*

lunes, 24 de noviembre de 2014
INICIO / DEPORTES / 14/09/2012 02:00 a.m.

Matthysse habló con Jornada antes de volver a Trelew

El nuevo Campeón Mundial de Chubut.
Por Pedro Méndez

Trelew es una ciudad extraña. Cuando suena en la voz de alguien en otro sitio que no sea Chubut, suena como a marca de algo. Y si hay algo por lo que se puede considerar a Trelew como una marca registrada es en el boxeo. Trelew figura en la historia y en la actualidad del mapa del boxeo occidental. Es sorprendente que en este pueblo de algo así como 120.000 habitantes se generen tal cantidad de buenos a brillantes deportistas de distintas disciplinas. Y más sorprende que haya tantos buenos y brillantes boxeadores.
En la corta historia de este pueblo perdido en el desierto patagónico de miles de kilómetros de matitas de entre 6 y 30 centímetros de alto, a 1.800 kilómetros de la principal metrópolis nacional, a 43º 14´ de latitud sur y 65º 19´ de longitud oeste. Que se ubica a una altura de 11 metros sobre el nivel del mar, con una superficie total de 249 km2 de radio y 16 km2 urbanizados, el nombre de Trelew vuelve a figurar, una vez más, en el libro gordo del boxeo mundial. El último que firmó la página gloriosa de ese libro para la posteridad se llama Lucas Martín Matthysse, que mañana estará llegando a su ciudad.
El flamante nuevo campeón mundial de Chubut de los Superligeros (Welter Junior) fue, vio y conquistó. Fue el sábado 8 de se septiembre en Estados Unidos cuando Lucas Martín Matthysse dio vuelta la página y empezó a escribir una nueva historia para el boxeo argentino.
Ajose Olusegun fue el duro escollo al que venció en el décimo asalto con duro KOT por que así debía ser ya que el escenario era el Hard Rock Hotel de Las Vegas, Estados Unidos, la meca del boxeo occidental. Jornada dialogó con Lucas Matthysse.
- Felicitaciones por lo vivido y por lo que has hecho vivir a  los aficionados al boxeo de Trelew.
- Muchas gracias. La verdad es que estoy recontento por cómo se dio todo y por que todo lo que buscábamos se dio. No fue sorpresa por que me entrené mucho para esto, así que siento satisfacción de haber logrado lo que empecé a buscar hace siete años.
Fueron siete años largos. Yo creo que hace rato necesitaba la oportunidad. Se hizo esperar pero por suerte llegó ahora que estoy bien maduro y con mucha experiencia. Eso explica que haya ganado en Las Vegas y por KOT.
- Y ante un rival nada fácil ya que muchos campeones le esquivaron a una pelea con Ajose Olusegun.
- Sí. Era una pelea muy difícil porque el nigeriano era el primero en el ránking del mundo. Yo sabía que no iba ser nada fácil. Sabía que iba a ser una pelea larga porque se mueve muy bien arriba del ring. Y como decis, lo habían esquivado varios campeones porque tiene un buen boxeo. Pero cuando me ofrecieron la pelea me tenía mucha fe, así que decidí correr el riesgo y acepté.
- A máximo riesgo, máxima es la satisfacción. ¿No es así?.
-Así es. Yo estoy muy contento con el resultado, pero más que nada por lo que fue la pelea. Esta pelea me mostró dónde estamos parados y saber hasta dónde podemos llegar. Anoche la estuve mirando y fue una pelea bastante movida, muy buena técnicamente. Yo creo que peleé bien.
- ¿Quiénes estuvieron con vos en el rincón y si tuvieron mucho que ver en el logro?
- El equipo con el que estoy trabajando es muy bueno. Estaban (Luis Dionisio) “Cuty” Barrera; el doctor Eduardo Leguizamón, el  “Colo” (Darío) Fernández y el preparador físico, Gerardo Pereyra. Yo escuchaba lo que me decían en el rincón de cómo íbamos en la pelea, lo que estábamos haciendo, así que sí, fue un trabajo en conjunto.
