REL/RAW

28.6°
CRD

21.2°
PMY

27.4°
EQS

16.6°
PLAY

PROVINCIA

Por primera vez en la historia de la fuerza, dos mujeres integran la conducción de la Policía


Se trata de Sandra Bazán y Marcela Amado, que obtuvieron la jerarquía de comisario general. Destacaron el apoyo familiar. El mismo logro tuvieron Sandra Muñoz y Miriam Vázquez, retiradas. El jefe Luis Avilés admitió que “es más difícil para la mujer que para el hombre estar en la Policía”.

25/10/2017 02:00 a.m.


1.633

En un acto en el Centro Cultural “José Hernández” de Rawson, se concretó el ascenso del personal oficial de la Policía. Son 33 en Rawson y 135 en toda la provincia que suman una jerarquía a su carrera. Lo especial fue que por primera vez en la historia llegaron a la máxima cúpula cuatro mujeres, dos de ellas en actividad: la directora de Recursos Materiales, Sandra Bazán, y la jefa de Área, Marcela Amado, que ya son comisario general. Sus familiares directos fueron los encargados de entregarles los certificados administrativos. Además pasaron a retiro y ahora certifican su ascenso la comisario general Sandra Muñoz y Miriam Vázquez.

Coincidieron que llegaron a esta instancia gracias a un esfuerzo toda la carrera, incluso mayor al de los hombres por las características de la institución, una fuerza verticalista y mayoritariamente compuesta por “masculinos”. Nunca una mujer fue jefa o subjefa de la Policía.

Amado trabaja en Policía Comunitaria. “Es una área muy especial y finalizando la carrera, es un lugar privilegiado porque no perdí el contacto con la gente y el personal a mi cargo es de destacar”, precisó. “Estoy hace 28 años en servicio. Ingresé a la escuela de cadetes en 1989, que fue por primera vez interno y mixto”. En años anteriores ya había egresado su hermana.

“Mi abuelo era policía de territorio, mi papá lo fue también, mis dos hermanas, primos por parte de mi mamá y mi papá, tíos, es una gran familia. Si bien uno trata de no llevar el trabajo a la casa, tarde o temprano terminamos hablando de la Policía”.

“Mi mamá partió hace dos años lamentablemente, tengo cuatro hermanas; la mayor es docente, Dora que se retiró como comisario mayor y Silvina, la menor, personal subalterno. Tengo dos hijos, Nabila de 10 años y Said de 3”. Todos sostienen su carrera.

Según Amado, “se sacrifica mucho pero la ventaja es llegar y encontrar el premio que está en la casa, la familia esperando”.

El sacrificio de la carrera policial para una mujer es que “se deja mucho, la juventud sobre todo. Una pierde muchas horas de compartir con gente de la edad, el contacto con la parte exterior, pero tiene sus frutos como hasta ahora que ya lo estoy viviendo relajada, viendo qué hice bien y qué mal. Realmente abrazo esta carrera y estoy orgullosa de haber elegido ser policía”.

Cubrió varios lugares en el Valle. “Tuve a cargo la Comisaría de Gaiman como segundo y como jefe y varios lugares más que me sirvieron para llegar con más firmeza a este momento”.

Ser mujer en la institución no es fácil. “Cuesta un poco más quizás porque sentimos que estamos más expuestas. Se nota que tenemos que esforzarnos más que los hombres. Pero prevalece el compañerismo y en el hecho de tener hombres a cargo, una comprueba que el respaldo está”. Pero reconoce que cuando no tenía jerarquía, “se notaba la presión extra”.

Al reflexionar sobre su ascenso en una institución básicamente masculina, Amado lo consideró una bisagra. “Una no se da cuenta al lugar al que llegó pero al ser saludada por personal subalterno pienso `Nos toca a nosotras´. Somos referentes sin darnos cuenta”.

Amado se atreve a asegurar que un día cercano, habrá una jefa de la Policía aunque reconoce que será complicado para esa elegida. Para las mujeres que recién comienzan la carrera su consejo es capacitarse continuamente. “Los años pasan muy rápido y les recomiendo que se instruyan constantemente; es la forma de llegar a la meta tranquila y con la paz de haber hecho las cosas bien”.

Bazán es la única que hoy integra la plana mayor. Es la sucesora de Muñoz, ya en retiro.

Hace 29 años que está en la fuerza. “Hice el curso de agente en 1988, trabajé tres meses en la Comisaría de Rawson y al año siguiente me dan la oportunidad de ingresar a la Escuela de Cadetes”. Egresó como oficial ayudante.

Su carrera fue marcada por constantes traslados a otras ciudades ya que su marido también es policía. “Después de Rawson estuve en tránsito en la Unidad Regional Trelew. Desde ahí por mi esposo fuimos a Puerto Pirámides y Puerto Madryn; estuvimos dos años en Gan Gan. Luego volvimos a la capital y también fuimos a Mosconi, Diadema en Comodoro Rivadavia”.

Sandra reconoce que a las mujeres siempre les es más difícil todo en la fuerza porque son minoría. “Notaba que la exigencia siempre era mayor y siempre nos daban una orden como que una no iba a lograrlo pero demostramos que sí, que se puede. Pasar piedra a piedra, no con atajos. Con trabajo, esfuerzo, no rendirse, y todos los días poner un granito de arena levantándose ante la adversidad llegamos a este glorioso momento”.

