POLICIALES

Hallaron un arsenal por el robo a un estudio jurídico de Comodoro


Una pistola, un fusil, una carabina, una escopeta, miras telescópicas y cajas de municiones de distintos calibres. Además encontraron motores vibradores nuevos valuados en 25 mil pesos cada uno.
28/07/2018 02:00

2.998

Hubo tres allanamientos por el robo a un estudio jurídico de Comodoro Rivadavia donde secuestraron cuatro armas de fuego de grueso calibre. En el hecho de robo donde autores ignorados irrumpieron en un estudio de la calle Rawson al 900 de donde sustrajeron computadoras y 25 mil pesos.
 Como resultado de las diligencias se procedió al secuestro de 4 armas de fuego: una pistola 9 milímetros,   un fusil 7.62, una carabina calibre .22 con mira telescópica y una escopeta calibre 12/70 con culata rebatible y con su numeración limada. Fueron encontrados visores y varias miras telescópicas. Entre lo secuestrado figura una enorme cantidad de cajas de municiones y cartucherías.

Motores nuevos

A todo esto, en uno de los domicilios requisados, fueron encontrados dos motores vibradores nuevos  en su correspondiente caja, pertenecientes a la empresa CPC, valuados en 25.000 pesos cada uno, según fuentes policiales.
Descubrieron una gran cantidad de aparejos y otras herramientas nuevas que serían propiedad de dicha empresa. Las diligencias fueron solicitadas por el fiscal general don Julio Argentino Puentes ante la jueza penal de Comodoro Rivadavia, doctora Raquel Tassello.
La Policía tiene identificado al presunto autor del robo al estudio jurídico. Uno de los domicilios allanados donde fueron encontrados varios de los elementos descriptos, pertenece a un amigo del sospechoso, donde se congregan varias personas con antecedentes, confirmó una fuente.  
En ese lugar, de hecho fue detenido el principal sindicado, quien se encontraría comprometido por presencia de huellas digitales en la escena del crimen.
Intervino la Brigada de Investigaciones con integrantes de la División Policía Científica y personal de Comisaría.  #


arsenal Comodoro robo