REL/RAW

13°
CRD

9.7°
PMY

13.6°
EQS

2.4°

Matías Schiel y los caminos de la vida


El atleta trelewense atraviesa uno de los difíciles momentos que tarde o temprano le toca a los deportistas. Cansado de esperar un apoyo económico, hoy se dedica a organizar eventos junto a Leandro Manquillan. Vive contento, pero no se conforma, y sueña con conseguir la marca para un Juego Olímpico.

10/01/2017 02:00 a.m.


722
Matías Schiel, aquel atleta trelewense que durante 20 años representó a la provincia en diversas pruebas de atletismo, hoy se encuentra establecido en la ciudad, trabajando donde puede y viviendo como puede. El domingo pasado se lanzó a correr los 10 km de la Corrida Don León en Playa Unión, pero la falta de entrenamiento le jugó en contra. Ayer en Jornada, contó la realidad que atraviesa día a día y sostuvo que aún sueña con participar de un Juego Olímpico.

Matías contó los caminos que le deparó la vida desde noviembre del 2015 a esta parte: “La propuesta fue siempre la misma: si yo conseguía un trabajo estable acá en Trelew, me quedaba. Estaban haciendo la campaña para Maderna, me trajeron de Buenos Aires para acá, me prometieron millones de cosas, y no pasó nada. Como no hubo respuesta me fui a España y conseguí trabajo allá”.

Matías vivió en la ciudad española de Alicante, donde se desempeñó como empleado en un centro comercial, cobrando en negro. Cuando se quedó sin trabajo en España, decidió volver a Trelew, en junio del 2016. “Estando ilegal y sin trabajo, era difícil. Fui una semana a correr, y me quedé 9 meses”.

El punto de quiebre

Sin apoyo económico para continuar su carrera deportiva como atleta profesional, se las rebuscaba para salir adelante. “Eso fue lo que me cansó, por eso dejé de correr”, explicó Matías. “Siempre pasó lo mismo; en el 2012 iba a buscar una marca para un Juego Olímpico y no tenía apoyo. Lo mismo pasó ahora. En el 2015 tenía apoyo Municipal pero no tenía apoyo de Provincia. En el 2016 tuve una mano de Provincia, 3 mil pesos mensuales que cobro hace seis meses, pero sabemos que con 3 mil pesos no se puede vivir. Municipalmente, las promesas que me hicieron nunca se cumplieron. Pedí trabajar para limpiar la pista de atletismo, pero me cerraron las puertas. Trabajo de lo que consigo”.

Explicó que esta es una realidad que afecta a muchos atletas en Chubut y que hay chicos que atraviesan la misma situación. “Algunos siguen y otros no”, señaló. Más allá de toda ayuda económica, Schiel expresó que el sacrificio y el empeño dependieron siempre de sí mismo: “Siempre dependió de mí, siempre dependí de los premios. A veces llegaba para pagar el alquiler, a veces no. Si tenía que correr viernes, sábado y domingo, trataba de ganar las tres carreras para pagar el alquiler y vivir”.

Su regreso a Trelew

En Trelew encontró unos brazos cálidos y enormes que lo recibieron y lo cobijaron. “Por suerte tengo a Leandro Manquillan, que nunca me dejó a pata, y me puse a trabajar con él. Hacemos eventos deportivos, trofeos, medallas. Igualmente si tengo que ir a limpiar un patio, voy. Busco changas, pero a mí me salva Manquillan”.

A la hora de analizar el pasado a lo largo de su historial deportiva, Schiel asegura: “Me arrepiento de los bajones que tuve. Me cansaba de ciertas cosas políticas y tiraba todo. Me arrepiento de no haber continuado. Me hubiera gustado competir menos y a mejor nivel. Yo me lesionaba mucho pero eso es normal en un atleta de calle que vive de los premios”.

Objetivo olímpico

Matías Schiel buscó la marca para los Juegos Olímpicos a fines del 2005, en España, y aún no pierde la esperanza. “Yo realmente lo que quiero es correr. Quiero seguir intentando una marca para los Juegos Olímpicos, creo que es posible. Con los chicos que entrenaba el año pasado, Molina y Mastromarino, estábamos al mismo nivel, y ellos pudieron ir a los Juegos. Entonces ¿por qué no seguir soñando con esto?”.

No todas son malas. Su carrera deja ver su nivel deportivo. Según él, sus mayores logros fueron los Juegos Odesur en Colombia en 2010, su primer Sudamericano teniendo 14 años corriendo en una categoría de 16 y consiguiendo el 6to. lugar en Ecuador, el récord Argentino en 2004 y sus triunfos en Alemania. “Mi mejor año fue el 2010, fui 3ro. en la corrida de Adidas y gané el Maratón Tres Ciudades”.

No baja los brazos. Su objetivo es volver a la acción. “Mi idea es entrenar nuevamente bien. Ya estoy inscripto para el Maratón en Santiago de Chile que se hace el 2 de abril. Sé que no voy a llegar en mi mejor nivel pero es la idea para empezar de nuevo a tener un objetivo y una constancia”.

Hoy por hoy, Schiel organiza eventos deportivos de todo tipo en la zona junto a Leandro Manquillan y planea encabezar grupos de entrenamiento de atletas adultos. Vive con su novia y ya piensa en tener una familia. “Trato de aceptar el día a día, lo que tenemos. Pero no soy una persona conformista, sé que puede haber más cosas. Hay épocas que ando muy preocupado. Yo ya sé el camino para llegar en lo deportivo, ahora tengo que tratar de retomarlo. Llegar a los Juegos Olímpicos todavía es posible”.

tag Atletismo Matías Schiel Trelew
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D