Se emocionó hasta el llanto. “A la mujer le cuesta más que al hombre en la policía. Sentí que siempre tenemos que demostrar que podemos y lo hemos logrado, siempre lo demostramos y podemos más”.

La familia es un respaldo para Bazán. “Mi marido es el comisario mayor retirado Cristian Awstin. Me sostenían en los momentos difíciles como algún mal momento en el trabajo, adversidades y sinsabores. Son pilares fundamentales”.

Sus hijos Sabrina, Rodrigo y Aldana estudiando fuera: Artes Audiovisuales, Biología y Edición respectivamente. “Los traslados fueron difíciles porque soy de Rawson y tengo gente de la infancia que salgo a la calle y la conozco pero mis hijos esa parte la perdieron. Sabrina nació en Trelew pero nos mudamos a Pirámides y Madryn. Rodrigo nació en Trelew y tenía 20 días cuando nos fuimos a Pirámides, Madryn, Gan Gan; no tienen recuerdos de amigos de la infancia, sino de la vida. Tuve que sacrificar momentos especiales de la familia, escolares sobre todo que una no podía ir por la función y los horarios. Pero siempre me respaldaron”.

Recordó que como agente “tenía de jefe al retirado Américo Jones y me dio la oportunidad. Pero mi sostén que me ayudó mucho fue mi esposo ya que tenía mucha más antigüedad que yo, me aconsejaba y me ayudaba a levantarme. Cuando empecé tenía como expectativa llegar a comisario y me preguntaba si ahí culminaba mi carrera y el año que viene me estaría retirando. Alguna mujer algún día llegará a ser jefa”.

El jefe de la Policía, Luis Avilés, encabezó el acto. Resaltó que “es muy importante el acompañamiento de nuestras familias; el cambio de jerarquía no solo abarca el reconocimiento en la escala policial y esta nueva situación obliga a duplicar la responsabilidad”.

“Tenemos personal muy valioso. Buscamos la unión, pregonamos los lineamientos que nos apunten a conseguir lo que la sociedad necesita y las necesidades de nuestra propia tropa”.

En un momento del acto, el jefe pidió que Bazán y Amado suban al escenario y junto a la plana mayor y sus compañeros de Promoción se les entregó un presente institucional. “Por primera vez dos mujeres que forman parte de la Promoción 1989 ascienden a la máxima jerarquía y están en actividad”, destacó Avilés. Reconoció “a las mujeres que están en situación de retiro porque les corresponde. Nuestra institución se hace eco de la igualdad de género. La mujer forma parte de nuestra tropa. Muchas veces responde mejor que nosotros en las actividades que se les asigna. Es más difícil para la mujer que para el hombre estar en la Policía”.

Sandra Bazán, Marcela Amado, Neri Pérez y Humberto Lienan se convirtieron en comisarios generales. Gustavo Moreno, Oscar Rolla, Román Macías, Néstor Vargas, Víctor Hugo Acosta ascendieron como comisarios mayores. Fabián Menece, Enrique Urrutia, Cristian Ansaldo, Luis Villagrán y Nelson Varela pasan a comisarios inspectores y por su parte, Miguel Giulianotti ya es comisario.

Leonardo Cheuquemán, Facundo Solís, Fabián Posse, Bárbara Riveros, Juan García, Susana García y Verónica Fernández serán subcomisarios. Jorge Soto, Marcos González, Lucas Acevedo, Oscar Gauna serán oficiales principales.

Lucas Guerreño, Paola Otero y Leonado Pereyra pasan a ser oficiales inspectores y Stephanie Savid, oficial subinspector. Mariano Accardo ya es oficial principal y Fabiana Vera es oficial inspector.

Soledad Pereyra ascendió a subcomisario y Darío Trinidad a oficial inspector. #


tag Mujeres Policía del Chubut
Relacionadas

Por primera vez, dos mujeres ascendieron al mayor rango de la Policía del Chubut

Sandra Bazán y Marcela Amado recibieron este martes el grado de comisario general. Además, se concretaron 33 ascensos del Personal Superior de la fuerza.


Se llevaba tres acolchados para la casa y fue atrapado por la Policía en la calle

Un joven de 21 años fue demorado cerca de la medianoche del pasado viernes por personal policial de la comisaría distrito Primera de Trelew, luego que se lo observara trasladando tres acolchados nuevos por la calle.


La Policía lo detuvo cuando se escapaba

Un sujeto con amplios antecedentes policiales fue detenido en la noche del último miércoles por efectivos policiales de la Comisaría distrito Primera, luego que huía por las calles de esa ciudad tras haber ingresado a la sede del Instituto Neurociencia Patagónico, ubicado sobre la calle Paraguay casi Rivadavia.


Dijo que las mujeres son "menos competitivas" y lo "mataron" en redes sociales

El economista Martín Tetaz cosechó fuertes críticas en las redes sociales tras argumentar que las mujeres tienen menores sueldos que los hombres por ser "menos competitivas", mientras les recomendó "rodearse más" del sexo masculino.


Provincia asistirá a familias que denuncian a fuerzas de seguridad por operativos en la Cordillera

Personal del área de Derechos Humanos concurrirá donde se realizaron los allanamientos. El ministro se puso en contacto con el juez Gustavo Lleral.

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D