REL/RAW

CRD

6.1°
PMY

13.8°
EQS

1.8°
PLAY

Un padre entregaba a sus hijas por vino y asado y una madre a su hijita para que la viole su pareja detenida


El primero de los caso ocurrió en San Juan, donde un hombre le entregaba a sus amigos a sus pequeñas hijas para ser violadas a cambio de vino y asado. En el otro caso, no menos horroroso, una mujer de Campana, visitaba a su pareja detenida y llevaba a su hijita de 7 años para que la abuse en la celda.

12/10/2017 06:38 p.m.


7.400
Un juez penal de San Juan ordenó que investiguen a un hombre del departamento Sarmiento, al sur de la capital provincial, porque supone que habría entregado a sus hijas para ser abusadas por sus amigos, a cambio de alimentos y bebidas.

El caso se conoció este jueves, después que el juez titular de Sala II Cámara Penal Ernesto Kerman, condenó a Ramón Sixto Videla (27), alias el Mencho, a diez años de prisión por la violación y corrupción sexual de una niña de 8 años, hija de uno de sus amigos.

La sospecha sobre la familia, surgió de las declaraciones del sujeto condenado por violación, que en su defensa alegó que él frecuentaba la casa donde vivía la menor, a la que iba a embriagarse, y que el propio jefe de hogar entregaba a sus tres hijas, todas menores, para que sus amigos -excepto él - tuvieran sexo con las niñas a cambio de vino y asado.

Su intento defensivo no funcionó y por sus dichos y otras pruebas lo complicaron como autor de las violaciones y la corrupción sexual de una de esas nenas, que apenas tenía 8 años, le valió una condena.

Además, el juez ordenó investigar al dueño de casa como posible facilitador del abuso de esas niñas, una de las cuales tiene actualmente 15 años y ya es mamá de un niño de 3, según dijeron fuentes judiciales.

Según pudo saberse en tribunales, la niña de 8 años abusada le había contado a sus maestras lo que le pasaba, porque las docentes notaron que se orinaba, lloraba y se negaba a irse de la escuela.

El hecho se descubrió el 20 de noviembre de 2015, cuando Videla llegó a la escuela de la nena a buscarla. Una maestra llamó entonces a su padre y éste le confirmó que él daba la autorización, pero la niña se resistió: "No voy a ir con él porque me hace cochinadas", le dijo a las docentes. Ese mismo día Videla quedó preso.

Más tarde, en Cámara Gesell, la menor detalló que todo había empezado en la Navidad de 2014 y que cuando era abusada en su propia casa, Videla le decía groserías.

Las docentes fueron las que radicaron la denuncia y en el Centro de Abordaje Integral de Niños Víctimas (ANIVI) los estudios sobre la psiquis de la menor, demostraron que decía la verdad, cuando contaba que Videla con la autorización de su padre, la iba a buscar a la escuela y la abusaba, y que a cambio le daba al progenitor de la niña vino y comida, principalmente asado.

Ahora la justicia investiga al hombre, padre de tres niñas, una de 15 años otra de 12 y la que nena que originó la investigación que actualmente tiene 10 años.

También se conoció que las profesionales, deberán investigar a la madre para determinar si era cómplice del accionar.

Nena violada en una celda

Una mujer fue detenida este jueves en la localidad bonaerense de Campana, acusada de corromper a su hija de 7 años, tras descubrirse que tiene signos de abuso sexual de larga data porque, presuntamente, era entregada a la pareja y amigos de su madre.

Fuentes policiales informaron hoy que el hecho se descubrió este miércoles cuando la mujer, de 35 años y cuya identidad se preserva para no identificar a la víctima, concurrió a la unidad 21 de Campana del Servicio Penitenciario bonaerense (SPB) a visitar a su actual pareja.

Cuando se estaban por retirar del penal, la niña comenzó a llorar y se quejaba de dolor en la zona genital, por lo cual una agente de SPB le preguntó a la madre qué sucedía y ésta aseguró que su hija había sido violada por su padre biológico la semana pasada.

Entonces, se dio aviso a las autoridades y la fiscalía de turno, que dispuso que la nena fuera llevada al hospital San José de Campana.

Los médicos que revisaron a la niña determinaron que presentaba signos de abuso sexual de antigua y reciente data, como así de enfermedades de transmisión sexual, por lo que se ordenó que quedara internada en observación.

Mientras tanto, personal de la fiscalía se trasladó a la cárcel para tomarles declaración testimonial a internos y a personal penitenciario, que relataron lo ocurrido.

Posteriormente, se determinó que el 6 de octubre el padre biológico de la nena ya había denunciado en una comisaría de Tres de Febrero que su hija había sido víctima de abuso porque ella se lo contó cuando la llevaba a la escuela y le manifestó que tenía dolores.

Según la denuncia, el hombre precisó que estaba separado de la madre de la niña, con quien había vivido en Caseros, pero la acusó de llevarla a la casa de su pareja y de amigos, donde posiblemente la nena había sido víctima de abuso.

Por eso, ese día, la víctima fue atendida en el Hospital de Tres de Febrero, donde se corroboró que tenía lesiones de abuso.

En base a todos esos elementos, la fiscalía de Campana dispuso la detención de la madre de la niña por el delito de "corrupción de menores agravada" y se imputó a su novio, el detenido Matías Moyano, por abuso sexual con acceso carnal.

La mujer fue apresada mientras se encontraba junto a su hija en el hospital San José.


tag Abuso de menores Campana Ni una menos Padres San Juan
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D