PLAY

PAÍS & MUNDO

Aunque divididos, los socialdemócratas aprobaron acordar con Merkel


Tras un congreso partidario muy tenso y dividido, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) aprobó hoy por mayoría iniciar conversaciones formales con la canciller Angela Merkel para formar una coalición que habilite un cuarto mandato de la líder y rompa un impasse poselectoral que ya lleva casi cuatro meses.
21/01/2018 14:52


Fiel reflejo de una jornada caliente de cruces, acusaciones y advertencias, la votación terminó desnudando la división interna de la socialdemocracia: 362 delegados apoyaron negociar con Merkel, mientras que 279 rechazaron esa opción. Sólo un representante se abstuvo. 

La primera en celebrar la noticia fue la propia Merkel. 

"Nos queda mucho trabajo por delante", aseguró la canciller en una breve comparecencia en la sede de su partido en Berlín y agregó: "Para nosotros es importante en estas negociaciones que Alemania tenga un gobierno estable que pueda afrontar las preguntas de futuro y buscarles solución"

Entre los principales objetivos que enumeró para su cuarto mandato destacó la economía, la digitalización, la justicia social y la seguridad.


Un congreso que comenzó dividido

El congreso extraordinario de la socialdemocracia comenzó dividido y de inmediato se instaló la tensión, principalmente, entre el líder y ex candidato a canciller, Martin Schulz, y su defensa a formar gobierno con Merkel, y las juventudes del partido, más conocidas como los Jusos, quieren reclamaron diferenciarse de la política neoliberal de los conservadores de una vez y por todas. 

"Es mucho lo que hemos conseguido", afirmó Schulz recordando las otras dos coaliciones que el partido formó con Merkel y destacó que en el preacuerdo que firmó con la canciller se incluyen algunas de sus promesas de campaña en salud y trabajo. 

El líder socialdemócrata incluso llegó a afirmar que ser parte del cuarto gobierno de Merkel podría ayudar a "poner fin al neoliberalismo en la Unión Europea" y en varias ocasiones aseguró que los socios del bloque regional está observando de cerca lo que pasa en ese congreso en la ciudad de Bonn. 

Tras quedar segundo en las elecciones y obtener uno de los peores resultados en la historia reciente de la socialdemocracia alemana, Schulz se había comprometido a reconstruir el perfil de centroizquierda del partido desde la oposición. 


Una de las opciones de Angela era pactar con la ultraderecha

Entonces, a Merkel le quedaron dos opciones: aliarse con la extrema derecha -lo que ella desacartó inclusive antes de las elecciones- o intentar formar una coalición inédita y muy heterogénea con sus ex aliados liberales y los Verdes, una izquierda ecologista. 

La canciller intentó la segunda opción, pero las negociaciones fracasaron. Pese a la parálisis, Merkel reiteró que no gobernaría en minoría en el Parlamento, lo que sólo dejaba la opción de llamar nuevamente a elecciones y las encuestas no eran optimistas para la socialdemocracia. 

Por eso, en ese momento, el presidente, el socialdemócrata, Frank-Walter Steinmeier, llamó a Schulz y a sus correligionarios a repensar su promesa opositora e intentar formar una nueva coalición con los conservadores de Merkel. 

Schulz finalmente aceptó, pero una parte ruidosa del partido se niega a volver a ocupar el lugar de segundos en un gobierno de claro corte liberal y conservador. 

"Da igual lo que pase hoy aquí y cuál sea su decisión: esto no es el fin de la historia ni el fin del Partido Socialdemócrata (SPD)", aseguró el líder de los Jusos, Kevin Kühnert, reconociendo que son minoría. 

Los Jusos son alrededor de 70.000 militantes, un número pequeño entre los casi medio millón de afiliados socialdemócratas. Sin embargo, el discurso de Kühnert fue uno de los más aplaudidos y no solamente entre los suyos. 

Kühnert alertó sobre el peligro de que el partido se convierta nuevamente en el "vocero" del gobierno de Merkel, un análisis que muchos especialistas hicieron después del histórico fracaso político de hace cuatro meses. 

Mientras algunos sectores del SPD simpatizan con los planteos de los Jusos, el temor es que en unas nuevas elecciones, el partido salga aún peor parado. 

Si no formamos una coalición, "no podemos forzar a Merkel a gobernar en minoría", advirtió en su discurso la líder socialdemócrata del Land de Renania Palatinado, Malu Dreyer.

Tras estos cruces y horas de tensión, los delegados del partido finalmente decidieron iniciar las negociaciones formales para formar una coalición con Merkel. 

El primer encuentro oficial entre las cúpulas conservadoras y los líderes de la socialdemocracia podría realizarse esta misma semana y Merkel aspira a poder tener un acuerdo cerrado para el 12 de febrero, antes de Carnaval. Aún si esta fecha no se cumple, las negociaciones deberían terminar ese mes. 

La última palabra la tendrán en unas semanas los 440.000 afiliados del partido cuando tengan que ratificar o rechazar el acuerdo final de gobierno que sellen Schulz y la alianza conservadora de Merkel. 

Si la mayoría de los militantes socialdemócratas acuerdan la creación de una nueva gran coalición para dirigir el país, Alemania finalmente terminará su impasse poselectoral a finales de marzo próximo, medio año después de los comicios. 


1.522

Alemania Merkel Partido Socialista Unión Europea
Relacionadas

Doblete de Alario para la victoria del Bayern Leverkusen

El delantero ex River anotó hoy tantos en la goleada Bayer Leverkusen, su equipo, ante Hoffenheim por 4-1 como visitante, en un encuentro correspondiente a la 19na. fecha de la Bundesliga de Alemania.


Europa crea una comisión para analizar el tema glifosato

La Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy la constitución de una comisión especial, que tratará sobre los procesos de autorización de plaguicidas como el glifosato en la Unión Europea.


Comienza a operar el grupo europeo contra noticias falsas

El grupo de expertos de gigantes tecnológicos, periodistas, organizaciones sociales y académicos creado por la Comisión Europea (CE) para combatir las noticias falsas en medios digitales y convencionales comenzó hoy su trabajo en Bruselas.


Los socialdemócratas alemanes le ponen condiciones a Merkel

Los socialdemócratas (SPD) alemanes advirtieron hoy que sólo aceptarán formar una coalición de gobierno con la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel si los conservadores aceptan alguna de las reformas que proponen, entre ellas a la Unión Europea.


Europa desconfía de las elecciones en Rusia

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, afirmó hoy que el veto al líder de la oposición rusa, Alexey Navalny, en las elecciones presidenciales de marzo de 2018, arroja "serias dudas" sobre la celebración de unos comicios "democráticos" en ese país.

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D