PLAY

POLICIALES

Un exjefe de la Policía de Chubut quiere crear un sindicato dentro de la fuerza


Es el diputado provincial Juan Ale. Se elegirán delegados, podrán discutir salarios pero no realizar protestas violentas.
14/06/2014 02:01

El diputado provincial por el Frente para la Victoria (FpV) y exjefe de la Policía del Chubut, Juan Luis Ale, presentó un proyecto de ley en la Legislatura para autorizar a los integrantes de la Policía en actividad, de cualquier agrupación y escalafón, a elegir representantes entre su personal para que sean los encargados de tratar con el Poder Ejecutivo “las cuestiones inherentes al salario y atención integral del trabajador policial y de peticionar ante las autoridades”.

El proyecto de Ale va en línea con lo anunciado por el Gobierno provincial la semana pasada, durante la presentación del Consejo de Bienestar Policial. Aunque Ale quiere que el sindicato policial y no por decreto para evitar que el tema “quede sujeto al arbitrio o a la cambiante opinión de los eventuales gobernantes de turno.”

Según el proyecto de Ale, quienes fueran electos para ejercer la representación del resto de los policías permanecerán en sus cargos dos años. El diputado hace una aclaración casi obvia: “No podrán presentarse como candidatos ni ejercer la representación del personal policial en los asuntos relativos al salario y a la atención integral de los miembros de la Fuerza, el jefe de Policía, el subjefe, los directores y jefes de Área de la Institución”.

Derechos y obligaciones

Según el proyecto, “el Poder Ejecutivo Provincial estará obligado a convocar a quienes ejerzan la representatividad del personal de la Policía, cada vez que se traten cuestiones relativas a los haberes que perciben los miembros de la Fuerza, y especialmente con el objeto de acordar los incrementos que, bajo cualquier concepto, se otorguen a los integrantes de la misma. También podrán efectuar planteos vinculados con los intereses laborales de sus representados, condiciones de vida y de trabajo”.

Además, los elegidos estarán habilitados para firmar actas, acuerdos, convenios y en general para aceptar, rechazar o sugerir modificaciones a las propuestas que efectúe el Gobierno sobre cuestiones laborales.

Asimismo, los compromisos que asuman y los acuerdos que suscriban los representantes del personal tendrán carácter vinculante para los empleados de la misma y “el Poder Ejecutivo deberá dar cumplimiento a lo convenido entre las partes”, estipula el proyecto de Ale.

Sin embargo, Ale también habla en su proyecto de las obligaciones y los límites que tendrán los sindicalistas policiales: “A diferencia del Consejo del Salario creado por decreto en la Provincia de Santa Cruz, se recuerda en el articulado que deben mantenerse las normas de respeto y disciplina que rigen en el vínculo con las autoridades, sin olvidar los representantes del personal que siguen siendo empleados policiales. El policía no es un trabajador más solamente. Es un funcionario público encargado de hacer cumplir la Ley, y por lo tanto con una forma de vida diferente. No debe confundirse la sociedad en ese sentido; la disciplina, la consideración, el orden, el respeto (lógicamente sin menoscabos ni abusos) deben existir no solo dentro de la Fuerza, sino mucho más aún en la relación con la comunidad y con el poder político, del cual la Policía debe tener muy en claro que está subordinada al mismo. La autorización para discutir y debatir que la Ley pretende, no significa dejar de lado estos preceptos fundamentales que deben regir entre las organizaciones y el comando político. Quien eligió la carrera policial lo sabe”, adujo el legislador.

“No se puede negociar con las armas sobre la mesa”, agrega Ale en la fundamentación de su proyecto. “Negociación sí; franqueza intelectual también; pero métodos violentos no. Y mucho menos por parte de la Policía. De allí este proyecto que otorga facultades en función de los tiempos venideros, pero que también expone claramente cuáles son los límites”, sentenció.

Faltas graves

El proyecto estipula que “se considerará falta gravísima la conducta de cualquier empleado policial que, valiéndose de su superioridad jerárquica, condicione, amenace, induzca o lleve adelante cualquier otra conducta irregular tendiente a imponer alguna candidatura o influir en las decisiones de los sufragantes”.

La idea es que en cada Unidad Regional y la Jefatura de Policía, mediante sistema de voto directo y secreto, se elijan dos representantes sin distinción de jerarquías. Para tal fin se designarán responsables de la fiscalización del comicio.

“Cada integrante de la fuerza estará habilitado para elegir en forma directa a la persona que entiende debe representarlo. No se confeccionarán listas ni boletas impresas con los nombres de los candidatos. El sufragio se materializará a través de la inscripción que efectúe el votante, sobre un papel en blanco, del nombre y jerarquía de aquel integrante de la Institución que elija como representante, el cual será colocado en un sobre que luego de cerrado se introducirá en la urna habilitada para tal fin”, puntualiza el proyecto.

Para ser elegido será condición ineludible acreditar tres años como mínimo en la Policía del Chubut. Estar en servicio activo y no estar afectado por las figuras de disponibilidad simple o disponibilidad preventiva. Las candidaturas deberán ser personales y no se permitirán listas o candidaturas conjuntas. Tampoco se permitirá a los candidatos la pública manifestación de pertenencia partidaria ni gremial ni la realización de campañas de proselitismo.


3.076

Ale Policía de Chubut sindicato

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D