ECONOMÍA

Hay 600 mi plazas hoteleras operando en la informalidad


En Argentina existen unas 600.000 plazas hoteleras que operan en la informalidad y por las cuales los municipios, las provincias y la Nación dejan de percibir una importante suma en concepto de obligaciones tributarias, denunció hoy la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (Fehgra).
06/10/2016 16:15

758

“La informalidad en alojamientos alcanza a 600.000 plazas”, indicó a Télam el presidente de la Fehgra, Roberto Brunello, quien destacó que “en los últimos años hubo un avance importante en esto: todos los días aparece uno nuevo”.

Fehgra nuclea a 15.000 establecimientos hoteleros y 35.000 gastronómicos, y en el caso del sector de alojamiento, la contribución anual al Estado, a través de impuestos, alcanza los $ 90 millones, según los números de la propia Federación.

“Estos establecimientos que operan en la informalidad, representan una competencia desleal y hacen difícil el mantenimiento de nuestros establecimientos que cumplen con todas las normas”, subrayó Brunello, al tiempo que sostuvo: “Apelamos a la decisión de la parte publica que intervenga en esto”.

En el marco del Décimo Tercer Coloquio Tributario Hotelero Gastronómico, organizado por Fehgra en el hotel Las Hayas de esta ciudad, su presidente afirmó que desde el sector son “conscientes de las nuevas modalidades de gastronomía y alojamiento, pero las provincias y el Estado nacional tienen que actuar para todos cumplan con las mismas obligaciones”.

A su criterio, “la participación de los municipios en todo esto es muy importante, porque la instancia de autoridad gubernamental que mejor informada está y sabe qué sucede en su territorio”.

Consideró que “es importante que a partir de ordenanzas se vaya regularizando la situación, y a partir de ahí, se sancionen leyes provinciales y nacionales que hagan que se cumplan todos los requisitos fiscales para que un establecimiento que brinda alojamiento funcione”.

La preocupación por esta situación llevó a Fehgra a crear recientemente el Departamento de Informalidad a cargo del vicepresidente de la entidad, Rodrigo Verde.

“Estamos tratando de hacer entender a los funcionarios cuál es nuestro problema y que a partir de ahí se dicten ordenanzas y leyes y, fundamentalmente, se controle y se las haga cumplir”, explicó Verde en diálogo con Télam.

Precisó que en el área que conduce ya se configuró “una plataforma de identificación de oferta informal tanto hotelera como gastronómica, donde proliferaron muchos restaurantes a puerta cerrada, que dado su ocultamiento se vuelven difíciles de relevar y no hay un número preciso de la cantidad”.

“Si en una casa de familia, sin ningún tipo de habilitación, se brinda un servicio gastronómico sin el control del Estado, amparado bajo el velo de nueva tendencia gastronómica, está mal”, remarcó Verde, quien subrayó: “Nosotros no somos prohibitivos, pero exigimos que todos se ajusten a derecho, en las mismas condiciones que los establecimientos habilitados”.

Señaló que “la oferta formal tributa impuestos municipales, provinciales y nacionales, y controles bromatológicos, y el sector informal no”, y remarcó que de esta manera “se vuelve una competencia desleal”.

También se refirió a plataformas que ofrecen alojamiento informal, y señaló que “desde Fehgra fuimos la primera entidad a nivel mundial que presentó una nota, clarificando y poniendo los puntos de alcance, de que no somos prohibitivos, pero sí que estas plataformas se ajusten a derecho en todos los países donde promuevan, comercialicen y publiquen esta oferta informal”.


Economía Informal Fehgra Hotelería Turismo