REL/RAW

5.6°
CRD

5.1°
PMY

10.4°
EQS

-0.5°
PLAY

La deuda de Chubut asciende a $ 25 mil millones y debe pagarse en los próximos 10 años


En forma anual se deberán abonar entre 2.200 y 2.800 millones de pesos, a excepción de 2021. Corresponde a las tomas de deuda realizadas durante las gestiones del exgobernador Buzzi y Das Neves. Economistas plantean una renegociación y que habrá que hacer un fuerte ajuste del gasto.

13/08/2017 02:00 a.m.


1.760
La deuda total de Chubut al día de hoy asciende a los 25 mil millones de pesos o su equivalente en dólares, U$S 1.400 millones, de acuerdo a la cotización. El Económico accedió a un informe donde se detallan los vencimientos de los bonos emitidos durante las gestiones de Martín Buzzi y Mario Das Neves.
El monto total deberá ser pagado en el transcurso de los próximos 10 años, debido a que en 2026 terminará de vencer la colocación hecha el año pasado por 650 millones de dólares. Las emisiones a pagar son el Fideicomiso Chubut (finaliza en 2020), los Bodic 1 y 2 de la gestión Buzzi, el PUY23 y el Bocade, el título de 650 millones de dólares que se colocó el año pasado. Además de las Letras del Tesoro, que implican deuda en el corto plazo.
Para 2017 vence un total de $ 2.675 millones. El año que viene será un poco más pesado y los compromisos ascienden a más de 2.881 millones de pesos. En 2019 se mantiene, con $ 2.878 millones, mientras que en 2020 baja a $ 2.235 millones.  
En 2021 los vencimientos vuelven a ponerse cuesta arriba y llegarán en el año a los $ 3.138 millones. Esto porque hay que tener en cuenta que termina el período de gracia del Bocade y desde ese año comenzará a amortizar el capital. La proyección para el resto del período hasta 2026 es de un acumulado de $ 11.224 millones, a un promedio anual de $ 2.244 millones.
Ese es el escenario general que se presenta para la provincia. Distintos economistas consultados por este suplemento coincidieron en que habría que pensar en una reestructuración de la deuda con un nuevo endeudamiento para que prolongue los plazos, sobre todo del Bodic 1 y 2, que están comenzando a amortizar capital.
Se habla de una renegociación que extienda entre 5 y 10 años todo lo que se acumuló de deuda para darle un oxígeno financiero a la provincia, que hoy tiene trimestralmente acumulados los vencimientos de todos los bonos, a lo que se le suma la necesidad de hacer frente a los vencimientos de las Letras del Tesoro, que asfixian ya que su emisión debe pagarse a los 6 meses de colocada.
Letras por pagar en los próximos meses hay alrededor de 3.500 millones de pesos. Según lo que pudo saber el Económico, el ofrecimiento que hará Nación es refinanciar a la provincia el programa de Letras para que los vencimientos no sean cada 6 meses, sino con un esquema a más largo plazo. De todos modos sería tan sólo una aspirina.
Los especialistas consultados aseguraron a este suplemento que de haber una reestructuración de la deuda de la provincia debería hacerse lo antes posible, quizás antes de fin de año.
Ello, a su vez, deberá estar acompañado por una consigna fundamental, que también se exigirá desde Nación en caso de solicitar ayuda financiera: la reducción del gasto.
Días atrás Diario Jornada difundió los números del déficit fiscal de la provincia. El ritmo de la sangría se elevó a 500 millones de pesos mensuales y en 6 meses se acumuló un rojo superior a los $ 3.000 millones, prácticamente el déficit de todo 2016.
 Y todavía queda por delante una segunda parte del año que tendrá sus complicaciones.
Algunos datos del presupuesto muestran por ejemplo que de un total de gastos de $ 16.600 millones en 2015, se pasó a los $ 23.000 millones en 2016. Esto quiere decir un aumento en casi 7.000 millones. En ese mismo lapso, los ingresos variaron en 4.000 millones, lo que marca la desigual relación que genera la variación negativa.
En lo que es estrictamente gasto en personal, en 2015 se erogaron $ 13 mil millones, mientras que un año después ascendió a los $ 17.800 millones.
Los economistas remarcaron que cualquier tipo de plan económico a futuro requerirá un plan integral para poder equilibrar las cuentas de la provincia en el menor tiempo posible, con ajustes ministerio por ministerio, determinando en qué se puede gastar y en qué no.
Y como un síntoma de las complicaciones que atraviesa la provincia, reflejaron que se está recurriendo al Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (FUCO), de donde está estipulada la autorización para que el Estado Provincial utilice recursos.
El FUCO es plata de la que disponen todas las reparticiones en el Banco y que están disponibles para cuando se quieren utilizar. Al ser subjecutadas las partidas, hay plata sobrante de la que se puede hacer el Ministerio de Economía.  Aunque después debe devolverla.
Si bien no está la información de oficial disponible, se habla de que ya se han utilizado de este fondo entre 350 y 500 millones de pesos para poder sacar adelante las cuentas cotidianas.
Por otra parte, mucho se habla de ingeniería financiera. Es decir, la posibilidad de acomodar los plazos de la deuda a la realidad de las cuentas provinciales. Hoy todos los vencimientos están agrupados trimestralmente y al momento del pago, se girá dinero fresco para todos los bonos al mismo tiempo.
Frente a ello, lo que se propone es negociar en los mercados modificaciones en cuanto a la organización de los pagos y estirarlos para brindar oxígeno financiero.#

tag 10 años Chubut deuda
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D