos un remate de Martin Hinteregger desde la medialuna terminó en la red, pero el árbitro francés Clément Turpin anuló la jugada por una infracción de Aleksandar Dragovic en la maniobra previa y le mostró la segunda amarilla (y la roja) al zaguero.

Con diez, a Austria le quedó demasiado lejos el arco defendido por Király, quien no solo se dio el gusto de terminar con su valla en cero sino que además se transformó en el jugador más veterano en disputar un encuentro en una Eurocopa: con 40 años y 74 días, superó la marca del alemán Lothar Matthäus, quien había jugado el certamen de 2000 con 39 años y 91 días.

A tres minutos del cierre y con su rival jugado en ataque, el seleccionado dirigido por Bernd Storck alcanzó el segundo gol en un contragolpe velocísimo que terminó con una definición de lujo de Zoltán Stieber.

La victoria fue celebrada con una emoción desbordada por los húngaros que llegaron hasta Burdeos. Muchos de ellos nunca habían visto a su seleccionado disputar un encuentro de un torneo de fuste. Lejos de su época de oro (fue subcampeón mundial en Francia 1938 y Suiza 1954 y ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, Tokio 1964 y México 1968), el combinado magiar había intervenido por última vez en una Eurocopa en Bélgica 1972 (terminó cuarto). En Copas del Mundo, su última participación fue en México 1986, cuando fue eliminado en primera ronda, tal como había sucedido en España 1982 y en Argentina 1978.

Fuente: Clarín.


Austria Eurocopa Eurocopa 2016 Hungría