PLAY

PROVINCIA

De Boca en Boca y #DesdeElTwitter


A Murcia lo echaron por “wasapear” información sin chequear. El insólito chat de una experiodista en un grupo de periodistas (foto). Di Filippo y Brúscoli quieren que todos los diputados donen los gastos de bloque. Mac Karthy vs Chein. A Jerónimo García lo levantaron en peso. Y más.
03/04/2017 02:05

Las redes sociales no son para cualquiera y si no que lo diga Ricardo Murcia, el ahora exsubsecretario de Regulación y Control Ambiental del Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de Chubut, que fue despedido en público por el propio gobernador Mario Das Neves, que lo incluyó en la lista de “imbéciles” que se expresaron en las redes sociales sobre la catástrofe de Comodoro Rivadavia dando crédito a todo tipo de rumores infundados. Por ejemplo, que había muertos, que se había caído el techo del gimnasio del Club Huergo y otras cosas por el estilo.

El tema es que apenas se conoció el despido televisado –Das Neves lo dijo durante su habitual conferencia de prensa en la Sala de Situación-, no fueron pocos los que se pusieron a buscar en las redes sociales qué había dicho o publicado exactamente Murcia.

La búsqueda fue infructuosa. Es que, en verdad, el despido de Murcia se dio por algo que publicó en un grupo de Whatsapp de funcionarios provinciales. Aunque nadie quiso hundirlo más de lo que ya estaba, trascendió que en ese ámbito escribió algo sobre presuntas víctimas fatales –cosa que nunca ocurrió-, alguien le contó al gobernador y los días de Murcia como funcionario provincial terminaron abruptamente.

Quemá ese Whatsapp

Murcia no fue el único que repitió datos sin chequear. En otro grupo de Whatsapp, integrado por periodistas que cubren la actividad en la capital provincial, una experiodista escribió textualmente durante el temporal de Comodoro: “Se callo el techo del Huergo cumpas hay muertos... Me i forman.”

Algunos se confundieron y creyeron que el techo del Huergo hablaba y que por la fuerte lluvia había elegido el silencio, pero no. Simplemente, el mensaje estaba pésimamente escrito y, además, era muy poco riguroso.

Por suerte, ni el techo del Huergo se cayó, ni hubo muertos.

Desprendidos

Las tragedias suelen generar actos de solidaridad. Algunos, inusuales. El fin de semana se confirmó que los funcionarios provinciales -desde directores para arriba- deberán donar el 30% de sus sueldos para colaborar con la reconstrucción de Comodoro.

Seguirían la línea de otros dos políticos que decidieron dar el ejemplo y anunciaron por los medios que harán un “aporte solidario”: son los diputados provinciales Alfredo Di Filippo y Sergio Brúscoli –gracias a Dios, ya recuperado del “pico de estrés” que lo obligó a pasar unos días en una clínica de Rawson, justo cuando debía votar en una sesión clave de la Legislatura-, del flamante bloque “Convergencia”, que donarán los gastos de bloque por seis meses –unos $ 300 mil en total- para colaborar con la catástrofe ocurrida en el sur provincial.

El gesto de desprendimiento de Di Filippo dejó en “off-side” al resto de la Legislatura, sobre todo luego de que dijera que si todos los legisladores provinciales donaran los gastos de bloque, sumado a los dos secretarios de la Legislatura (Martín Sterner y Damián Biss), que también los cobran, “estaríamos hablando de unos 725 mil pesos mensuales, es decir unos 9 millones de pesos al año. Con esa cifra ayudamos a más de cien familias para que refaccionen sus viviendas después del temporal”, dijo Di Filippo.

Definición postergada

La situación de Comodoro generó todo tipo de suspensiones de actos políticos. Por ejemplo, uno del frente Chubut Para Todos que se iba a realizar el sábado pasado. También, según lo anunció el propio intendente de Trelew, Adrián Maderna, un encuentro con su militancia previsto para el próximo 8 de abril, en donde se iba a definir si el madernismo se sumaba al frente electoral del gobernador Das Neves o se quedaba dentro de la estructura del PJ.

“No es tiempo para avanzar en cuestiones partidarias. La provincia atraviesa momentos muy duros y lo que menos debemos hacer es hablar de candidaturas o partidos políticos”, dijo Maderna.

“Ya habrá tiempo para ponernos a hablar de las legislativas, pero ahora debemos ser respetuosos frente a la difícil situación que atraviesan nuestros hermanos de Comodoro Rivadavia y la meseta”, agregó.

César Gustavo vs. Abel

Si las redes sociales pueden terminar siendo una trampa para muchos políticos y funcionarios, los micrófonos ni hablar. Eso es lo que le pasó a Abel Chein, un exfuncionario de Trelew y colaborador estrecho del exintendente Máximo Pérez Catán, quien en abril 2015 durante una entrevista con LU 20 Radio Chubut hizo graves acusaciones contra el exvicegobernador César Gustavo Mac Karthy, a quien vinculó con hechos de violencia de género y hasta aseguró que había denuncias judiciales que comprobaban esos casos.

