PLAY

PROVINCIA

Grave ataque del Gobierno de Chubut al Grupo Jornada por investigaciones


El subsecretario de Medios y Comunicación Pública de Chubut, Juan Carlos Martín, firmó anoche un comunicado oficial por orden del gobernador Buzzi, que significa un gravísimo ataque a la libertad de expresión. Acusan a Jornada por haber publicado una investigación sobre “Kiko” y “Kako”.
07/09/2012 02:02

En un hecho casi sin precedentes en la Provincia del Chubut, el gobernador Martín Buzzi ordenó anoche emitir un comunicado oficial en el que se acusa al Grupo Jornada y a su propietario, Jorge Aidar Bestene, de presionar a funcionarios y asesores del Gobierno provincial.
La reacción, a todas luces un violento ataque a la libertad de expresión, se da en el medio de una serie de investigaciones publicadas por los medios que integran el Grupo Jornada, que divulgaron la existencia de pagos poco claros a dos consultores de la Ciudad de Buenos Aires, Rafael “Kako” Prieto y Ariel “Kiko” Godoy, dueños de la firma Qualitative, que este año ya le facturaron casi $ 350 mil al Estado provincial por sus servicios.
El encargado de llevar adelante la grave reacción del Gobierno, fue el subsecretario de Medios y Comunicación Pública, Juan Carlos Martín, quien firmó un comunicado oficial que se titula: “Se terminó el apriete de Aidar Bestene”.
Martín dice que “la agresión que desde hace semanas tienen los medios propiedad de Jorge Aidar Bestene contra funcionarios y asesores del Gobierno responde al hecho de que el gobernador Buzzi no está dispuesto a aceptar su intento de extorsión”. Y agrega: “Nos agreden porque le pusimos un punto final a la fiesta que el empresario se hizo con los recursos del Estado durante la gestión de Das Neves. Sólo en el último año de esa gestión le cobró al Estado 9 millones de pesos. Y esto, por decisión de Buzzi, se acabó”.
Sin desmentir ni una línea de los datos que se publicaron en las investigaciones de este diario, el subsecretario de Medios continuó su ataque diciendo que “la gente debe estar informada sobre las verdaderas razones que explican las agresiones de los medios del Grupo Jornada sobre el Gobierno. El motivo es simple: el gobernador Buzzi no está dispuesto a convalidar la dilapidación de recursos del Estado y mucho menos aún a aceptar cualquier apriete o la extorsión”, añadió, sin aportar ningún dato al respecto.
En su edición del lunes, Jornada publicó la historia de Prieto y Godoy, más conocidos como “Kiko” y “Kako”, en donde se daban detalles de la enorme influencia política que ambos tenían sobre las decisiones que tomaba el gobernador Buzzi.
Dos días después, Jornada divulgó que hubo 25 pagos por un total de casi $ 350 mil a la consultora Qualitative (propiedad de Prieto), con el agravante de que se habían hecho con el CUIT de una empresa (Odatech) pero a nombre de otra empresa inexistente (La Pluma Creativa), lo que podría configurar una irregularidad.
La investigación de Jornada no cayó en saco roto: generó dos pedidos de informes de la Legislatura provincial, por los pagos a “Kiko” y “Kako”, del PJ Modelo Chubut, y la distribución de publicidad oficial, por parte del bloque de la Unión Cïvica Radical.
Precisamente, a partir de esta decisión de los diputados de pedir informes al respecto, la brutal respuesta del Gobierno provincial firmada por Martín también involucra un legislador: “Está claro que el diputado Jerónimo García defiende los intereses de una empresa y no la libertad de prensa. Yo me pregunto por qué nunca se preocupó ni dijo absolutamente nada sobre las millonarias sumas de dinero que recibió Aidar Bestene durante la gestión de Das Neves”, acusó el funcionario al legislador provincial.
La actitud del Gobierno de Chubut de responder a una investigación periodística con un ataque sin argumentos, es de una gravedad extrema.

EDITORIAL
Un impensado ataque a la libertad de expresión


El comunicado oficial que anoche distribuyó el Gobierno provincial contra el Grupo Jornada como una gacetilla de prensa común y corriente, es uno de los más graves ataques a la libertad de prensa que se hayan vivido en la provincia del Chubut.
Por el sólo hecho de haber divulgado una investigación sobre dos personajes que rondan el despacho del gobernador y que le facturan suculentos honorarios de manera poco transparente, la máxima autoridad institucional de Chubut decidió como única medida hacer decir a su secretario de Medios que están siendo “apretados”.
El gobernador y cada uno de los habitantes de esta provincia deben saber que no hubo ninguna desmentida tan siquiera de una línea de lo publicado por Jornada esta semana, y que la virulenta reacción se parece mucho a un ataque sin argumentos a un medio que a lo largo de 58 años de existencia, con sus más y sus menos, ha sabido ganarse la confianza de sus lectores.
Más allá de que el comunicado del Gobierno contiene una serie de agravios, descalificaciones y hasta errores maliciosos, como por ejemplo el volumen de publicidad facturada por los medios del Grupo Jornada en estos años, información que será aclarada de manera correspondiente y en los ámbitos que haga falta, es muy grave que un Gobierno constitucional ataque de manera tan violenta a un grupo de medios que siempre se ha esforzado por respetar las reglas de juego de la convivencia democrática.
El Grupo Jornada le da empleo a más de 250 familias alrededor de toda la Provincia del Chubut y en la última década ha realizado millonarias inversiones para potenciar sus empresas, vinculadas a la gráfica, la radio, la televisión y los medios digitales.
Más allá de que todos los gobiernos –éste, los que han pasado y los que vendrán- siempre buscan chivos expiatorios en la prensa para explicar sus debilidades políticas y, sobre todo, sus conductas poco transparentes, es la primera vez en muchos años que en Chubut se avanza en un ataque tan violento contra la prensa por publicar información que no le gusta al poder de turno.
El subsecretario Martín concluye su particular comunicado oficial diciendo que “el gobernador Buzzi tiene un profundo respeto por la libertad de prensa.” No parece.


3.451



Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D