REL/RAW

14.8°
CRD

12.9°
PMY

14.4°
EQS

8.3°
PLAY

Cuatro gendarmes dijeron no haber visto a ningún compañero lanzar piedras a los manifestantes


De los cuatro efectivos que prestaron declaración ante el juez federal Guido Otranto, uno era el copiloto del camión Eurocargo que el día del operativo ingresó a la comunidad, en tanto que otros dos se acercaron a la zona del río Chubut y el otro participó de cuestiones menores en el procedimiento.

14/09/2017 02:00 a.m.


463
Cuatro efectivos de Gendarmería Nacional declararon ante el juez federal de Esquel, Guido Otranto, en la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado. Aseguraron que no vieron que ningún efectivo de esa fuerza haya lanzado piedras contra los manifestantes durante el operativo del 1º de agosto en la comunidad Pu Lof en Resistencia Cushamen.

Los gendarmes Hugo Fabián Díaz, Daniel Alejandro Gómez, Orlando Federico Yucra y Juan Rofolfo Prieto entraron a la comunidad el 1º de agosto. Dos se quedaron arriba y dos se acercaron al río durante el operativo. Vieron cómo los manifestantes encapuchados huían y cruzaban el río, pero ninguno vio un piedrazo, explicó el secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gonzalo Cané, al salir del Juzgado de 25 de Mayo y San Martín.

Los gendarmes salieron caminando tranquilamente, aunque uno con la cabeza tapada, quien, al ser consultado por la prensa, dijo “yo no hice nada”. Otranto solicitó que se refuerce la seguridad. Arribaron unos 30 prefectos con armamento y escudos.

De los cuatro efectivos uno era el copiloto del camión Eurocargo que ingresó a la comunidad y se quedó con las mujeres y niños en la guardia a la entrada del predio por la recta de la ruta 40 que va desde Esquel; otros dos se acercaron a la zona del río Chubut y el otro participó de cuestiones menores en el operativo.

El abogado de Gendarmería, Gustavo Dalzone, indicó que ninguno “aportó información relevante” para la causa, y aclaró que el gendarme Neri Robledo, quien habría declarado en la actuación interna de la fuerza haber herido a un mapuche de un piedrazo, aún no fue citado. Tampoco los jefes de los Escuadrones 35 El Bolsón, 36 Esquel y 37 José de San Martín.

Pronto se conocerían los resultados de las pericias realizadas en 100 celulares pertenecientes a gendarmes y computadoras secuestradas en los tres Escuadrones, en los días posteriores a la desaparición. Podría aportar “información relevante” al cruzarse con los testimonios dados por los gendarmes, según fuentes de la querella. “Aún falta el resultado de ADN recogido en un unimog que un testigo señala como el vehículo al que habría sido subido el joven Maldonado, y el de una camioneta que también se encontraba en el lugar a la que habría sido pasado Santiago”.

Los tres testimonios del martes y los cuatro de ayer forman parte de los 16 que se tomarán hasta el sábado a efectivos de Gendarmería que participaron del operativo, dijeron las fuentes.

De acuerdo con lo informado por la querella, el incidente con la piedra es muy contradictorio, ya que es una versión que circuló pero que nadie pudo comprobar.

Por ejemplo Andrea Millañanco, vocera del grupo mapuche, afirmó que no tenía datos al respecto.

Las declaraciones tomadas a nivel interno por la Gendarmería Nacional datan del 6, 7 y 8 de agosto, según la querella, y habrían sido entregadas al Ministerio de Seguridad el 16 de agosto.

En otro orden, el director general de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia, César Ayala, se refirió al rechazo de Otranto para que la Provincia se presente como querellante: “El juez tenía una interpretación distinta a la nuestra, por eso no nos permitió, cuando nos parecía muy importante estar, porque la desaparición no es un tema menor, y ameritaba acceder al expediente”.

El funcionario sostuvo que el criterio de la Subsecretaría es “intervenir para que la situación esté igual o mejor”. Hablarán con el juez para conocer qué les propone para acceder a la causa, y saber la evolución real del expediente.

Lo que consideró el magistrado es que el Estado provincial no tiene razones para estar en la causa, porque la provincia no es la damnificada directa como para erigirse en querellante.

Por ahora la Subsecretaría de Derechos Humanos que conduce Oscar Petersen, busca elaborar una estrategia para conocer el expediente. Un resquicio puede ser la Ley de Información Pública.

Ayer siguió el movimiento en el Juzgado Federal de Esquel. El magistrado desde temprano se instaló en su despacho de 25 de Mayo y San Martín, para organizar la agenda del miércoles, que incluyó el comparendo de efectivos de la fuerza de seguridad, como lo hicieran tres el martes pasado.

Además Otranto recibió al secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, ministerios públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gonzalo Cané.

Este funcionario llegó a Esquel a principio de semana, para ocuparse de trasladarle al juez de la causa, escritos de por lo menos tres gendarmes que prestaron testimonial en la investigación interna que se abrió en los Escuadrones 35 El Bolsón, 36 Esquel y 37 José de San Martín de Gendarmería Nacional.#

Cinco kilómetros sin pistas

Cinco de los 800 kilómetros del río Chubut ya fueron rastrillados por orden del juez Otranto en lo que constituye la zona más cercana al lugar donde testigos vieron por última vez a Santiago Maldonado, el 1 de agosto último.

La Policía Federal y la Prefectura rastrillaron en tres días cinco kilómetros. Así lo revelaron a Télam fuentes de la investigación: “En los tres días que lleva el rastrillaje se relevaron cinco kilómetros”, lo que correspondería a la zona más cercana al lugar donde diferentes testigos afirman haber visto por última vez a Santiago Maldonado.


tag Caso Maldonado Gendarmería Río Chubut Santiago Maldonado
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D