Con el Cuty estoy desde que me vine a Junín, igual que con el doctor. Fernández está hace un año y el preparador físico hace 8 meses. Gerardo Pereyra es un excelente profesor. Él es un ex rugbier y, la verdad, está un poco loco por las cosas que me hace hacer. Todos los días me cambia la rutina y la verdad que el resultado del trabajo es que es muy bueno. Se notó en la pelea con Soto y en esta con el nigeriano.
- La última vez que hablamos venías en baja por darle el pase a la pelea con Erik Morales. ¿Esta chance la tomaste como una revancha?. ¿El tren pasando dos veces?.
-  Sí. Eso pasó hace un año, justamente en septiembre se iba a hacer esa pelea y me enfermé. Bueno, me dolió mucho bajarme de la pelea pero yo sólo por la plata no iba. Yo quería ser campeón, así que cuando se dan estas oportunidades hay que elegir bien qué hacer. Yo no quería ir por la plata nada más y pasar un papelón. Me bajé de esa pelea por mi salud y tuvimos que esperar un año más. Pero en este tiempo crecí mucho, hice buenas peleas. Me costó bastante volver a  tener la chance, pero como dicen, lo que cuesta ganar vale más.
- Entonces también me dijiste que te ibas a dedicar al boxeo tres o cuatro años más, seas o no campeón ¿Esto cambió algo esa declaración?
- Mirá el 27 (de septiembre) voy  a  cumplir 30 años y desde los 11 años que estoy en el gimnasio. No estoy cansado ni nada, solo que quiero pelear hasta los 32  o 33 años. Ahora que gané la corona quiero pelear para hacer una diferencia económica y para mí, ya estaría.
- ¿Ganar el campeonato del Mundo se compara con algo?.
- No. No se compara con nada. Es algo único. Yo siempre que subo al ring  subo con la camiseta puesta. Y ganar esta pelea, ante este rival, en Las Vegas, EE.UU. fue algo muy lindo y muy distinto a cualquier cosa que haya vivido antes.
- Podemos decir que la historia de la familia Matthysse ahora está completa.
-  Era todo lo que ellos y yo queríamos. Siempre lo quisimos con Walter pero no se dio. Yo siempre pensé en ellos y en cómo querían esto, tanto como yo, así que esto es de ellos también. Para mí es la mayor felicidad, poder darle el título del mundo a mi familia.
-  Ahora vas a disfrutar un poco de lo que viene con esto ¿no es así?.
- Sí. Cuando llegué a Junín la gente me vino a recibir mucha gente, una caravana de 300 personas, anduvimos por las calles pasamos por la Municipalidad y me nombraron deportista destacado de la ciudad de Junín. La verdad es que fue muy lindo. Después me invitaron a los programas de Tv de acá (Junín).
- Este es el mes de los argentinos para hacer historia. Ya peleaste vos, ahora le toca a Sergio Martínez y después al Chino Maidana.
- Sí, está bueno eso. Tres argentinos peleando en Las Vegas en el mismo mes creo que nunca ha pasado antes. Es algo histórico de verdad y me pone contento que yo fui uno de esos tres. Ojalá que Maravilla gane porque se lo merece, pero es una pelea difícil. Chavez junior ha crecido mucho, se la ha visto muy bien en las últimas peleas. Por eso habrá que espera a que suban al ring. Ojalá también que gane el Chino Maidana.
- Y vos estarás a la espera
- Sí. Esperaremos lo que pase en la pelea entre García y Morales que se hace en octubre. El ganador unificará conmigo.
- Te esperamos pronto por Trelew
- El sábado estoy por allá. Así que le mando un saludo muy grande a toda la gente de Trelew. A Omar Narváez también, ya que me gustó mucho la actitud de Omar y su gente que colgó en el facebook una foto con una bandera dándome fuerza. Me puso muy contento que ellos desde tan lejos estaban haciendo fuerza por mí. También quiero saludar a mi familia, mi barrio las Mil Viviendas donde yo me crié y a toda la gente de Trelew.#

tag Lucas Matthysse




Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D