PLAY

ECONOMÍA

El poder de compra de la AUH trepó 60% con el aumento


Este porcentaje se contempla desde el comienzo de su aplicación -a fines de 2009- período en el cual superó a la suba de precios acumulada y permitió a las familias comprar cada vez más cantidad de alimentos de la canasta básica.
15/05/2014 19:10

En 2009, cuando el Congreso votó la iniciativa enviada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la AUH se inició con una asignación de 190 pesos por cada hijo.

En 2010, esa cifra pasó a 220 pesos, con un incremento interanual de 22,2 por ciento; al año siguiente se ubicó en 270 pesos con un aumento de 22,7; y en 2012 fue de 340 pesos y una suba de 25,9.

El año pasado, se fijó en 460 pesos, con una suba de 35,3 por ciento, y ayer se anunció un nuevo aumento a 644 pesos, alcanzando el mayor incremento internanual desde sus inicios: 40 por ciento.

En capacidad adquisitiva, esta asignación aumentó en un 58 por ciento desde su comienzo, en los principales productos que conforman la canasta básica.

Así surge de los precios al consumidor recabados por Télam de anuncios publicados entre 2009 y 2013 en los diarios Clarín y La Nación, y de estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva), del Centro de la Industria Lechera (CIL), del Defensor del Pueblo de Córdoba y del Mercado Central.

Para este año, se tomó también la lista del programa Precios Cuidados.

Así, en cuatro años y medio, la AUH pasó de poder comprar 64 litros de leche a 90; de 9 kilos de asado a 14; de 72 paquetes de azúcar a 107; de 24 docenas de huevo a 40; y de 38 botellas de aceite a 85.

También logró incrementar su poder de compra del pollo, de 19 a 34 kilos; del queso fresco de 10 a 13; del tomate, de 28 a 53; y de la yerba, de 10 a 21 paquetes.

Incluso se revirtió la situación de la harina y el pan, que hasta el año pasado, como consecuencia del abuso en la posición dominante de la industria y de la reticencia de los comerciantes a convalidar valores accesibles al consumidor, se ubicaban como los únicos donde la AUH había perdido poder de compra.

En el pan, la capacidad de la Asignación pasó de 33 a 36 kilos; cuando el año pasado era de 31.

En la harina, todavía no se alcanzaron los 112,5 kilos que se podían adquirir a fines de 2009; pero los 107 kilos que se pueden comprar ahora representan un 14 por ciento menos, y un importante recorte en comparación con la caída del 41 que significaba el año pasado.

Así las cosas, en el global del consumo de los productos de la canasta básica, queda un saldo netamente favorable al beneficiario de la Asignación que pudo año a año incrementar la cantidad de alimentos en la dieta de la familia, con la consecuente mejora en la nutrición de los chicos, principales destinatarios de una de las medidas más inclusivas que haya tenido la sociedad argentina, tomada como ejemplo e imitada en el resto de la región.



894

Asignaciones Familiares AUH

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D