PLAY
#Elio Rossi
Los Macana´s Brothers, Guillermo y Gustavo, están como las chicas Almodóvar, al borde de un ataque de nervios.
Guillermo Barros Schelotto recuperó el habla luego de ganar el partido a Colón el domingo por la noche y planteó las cosas tal cual las está viviendo: en Brasil hay que dejar la vida.
Hay muchos modos de “pasar por encima al rival”. Muchos se sienten extasiados cuando uno de los equipos es tan superior a su rival que, literalmente, no le deja tocar la pelota.
Es comprensible que Angelici esté más preocupado en vender camisetas en Shangai que en Jujuy o cualquier provincia argentina, incluyendo CABA. En Shangai o en Europa, cobra en dólares. Aquí, en pesos. Lo mismo River.
Conocemos el lugar –Sinaloa- por el Cartel de Sinaloa. Allí nació “El Chapo” Guzmán, máxima figura del grupo que ha llegado al mundo capitalista para comercializar uno de los productos más consumidos en los EEUU: la cocaína. El promedio anual de asesinatos en México provocado por y entre los narcotraficantes, es mayor a las 50.000 personas.
Vamos a tomar como ejemplo el caso Meza. Maximiliano Meza, el joven que supo hacer las delicias de los sufridos hinchas de GELP junto a Nacho Fernández (actualmente en River).
Millones de personas han visto (solo en nuestro país) la historia (una historia triste, una historia de m… diría el Negro Fontanarrosa) de Luis Miguel y su padre: ese sujeto que reúne todas las características (compra todos los números, dirían en el rioba), de un parásito.
La Columna de Elio Rossi desde San Petersburgo, especial para Jornada y FM Tiempo.
La Columna de Elio Rossi.
La “nuestra” es una utopía que podríamos encontrar en los buenos viejos tiempos.
Lionel Messi con la voz de su súper-yo, que resulta no ser otro que Mascherano, ha tomado el mando. Algo que desde todas los sectores le vienen reclamando desde hace unos ocho años mínimo, esto es, que asuma el liderazgo, que sea líder, pues acaba de ocurrir.
La alegría personal es un absoluto. Es intransferible y es imposible mensurar desde una subjetividad que no sea la propia. Todo bien con que los hinchas festejen. Y todo bien con que, cuando viene la mala, se sientan desfallecer. Es un tema para terapeutas en todo caso, no para una columna futbolera.
No es que el planchazo haya sido criminal, no. No parece darle el pinét a Lionel como para meter un planchazo criminal. O un codazo como el de Pelé a Mesiano en los lejanísimos Cincuentas. Jóvenes, guglear.
¿Alguien puede pensar que Messi y Sampaoli pueden ser tan extraordinariamente irresponsables como para NO decidir en la reunión de ayer en Barcelona quién será el arquero del equipo en el Mundial?
Todas las veces que el equipo conducido por los Macana's Brothers debió jugar entre semana (es decir, medirse paralelamente en dos competencias), perdió. Ocurrió, si no falla el archivo, en 3 ocasiones. La última vez está sucediendo en estas horas.
Quiero que quede por escrito. Tengo claro –y perdonen la redundancia– que en ocasión de la primera columnata cuando comenzamos este ida y vuelta con los lectores de Jornada, pedí públicamente que Lautaro Martínez, el genial (sí, genial) futbolista de Lacadé, fuera el primer cambio al que eche mano el entrenador cuando comience a desandar el camino al título en Rusia 2018.
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D