POLICIALES

“La policía podría haber evitado lo que ocurrió", le dijo a Jornada el patovica

Javier Colombo estuvo en la redacción del diario y dijo que su nombre fue manchado en forma injusta.

18/10/2012 02:02

“Quiero que se conozca la verdad porque a mí me están ensuciando”, proclamó el patovica Javier Colombo.

4.752


El patovica de la disco “El Molino” de Trelew, Javier Colombo, de 32 años de edad, sindicado como el responsable de lesiones graves en perjuicio del joven Julián Espina, quien resultó malherido el domingo de la semana pasada a raíz de una descomunal golpiza y aún se encuentra en grave estado, afirmó, de visita en nuestra redacción, que a la víctima sólo le pegó un puñetazo en el mentón y que fue otro cliente del establecimiento quien le produjo diversas lesiones al damnificado.

Colombo dijo que “en relación al caso de este chico Julián Espina, yo soy el imputado en la causa, soy miembro de la seguridad del boliche. De todo el tipo de lesiones que tiene Espina me están acusando a mí. Yo quería hacer mi descargo porque en este diario salí con nombre y apellido. He leído declaraciones que son falsas de gente que está diciendo mentiras”.

Expresó que “yo quiero limpiar mi nombre ya que me están ensuciando. Vengo justamente a dar la cara por este caso”.

“Quiero aclarar –pidió- que primero y principal yo en ningún momento lo golpeé a Julián dentro del boliche como se dijo que yo le había dado una brutal golpiza dentro del boliche, lo saqué arrastrando desmayado y lo seguí golpeando afuera. Eso es totalmente falso y está demostrado por las cámaras de seguridad. Para eso nosotros tenemos cámaras de seguridad”.

Afirmó que “los videos hablan por sí solos. Hay otro implicado en la causa que hasta el día de hoy no había sido llamado, la policía lo tiene identificado con nombre y apellido, la Fiscalía en ningún momento lo llamó. No llamaron a los testigos presenciales del hecho que aparecen filmados por las cámaras de seguridad del interior del boliche. No llamaron a nadie, entonces parece como que todo está cayendo sobre mí”.

Manifestó que “Julián Espina tiene múltiples lesiones. Tiene lesiones en el rostro, en los brazos, tiene un vaso roto, tiene un pulmón colapsado. Es obvio que eso no se puede hacer solamente con un golpe de puño en la cara, en el mentón”.

“Quería aclarar –continuó diciendo- que yo en ningún momento tuve una actitud violenta hacia él sino todo lo contrario. Cuando lo sacan afuera mis compañeros de seguridad, que eso también está en las cámaras, él y la gente que estaba en el exterior del boliche empezaron a increparnos que ‘mirá cómo le pegaron’, ‘mirá cómo lo dejaron al pibe’, lo mismo de siempre. Y yo le empecé a pedir encarecidamente a la policía que por favor me despejen la puerta. Hicieron caso omiso, nada. Hay que hacer de cuenta que le hablaba a una pared”.

Advirtió que “yo quería que me despejen la puerta para garantizar la seguridad en el exterior del boliche, que para eso nosotros contamos con personal de policía adicional pago. Nosotros no podemos tener ningún adicional afuera. Nosotros somos seguridad del boliche para adentro. Entonces la policía podría haber evitado tranquilamente todo lo que ocurrió. No es la primera vez que pasa. Con esos efectivos específicamente”.

“Este muchacho Julián empezó a insultar, a increpar, a decirme ‘hijo de puta’, ‘te voy a matar’, ‘vos no sabés con quién te metiste’, ‘vos no sabés quién soy yo’. Primero agresiones verbales a las cuales yo por supuesto hice caso omiso y él estaba con un cuñado de él, creo, que es de apellido Currumil. Y este muchacho le estaba diciendo que a mí no me diga nada, que no se meta conmigo, que yo no le había pegado. Este muchacho se avalanzó dos o tres veces y este chico Currumil en todo momento lo sacaba, le decía que no se meta conmigo, que yo no había sido y este chico Julián estaba empecinado con que yo le había pegado, me seguía insultando, la policía no hacía absolutamente nada para evitar después lo que pasó”.

“En ese momento –añadió- este chico se le escapa al cuñado, al primo, no sé qué es y ahí es cuando él me encara para agredirme físicamente ya. Él y otro muchacho que está en el video también que estaba a un costado, que yo en ese momento no me había percatado, que estaba esperando para golpearme, del cual recibo un golpe en los testículos. No fue Julián sino el otro muchacho”.

Indicó que “ahí es cuando yo reacciono con un golpe en el rostro a Julián. Le pegué un solo golpe a la altura del mentón. Ahí cae pesadamente Julián al piso y en el video se ve algo. Yo quiero que le presten atención a los detalles. Yo más que nadie quiero que Julián se recupere y quiero que se conozca la verdad porque a mí me están ensuciando, me están afectando psicológica y económicamente”.

Consultado sobre quién produjo las heridas que tiene la víctima, Colombo respondió: “Se las produjo otro cliente del boliche en el interior. Contamos con el video de seguridad donde se observa que le aplica seis o siete golpes de puño en el rostro y cuando cae en el piso le aplica un par de patadas”.#