REL/RAW

2.2°
CRD

5.3°
PMY

EQS

3.5°
PLAY

La insistencia brindó la miel del triunfo


Con perseverancia y la dosis necesaria de prestancia, Racing venció al duro 25 de Mayo pampeano y sumó la segunda victoria consecutiva en este inicio de temporada. Amiel Cuestas convirtió el único gol del partido. El próximo oponente será Cruz del Sur en Bariloche.

17/07/2017 02:00 a.m.


1.442
El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura” , dijo una vez el escritor y filosófo español, Miguel de Unamuno. Sin insistencia, no hay victoria.

Con la perseverancia como bandera, Racing Club logró derrotar en un reñido encuentro a 25 de Mayo de La Pampa, por la segunda fecha de la Zona Patagónica Norte del Federal B.

Tal como se esperaba, el conjunto pampeano exhibió una férrea resistencia y complicó los planes de la escuadra dirigida por Mario Martínez. Pero tal como marca la historia reciente del torneo, los tres puntos en juego permanencieron en la ciudad de Trelew.

Cerrojo firme

En el primer tramo del partido, Racing Club no lograba doblegar la telaraña defensiva propuesta por 25 de Mayo. A diferencia de años anteriores, el “Verdinegro” optó por el repliegue y el catenaccio para jugar en el Cayetano Castro.

La estrategia le rendía frutos a la visita. El sistema ofensivo “Albirrojo”, fallaba. Escasas aproximaciones por via aérea conformaron el limitado repertorio de la “Academia” en esos primeros compases del juego. Martín Bataller, figura ante Germinal, no lograba marcar diferencias.

El elenco pampeano no generaba riesgo, pero tampoco sufría apremios. Este plan denotaba la intención del conjunto visitante: no perder.

Hubo solamente una fisura defensiva pampeana en ese lapso. A los 15 minutos, el arquero cometió dos yerros rasantes con sus manos que logró enmendar al enviar la pelota al corner.

Sin embargo, en el último cuarto de hora de la primera etapa, la maraña defensiva empezó a tambalear. Pero Zalazar empezó a mostrar que era una garantía de lujo si el sistema fallaba. A los 33 minutos, ahogó el gol racinguista, tras abortar de modo providencial un cabezazo.

Al filo del entretiempo, el guardavalla detuvo un remate de Marcos Rivadeneira. Sin embargo, estos conatos fueron insuficientes. La conclusión de la etapa observaba que quien cumplía su objetivo, era 25 de Mayo.

El factor Cuestas

El inicio de la segunda etapa fue una continuación de la primera. Pero hubo un ingrediente distinto, que potenció las posibilidades de la “Academia”: Amiel Cuestas.

El atacante, quien ingresó tras el descanso, se convirtió en el eje de los ataques de Racing Club, a puro pivoteo. A los cuatro minutos, Cuestas peinó un balón para Dichiara, que no logró disparar eficazmente.

Cuestas, a los 15 minutos, cumplió con una ley no escrita del bilardismo: dos cabezazos en el área es gol. Tras un corner izquierdo y un pase de Diego Jara, el artillero oriundo de Tandil vulneró la imponente resistencia de Zalazar, que siete minutos antes había contenido otro remate.

Incertidumbre y festejo

Tras el gol, la “Academia” aumentó su volumen ofensivo, pero no logró aumentar la diferencia en el tanteador de la gélida velada trelewense. A los 16 y a los 20, el guardameta visitante obstruyó dos opciones locales. Seis minutos después, la zaga del “Verdinegro” bloqueó un remate racinguista.

No obstante, no haber sentenciado la historia mantutvo con esperanzas a 25 de Mayo hasta el final. Un despeje de Larreguy a los 18 minutos era la confirmación de esta cuestión. Por el perdón de la “Academia”, el empate era un peligro inminente.

De todos modos, esto no ocurrió. Una insistencia tenue de 25 de Mayo no logró vulnerar el arco racinguista y el dueño de casa sumó la segunda victoria en igual cantidad de partidos.

Cuestiones futbolísticas al margen, Racing Club mostró un factor vital en el fútbol: la perseverancia. De ese modo, pudo sumar otras tres unidades para poder visitar a Cruz del Sur, con puntaje ideal.#

Cuestas: “No tenemos que confundirnos”

No ingresa como titular en los partidos, pero muestra sus condiciones como futbolista en apariciones puntuales.

Ese es Amiel Cuestas, delantero racinguista, de indudable protagonismo en las dos fechas iniciales de la Zona Patagónica Norte del Federal B.

En el estreno ante Germinal, Cuestas habilitó a Martín Bataller en el segundo gol de Racing Club. Ayer, conquistó el único tanto del encuentro, que significó otras tres unidades para la “Academia”.

“Siempre hacer un gol es lindo y más si da la victoria. Fue un partido trabado. Sabíamos que iba a ser asi. Se tornó un partido para la segunda pelota. Pude entrar y cumplir bien mi rol. Y pudimos ganar”, indicó el atacante tras el partido.

“Me quedó esa pelota tras un cabezazo de Diego Jara. Aproveché, cabeceé y pude convertir para ganar un partido muy duro”, detalló el delantero.

“Quizás haya faltado volumen de juego. Pero sumar da confianza para mejorar y entrenar en la semana. Siempre es mejor corregir con los puntos adentro”, indicó.

Asimismo, Cuestas optó por la prudencia tras haber conseguido la “Academia” dos triunfos en igual cantidad de juegos en la Zona Norte Patagónica.

“No hay que perder la cabeza ni confundirse. Ganamos ante 25 de Mayo y ante Germinal en Rawson. Pero nada más son dos partidos en un torneo que es muy largo y muy parejo. Cualquiera le puede ganar a cualquiera”, comentó.

Bariloche, nuevo objetivo

“Ahora, nos toca ir a Bariloche. Tenemos que ser inteligentes. Iremos a ganar en todas las canchas, pero seremos inteligentes para jugar”, remarcó Cuestas, quien deslizó críticas con mucha sutileza al estado del césped del Cayetano Castro. “ No voy a criticar el césped porque tengo que venir en la semana, el canchero me va a mirar con cara fea”, dijo con una sonrisa en el rostro.#
 

tag 25 de Mayo Federal B Racing de Trelew
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D