PLAY

SOCIEDAD

Historias Mínimas / Con la pluma y la palabra




830

Por Dario Roberts / @darioroberts

En diciembre de 1882 la pequeña colonia galesa del Chubut vivió momentos de extrema tensión. El comisionado oficial Juan Finoquetto que el gobierno nacional había enviado al valle del Chubut con el objetivo de realizar un censo no había empezado bien su relación con la alejada población patagónica.
A poco de arribar a la zona el comisionado nacional desautorizó el funcionamiento del Consejo de los Doce que habían establecido los colonos y calificó de ilegal cualquier acción que emanara de una autoridad que no fuera la suya.

Los ánimos entre la población se turbaron y decidieron quitarle apoyo al comisionado, en una clara señal de disconformismo, pero tras tomar conocimiento de la decisión de los colonos Finoquetto resolvió detener a Lewis Jones, quien hasta pocos meses antes había oficiado como comisionado nacional y era un claro referente entre los pobladores.

La decisión tensó aún más los ánimos y derivó en el posterior apresamiento de Richard Jones Berwyn, encargado de correos, como instigador de un aparente intento de copamiento de la pequeña dependencia oficial. Ambos colonos fueron trasladados a Buenos Aires, donde permanecieron diez días incomunicados.

El episodio fue finalmente superado por los protagonistas, pero los dos colonos detenidos trasladaron al papel su opinión sobre los hechos. Ambos abrazaban el amor por las letras, en particular por el periodismo y el periódico Ein Breiniad (Nuestros Derechos) fue el instrumento en el que se canalizaron los sentimientos de aquella población.

«Aquí todos somos libres, y no sólo nos corresponde decir cómo y quién nos gobernará, sino que también somos quienes debemos gobernar (...) ahora tenemos un país, y es necesario reaccionar seriamente para gobernarlo» decía uno de los textos que aparecieron en la publicación que el tipógrafo Lewis Jones y el periodista y también docente Richard Jones Berwyn dieron a conocer en el año 1879.

Aquel no fue el primer periódico de Chubut. Once años antes, en febrero de 1.868, el joven maestro de la colonia Richard Jones Berwyn había publicado “Y Brut” (La Crónica), una publicación manuscrita en idioma galés que es, hasta hoy, el primer medio escrito del que se tenga registro en la Patagonia y que circulaba de casa en casa con un pequeño número de suscriptores que aportaba en papel los recursos necesarios para su concreción.

Habían pasado poco más de tres años del arribo de los primeros colonos en el Mimosa, los pobladores aún vivían en condiciones muy precarias y las cosechas eran magras. En aquel paramo solo recortado por precarias construcciones y los contornos del río,  Berwyn complementaba las horas de clases a los niños de la aldea con su pasión por la escritura y el periodismo.

Por aquellos días en lo que apareció “Y Brut” una tragedia conmovía a la colonia y cambiaría para siempre la vida de Berwyn. El barco “Denby” que los colonos habían adquirido, desaparece con media docena de tripulantes a bordo en un viaje a Carmen de Patagones para buscar mercancías y la suerte de la tripulación se desconoce para siempre.

Uno de los desaparecidos es Pennant Dimol, un entusiasta joven de la colonia, que había llegado en el primer contingente y se había casado dos años antes con Elizabeth Pritchard. A los pocos meses la joven viuda, con apenas 23 años, contraería nuevamente matrimonio y esta vez sería con Richard Jones Berwyn.

La ceremonia se celebró el día de Navidad de 1.868  en Rawson y la unión estuvo a cargo del pastar Abraham Matthews.

Berwyn fue un ferviente impulsor de la enseñanza desde sus primeros días en la colonia y si bien no fue el primer maestro, se desempeñó en esa función hasta 1.871. Por aquellos años las clases eran al aire libre, en una parte de las bardas donde la topografía y los arbustos daban reparo, y las piedras calizas y retazos de cuero de guanaco servían para dibujar las letras.

Aquellas condiciones influyeron de manera necesaria para que pero diez años después de haber publicado el primer número de Y Brut, Berwyn junto a Thomas Pugh lograran confeccionar el primer libro impreso de la colonia, un manual de texto llamado “Gwerslyfr i ddysgu darllen Cymraeg” (un lector galés).

Fue el primer libro en galés que se imprimió en Sudamérica y pocos años después, en 1.881 se imprimió una edición revisada y ampliada.
Su pasión por las letras y sus dotes para relatar los hechos ocurridos en la colonia, le permitieron ocupar distintos cargos, muchos de ellos oficiales. Fue desde administrador de correos de la colonia bajo el gobierno argentino a secretario privado del primer gobernador. También se debe a su trabajo la recolección de datos sobre matrimonios, nacimientos y defunciones en los primeros años de la Colonia del Chubut y el registro de movimientos de buques en Madryn y Rawson.

En unos días más, el 25 de diciembre, se cumplirán 100 años de la muerte de Richard Jones Berwyn, un hombre que con su pluma y sus palabras sostuvo aquella idea que había nacido un siglo antes entre los nacionalistas galeses de emigrar hacia una tierra en la que pudieran profesar su culto y mantener sus costumbres.#


tag Historias Mínimas
Relacionadas

Empleados públicos

Historias Mínimas.


Historias Mínimas / Textos

Por Luis Jones, especial para Jornada.


Historias Mínimas/ Fuligni, il inventore

Siendo un niño, creativo y lleno de porqués, decidió ponerle motor a su “transatlántico”. Utilizó un viejo reloj despertador escondido en el ropero, lo desarmó por completo hasta extraer algunas piezas que funcionaban. Fabricó una “hélice” con chapas y clavos que ensambló a un pedazo de madera que “viajaba” solo, con autonomía plena en un pozón cercano a su casa.


Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D