REL/RAW

30.1°
CRD

26.9°
PMY

28.6°
EQS

20.4°
PLAY

SOCIEDAD

Historias del crimen / Un misterio de Trelew, por Daniel Schulman




1.650

Por Daniel Schulman / Psicólogo forense / Especial para Jornada

Yo todavía no existía. No había nacido. Ni estaría en los planes ni mi nombre se había pronunciado; o al menos, no para referirse a mí. Quedan pocas personas que se acuerden de esto, aunque tienen que hacer bastante memoria cuando se les pregunta sobre el caso y lo que recuerdan suele ser incompleto o vago.

Igualmente, el nombre de ella ha quedado grabado para siempre en todos los que se acuerdan de ella. Lamentablemente muchos la conocieron después de muerta y jamás se supo quién fue el que le quitó la vida.

Fue una consternación total. Trelew todavía era una ciudad chica, en desarrollo y crecimiento constante desde hacía algunos pocos años. Pero todavía era chica. Eran pocas las caras que circulaban por la ciudad, pocas las escuelas, poco el asfalto, pocas las casas. Y pocas las muertes violentas. Casi que no las había. Y esta muerte, así con todo, vino a clavar una estaca en la tranquila ciudad del sur.

El escenario inicial fue una calle que todavía existe pero que en aquel entonces tenía otro nombre. Hacía alusión a algún país del norte y no se extendía mucho más allá de la Marconi. Claro que después de esa calle había algún barrio, pero eran pocas las casas que se podían ver. El ripio y la tierra eran poco transitados por los autos. Se prefería tomar por alguna otra arteria, pero esa tarde coincidió en que un conductor la vio tendida sobre un baldío, al costado de la calle, muy cerca a la Alcaidía Policial, cuando la luz natural ya venía en declive.

Ahí la vio y se detuvo y lo que vio no lo olvidaría jamás. Ahí empezó la tragedia que ya había empezado unas horas antes, cuando sus padres desesperados habían denunciado que ella no había llegado a casa. La ciudad contaba con dos comisarías en ese año, cuando todavía no habíamos ganado ningún Mundial de Fútbol: la Primera y la Segunda, y todo lo que estaba arriba de la 9 de Julio era de la Segunda, y todo lo que estaba debajo de la 9 de Julio era de la Primera.

Así que el rastrillaje empezó con efectivos de la Primera y llevaban un par de horas haciendo averiguaciones cuando entró el llamado de que la habían encontrado en un descampado. Y que la habían encontrado sin vida.

De a poco fueron reconstruyendo las últimas horas de vida de ella y los lugares por los cuales se había movido. No era una tarea fácil aunque tampoco titánica: los padres comenzaron con su relato, después la maestra de grado, después algunos compañeros y compañeras de grado, y finalmente el chofer del colectivo. Así contado suena sencillo pero había que ubicarlos a todos. Sobre todo al chofer del colectivo, que fue la última persona no sospechosa en verla. Él contó en qué lugar se subió y en qué lugar bajó y nada de eso era anormal. Era el recorrido que ella hacía a diario y que tanto había costado que se aprendiera, a sus tiernos diez años y con una discapacidad intelectual entre leve y moderada, cuando todavía ese cuadro clínico no se llamaba así, si no que se llamaba retraso mental.

El lugar donde se había bajado del colectivo quedaba a unas cuantas cuadras de donde fue encontrada sin vida y no tenía motivos para deambular por esa zona. De hecho, ella era muy rigurosa y respetuosa de las indicaciones de sus padres, quienes tenían las dificultades lógicas de crianza pero que hacían todo lo posible para que su hija tuviera la mayor autonomía posible.

“Lo que más me impresionó fue que le faltaban los pies. El hijo de puta o los hijos de puta que hicieron esto le cortaron los pies”, contaba uno de los memoriosos que le tocó laburar el caso. “En aquellos años no teníamos casi tecnología. Pero no te estoy hablando de computadoras. No había tecnologías para investigar. Era todo a mano, entre lo artesanal, lo práctico, lo científico, y un poco de inventiva. Mirá que al caso le dimos vueltas y vueltas durante mucho tiempo, pero lamentablemente nunca pudimos desandar el misterio”, contaba entre mates y bueyes perdidos. “Siempre pensé que el autor era de otro lado, que no era de acá. Siempre me imaginé que podría ser alguna persona que por laburo o lo que sea tuviera que viajar con frecuencia, porque se me impuso la certeza que una persona que fuera capaz de hacer algo así lo podría volver a hacer. Así que cada tanto solíamos mandar a otras provincias oficios tratando de reunir información acerca de si había ocurrido un caso similar por allá, porque siempre pensé que el hijo de puta volvería a actuar de esta manera. Siempre pensé que podría haber sido un serial que no volvió a matar en nuestra provincia”.

Así me contaba el memorioso todas las conjeturas que hubo elaborado por aquel año, cuando todavía era un pibe joven y yo aún no había nacido.

Con el tiempo no fueron surgiendo más datos para la investigación y todo fue pasando más aceleradamente. De ella casi se dejó de hablar en esa ciudad que crecía a ritmo agigantado y cada vez iban siendo menos los que la recordaban.

Su familia, claro, nunca dejó de hacerlo.


tag crimen Trelew
Relacionadas

Se inauguró la conexión aérea Trelew-El Calafate con tres frecuencias semanales

Viajar desde Trelew a Calafate vía aérea ya es un hecho. Ayer, el destino fue inaugurado oficialmente. El vuelo partió a las 9.30 horas y tendrá tres frecuencias semanales. Hubo una reunión entre funcionarios provinciales, municipales y autoridades de Aerolíneas Argentinas a primera hora de la mañana. En una conferencia de prensa resaltaron la importancia de la conexión que desde este viernes se convirtió en realidad.


Nación aprobó descuentos en energía para cinco empresas textiles de Trelew

Son Peinaduría Río Chubut, Sedamil, Unilan, Fhurman y Tendlarz. El programa fijará una devolución de hasta el 20 por ciento en el consumo de las firmas electrointensivas. En todo el país se llegará a 514 compañías. Además en los próximos días se firmarían otras compensaciones.


Menna continúa con agenda en Trelew y hoy realizará un timbreo en Madryn

El candidato a diputado nacional por Cambiemos, Gustavo Menna, estuvo en el Gimnasio Municipal Número 1 de Trelew, donde se desarrolla el programa nacional “El Estado en tu barrio”, con el cual se busca acercar servicios del Estado a la comunidad para facilitar trámites y consultas.


Menna, de campaña en Trelew y Madryn

El candidato a diputado nacional por Cambiemos recorrió este viernes “El Estado en tu barrio” en el Gimnasio Municipal Nro. 1. Mañana expondrá en un taller organizado por alumnos de Ciencia Política de la sede Trelew de la UNPSJB. Y en Madryn participará de un nuevo "timbreo".


Presentaron el nuevo vuelo entre Trelew y El Calafate

El Intendente Adrián Maderna y el Gerente Comercial de Aerolíneas Argentinas, Diego García, presidieron el acto de lanzamiento formal de la ruta que unirá ambas ciudades patagónicas durante los meses de primavera y verano.

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D