domingo, 26 de febrero de 2017
REL/RAW

19°
CRD

15.4°
PMY

21.2°
EQS

22.6°

Editorial / Otro atropello al federalismo que no hay que permitir bajo ningún punto de vista


Leé La Columna del Domingo, el análisis de la edición impresa de Jornada.

08/01/2017 02:03 a.m.


3.113
El presidente Mauricio Macri está por cometer otro atropello al federalismo y no parece que vaya a importarle mucho lo que piense la gente. Pero no le saldrá gratis.

Con el gobernador Mario Das Neves a la cabeza, al que no le tiembla el pulso para pararse de manos ante que cada uno de los atropellos que viene cometiendo el Gobierno de Cambiemos desde que asumió, las provincias miran con preocupación los 25.000 millones de pesos que el Presidente está a punto de girarle a la Provincia de Buenos Aires, gobernada por María Eugenia Vidal, la niña mimada del macrismo, sobre todo por lo que mide en las encuestas.

En un año electoral y con medidas económicas cada vez más antipopulares, Macri elige inyectarle esa cifra astronómica al principal bastión electoral del país y dejar al resto de las provincias pedaleando en el aire.

“¿De dónde salen estos 25 mil millones?”, se preguntó Das Neves, sabiendo la contundencia de la respuesta: “De la torta federal, de la torta que tenemos que comer todos.”

El tema de los 25 mil millones de pesos para la Provincia de Buenos Aires ya empezó a generar ruido y no son pocos los gobernadores que piensan pasarle facturas al Estado nacional por viejas cuentas.

Reparto desigual

Cada tanto, el tema del reparto de los fondos nacionales genera reclamos de algunas provincias que hace casi 30 años vienen perdiendo terreno. Chubut es una de ellas. Más de una vez se contó en esta Columna lo que la provincia ha perdido desde 1987, cuando Cristian Asensio, entonces ministro de Economía de Chubut, convenció al gobernador Atilio Viglione de entregar puntos de la Coparticipación a cambio de obras que, obviamente, nunca llegaron.

Años después, ya en la época de la presidencia de Carlos Saúl Menem, a Buenos Aires le compensaron aquella entrega de puntos de la Coparticipación con la instauración de un Fondo de Reparación Histórica que significó miles de millones de dólares a favor de los bonaerenses.

Pero a Chubut nunca se le reconoció nada y las pérdidas en concepto de Coparticipación fueron millonarias en estos 30 años.

Reclamo

Das Neves advirtió que no quiere comenzar otro enfrentamiento con el Gobierno nacional pero que va a pelear por lo que resignó Chubut en todos estos años, que con el petróleo a 100 dólares el barril, altas regalías hidrocarburíferas y una economía nacional que crecía al 8% anual, no parecía un tema central. Pero en épocas de vacas flacas, todas las acreencias que uno cree tener empiezan a cotizar en oro.

Es por eso que el gobernador apuró a sus colaboradores con una presentación que hará ante el Gobierno nacional en la que quedará demostrado que, luego de la provincia de Buenos Aires, Chubut es el distrito más perjudicado por la caída de los niveles de Coparticipación Federal de Impuestos.

Según el estudio realizado por funcionarios chubutenses (muchos hicieron aportes, entre ellos el viceministro de Gabinete, Daniel Ehnes- la reseña histórica indica que la Ley N° 23.548, que estableció los nuevos índices de distribución primaria y secundaria a partir del 1° de junio de 1988, se impuso de manera “transitoria” pero quedó en el tiempo de manera definitiva.

Chubut percibía antes de eso el 1,9588% de la masa nacional coparticipable. Con el nuevo régimen, se pasó al 1,5842%. Esos puntos porcentuales que resignó la provincia con aquella “genialidad” de Asensio durante el gobierno radical, le terminó costando a los chubutenses perder miles de millones de pesos en todos estos años.

“Con el cambio de un régimen de coparticipación basado en criterios objetivos de reparto (Ley N° 20.221) a uno con índices totalmente discrecionales (Ley N° 23.548) hubo dos provincias perjudicadas, Buenos Aires y Chubut. Mientras en promedio todas las jurisdicciones, incluidas las perdedoras, crecieron un 16,8246%, con valores extremos como Formosa con un 76,5878% de aumento, Buenos Aires disminuyó su participación en un 9,0233% y Chubut perdió un 5,5189%”, concluye el estudio que será presentado a Nación.

Ida y vuelta

El éxito del reclamo está por verse, pero tratándose de Das Neves, todo puede ser. El gobernador es hoy uno de los que les “junta la cabeza” a muchos otros jefes provinciales. La mayoría de los que hablaron con el mandatario chubutense la semana pasada estaban furiosos por los 25 mil millones de pesos que van a darle a “Mariu” Vidal.

Das Neves hasta se permitió una broma cuando habló de unos de los gobernadores que lo llamó y estaba furisoso con Macri: “Eso que a este le gustaba más la Casa Rosada que su propia casa”, lo chicaneó, sin decir de quién se trataba.

Das Neves volvió a meterle presión al Gobierno nacional y les pegó en el mentón a varios de sus ministros, entre ellos el titular de la cartera de Producción, Francisco “Pancho” Cabrera, a quien le endilgó sus vacaciones con el jet set de Punta del Este mientras no le atiende el teléfono a los gobernadores.

Volvió recargado

Tras su período de descanso, el gobernador volvió con las pilas a pleno. Cambió dos ministros –y hasta un tercero, si se tiene en cuenta la relevancia del IPV en la estructura de gobierno- y volvió a marcarle la cancha a Carlos Linares, el intendente de Comodoro Rivadavia.

“Linares necesita un GPS porque está conociendo la Provincia”, le espetó el gobernador al jefe comunal de la principal ciudad de Chubut. Fue porque Linares hizo un raid de entrevistas radiales en donde no dio pie con bola. Primero, se metió con Jornada por la publicación de un artículo sobre los candidatos a diputado nacional de su sector, que le valió una dura respuesta de este diario y hasta críticas de su entorno, por generar una tensión innecesaria con la prensa.

Después, se largó a hablar de cosas que no conocía a fondo y se la dejó servida a Das Neves: dijo que estaba haciendo gestiones para reabrir el frigorífico de Gobernador Costa, que está cerrado hace dos años: “Hablé con el dueño, que es Cristóbal López y me dijo que era inviable”, le aclaró Das Neves a Linares.

Después vino la catarata de respuestas al intendente de Comodoro por otras declaraciones: “Linares está conociendo la Provincia, hay que ayudarlo y darle un GPS, no se puede parar frente a un micrófono y decir cualquier disparate. Por ejemplo, que nosotros endeudamos la Provincia: nosotros tuvimos superávit, los que endeudaron la provincia fueron ellos, el FpV”, le recordó el gobernador.

Linares cerró una semana para el olvido recibiendo duras críticas de la diputada nacional Ana Llanos (FpV): “Carlitos tiene que aprender a caminar y no a correr”, le dijo con un nivel de ironía que sólo las mujeres pueden tener.

Linares debería saber que no hay peor astilla que la del mismo palo.

tag Das Neves Macri
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D