Mac Karthy, sin responderle públicamente, decidió querellarlo con el patrocinio del Dr. Fabián Gabalachis, “en orden al delito de injurias”, según consta en la causa.

Casi dos años después, el martes pasado, se iba a realizar una audiencia preliminar al juicio en la que ambas partes iban a verse las caras por primera vez. Sin embargo, un “estado gripal” dejó al querellado Chein en cama y su abogada, Carolina Marín, adjunta de la Oficina de la Defensa Publica Penal, presentó un certificado médico para postergar la audiencia, que ahora se hará el 5 de mayo.

Para el juicio, Mac Karthy convocó entre otros testigos al periodista Carlos Di Filippo, que fue quien entrevistó a Chein, y al procurador adjunto de Chubut, Emilio Porras Hernández, quien a instancias del exvicegobernador, en abril de 2015 respondió oficialmente por nota que “escrutado nuestra Sistema de Control de Gestión (COIRON) no surge ninguna causa o caso judicial que lo vincule penalmente como imputado o acusado.”

Lío en la selva

Hablando de Mac Karthy, uno que se sacó una foto con él el domingo pasado, mirando un partido de Boca, debió dar algunas explicaciones por subir la apuesta en vez de calmar los ánimos.

Se trata del diputado provincial y armador del frente Chubut Para Todos, Jerónimo García, que el fin de semana pasado se trenzó en una disputa “tuitera” con algunos colaboradores y militantes de Ricardo Sastre, que algunas horas antes había descargado su bronca contra Mac Karthy, al que le dijo de todo menos lindo.

Veterano de estas lides, García no sólo polemizó a través de Twitter con el sastrismo, sino que también se sacó dos fotos en el living de su casa con Mac Karthy –publicadas en esta misma Columna el lunes pasado-, en lo que muchos entendieron era una provocación innecesaria: “Es un provocador nato, los hinchas de Central deberían repudiarlo por ¡ver a Boca con San Martín de San Juan!”, ironizó un dasnevista que usó el humor para comentar la situación pero tampoco digiere demasiado el apoyo explícito que algunos altos dirigentes del dasnevismo hicieron de Mac Karthy en desmedro de Sastre. Sobre todo, porque recuerdan los gruesos epítetos públicos que ellos mismo usaban para descalificar a Mac Karthy cuando estaba en la vereda de enfrente.

Sin embargo, a García se lo puede cuestionar por muchas cosas no por no decir las cosas tal como le salen, inclusive en las redes sociales, e inclusive que no lo dejan tan bien parado: “Pobre león, le da vergüenza... disculpe Sr león no va a volver a pasar, se lo prometo...” escribió el domingo a la noche, luego de pasar por la residencia oficial en Rawson, en donde el tema de las críticas de Sastre a Mac Karthy y la foto de García con el líder del Frente Peronista, fue tema de discusión.

“El león y yo sabemos. El león tiene razón.... me dice q le da vergüenza ajena y q yo como el más ‘antiguo’ tengo q dar el ejemplo...me cagó!”, agregó Jerónimo en su activa cuenta de Twitter. Para terminar con un edulcorado “Demos vuelta la página....todos amigos y compañeros...”

Al león, interpretaron todos, algunos le dicen Mario o “Cabezón”. Y en la selva, se sabe, se hace lo que dice el león.

Patogénicos polémicos

La definición de la concesión del servicio de residuos patológicos y patogénicos en Trelew sigue demorada. Hay que recordar que el Concejo Deliberante aprobó un pliego de concesión y luego mediante un llamado a licitación, la beneficiada fue la empresa IMPEESA de Bahía Blanca.

Sin embargo, todo se trabó cuando un grupo de prestadores de salud –desde médicos y odontólogos, hasta clínicas y sanatorios-, se agruparon en una multisectorial que puso el grito en el cielo porque de adjudicarse el servicio a esta empresa bahiense, pasarían de pagar $ 2,51 en la actualidad a $ 14,50, casi el doble de lo que hoy se paga por el mismo servicio en Comodoro Rivadavia.

La cuestión es que el reclamo de la multisectorial no cayó en saco roto y el municipio decidió atender la demanda, a la que se sumó el Ministerio de Salud de Chubut, que también es parte interesada, ya que la mitad de los residuos patológicos y patogénicos que se generan en Trelew salen de hospitales y centros de salud públicos.

El municipio paró la pelota luego de que la multisectorial presentara un detallado informe sobre cuestiones legales, técnicas, y de contabilidad y costos, para lo cual contrataron a reconocidos profesionales de la zona del Valle, que demostró algunas inconsistencias en la licitación. Por ejemplo, que el OMRESP, el organismo regulador de los servicios públicos, no participó de la comisión evaluadora. O, además, que la empresa no presentara toda la documentación sobre sus balances.

Ante esto, se sucedieron las reuniones entre ambas partes (municipio y multisectorial), además de un fuerte lobby del Sindicato de Camioneros, que salió en defensa de los 13 empleados de la empresa Ser-es, la actual concesionaria del servicio, que está a punto de cerrar sus puertas.

Algunos sugieren que Camioneros defiende a los trabajadores pero también le pone mucho ahínco a la defensa de los intereses de la empresa bahiense.

Ahora, el municipio se encuentra en una encrucijada, porque los prestadores de salud no quieren pagar esa tarifa de $ 14,50 porque la consideran excesiva y fuera de mercado. Además, se quejan porque una vieja ordenanza los obliga a desechar sus residuos en Trelew, y no como en el resto de las ciudades, en donde los prestadores de la salud desechan en el lugar y la empresa que más les convenga.

En la última reunión, surgió la posibilidad de que den por fracasada la licitación pero, igualmente, se le dé de manera directa la concesión a IMPEESA, pero no queda claro a qué precio. Otra opción sería derogar la ordenanza que obliga a médicos, clínicas y sanatorios a tratar los residuos localmente.

Esta semana habría novedades.

Respuesta a Ibarra

El intendente de Lago Puelo, Raúl Ibarra, emitió un comunicado en las últimas horas en relación al 89° Aniversario de la localidad, en el que hace un balance de su gestión y cuestiona el desorden que, a su criterio, le dejó la anterior gestión de Iván Fernández. Y habla de una deuda heredada de $ 4,2 millones.

Ibarra, que llegó a la intendencia en la lista de Cambiemos pero ahora se hizo dasnevista de la última hora, recibió rápidamente una respuesta de Alex “Estefi” Avendaño, un excolaborador y asistente del ex intendente Fernández: “El actual mandatario debería estar preocupado por la nefasta gestión que está llevando adelante el presidente Mauricio Macri, que es de su partido político”, arrancó Avendaño.

“No sólo instala políticas económicas a nivel nacional que van en contra de la sociedad y del consumo interno, sino que para el caso de nuestra localidad, eliminó todos los feriados que favorecían al turismo, que no es más que uno de los motores económicos de la región. Y no se escuchó decir nada al señor Ibarra.”

“Estefi”, además, asegura que “la deuda que menciona Ibarra no es tal y la misma no es otra cosa que deuda financiera con proveedores, como cualquier municipio o empresa tiene. En cuanto a las obras o viviendas, fue la anterior gestión la que puso a Lago Puelo como una de las localidades que mayor crecimiento y desarrollo poblacional ha tenido en los últimos años, dejándola sin dudas como líder en la región.”

“No es intención de mi parte confrontar con el gobierno y las autoridades municipales actuales, sino que solo pretendo dejar en claro que la gestión anterior no dejo deudas y tuvo políticas sociales y económicas que permitieron el desarrollo de la ciudad”, agrega Avendaño.

“Fue la anterior gestión la que tendió puentes, asfaltó calles y gestionó rutas, construyó viviendas, escuelas, SUM y distintas obras que se hacían difícil de imaginar allá por el 2003 y sin embargo, hoy son una realidad para los ciudadanos.”

“Y algo muy descriptivo para finalizar: la ciudad pasó de 4 mil a más de 15 mil habitantes. Esperemos que Ibarra pueda tener una gestión similar. Estos quince meses no dicen lo mismo.”
 


3.994

Comodoro Rivadavia Di Filippo Jerónimo García Mac Karthy Murcia
Relacionadas

Destinan 5 millones para reparar escuelas en Comodoro

El gobernador Mario Das Neves afirmó que “va a llevar mucho tiempo recuperar la ciudad de Comodoro Rivadavia”, volvió a elogiar las muestras de solidaridad y anunció que la Fundación del Banco del Chubut aportará 5 millones de pesos para la reparación de las escuelas en esa ciudad “para que los chicos puedan volver rápidamente a clases”.


Hay más de 4.500 evacuados en todo el país por las lluvias

Más de 4.500 personas debieron ser evacuadas en Chubut, La Pampa, Catamarca y Tucumán a raíz de las tormentas que castigan a esas provincias desde hace varios días y la situación más grave se vive en Comodoro Rivadavia donde volvió a llover.


Echan a un funcionario por difundir datos falsos

Ayer temprano, el gobernador Mario Das Neves brindó un informe sobre la situación en Chubut por el temporal y sostuvo que “todas las rutas de Península Valdés están cortadas e intransitables”.


Comodoro Rivadavia: un temporal generó un caos en la ciudad

La lluvia provocó un colapso en la ciudad petrolera. Hoy sigue el mal tiempo y hay alerta para gran parte de Chubut. Cortaron la ruta 25.


Comodoro se prepara para una lluvia récord de dos días

Hay inquietud por el lodo del cerro Chenque. Pidieron que las clases se suspendan.


Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D