PLAY
#Kurdos
Los representantes de la ONU en Siria reclamaron hoy que se acuerde una pausa humanitaria de al menos un mes para asistir a cientos de miles de sirios y para evacuar a los heridos y enfermos, mientras continúan las muertes de civiles por bombardeos en diferentes puntos del país.
La escalada verbal entre Estados Unidos y Turquía volvió a trepar hoy después que Ankara renovara sus criticas a Washington por apoyar a una milicia kurda en el norte de Siria, un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, urgiera al país euroasiático a limitar la ofensiva lanzada el sábado último contra ese grupo.
A días de que comience una nueva ronda de paz auspiciada por la ONU, Turquía y grupos rebeldes sirios aliados lanzaron hoy un ofensiva militar contra un bastión kurdo en el norte de Siria y desataron la furia del presidente Bashir al Assad, quien calificó el ataque como "una brutal agresión" y "un apoyo al terrorismo".
La canciller alemana, Angela Merkel, mantiene hoy una reunión con el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, centrada en la cooperación antiterrorista, militar y la política migratoria, temas en los que en los últimos meses surgieron tensiones entre ambos países.
Las autoridades turcas detuvieron hoy a dos alcaldes dos ciudades del sureste del país, de mayoría kurda, a los que acusó de mantener vínculos con el ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), informó el diario Cumhurriyet.
La policía turca arrestó hoy a un legislador del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la formación de la izquierda prokurda, sobre el que pesaba una orden de detención desde el pasado viernes, cuando los dos máximos líderes de esa formación y 9 legisladores fueron detenidos por presuntos crímenes relacionados con "propaganda terrorista".
El gobierno de Turquía detuvo hoy a los dos copresidentes del principal partido de izquierda pro kurdo del país, Figen Yuksekdag y Selahattin Demirtas, en el marco de una investigación por presuntos vínculos con organizaciones terroristas, que la propia fuerza opositora ya había tildado como un intento de censura y persecución política.
Cinco días después de invadir el norte de Siria, tomar una ciudad en manos del Estado Islámico (EI) y comenzar a combatir a las milicias sirio-kurdas -aliadas hasta ahora de Estados Unidos-, el Ejército turco continuó hoy ingresando tanques, armas y militares, y bombardeando el país vecino, lo que ya dejó un saldo de 60 muertos.
Los kurdos denunciaron que 29 personas fallecieron y más de tres mil abandonaron Yarábulus tras la invasión del Ejército turco cerca de su frontera.
Turquía dio hoy marcha atrás con sus afirmaciones de que un adolescente del grupo Estado Islámico (EI) fue el autor de un letal atentado que dejó 54 muertos, entre ellos 29 chicos, en una ciudad turca cercana a la frontera con Siria, y dijo que no tenía pistas sobre quién estuvo detrás del ataque.
La Comisión de la ONU que investiga los crímenes en Siria aseguró hoy que el grupo extremista Estado Islámico (EI) está cometiendo un genocidio contra la comunidad yazidí e instó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a actuar pronto para intentar juzgar al grupo islamista radical.
Turquía acusó hoy a su aliado Estados Unidos de "hipocresía" luego de que tropas de elite norteamericanas fueran fotografiadas apoyando una gran ofensiva terrestre contra el Estado Islámico (EI) en Siria que está encabezada por milicias kurdas a las que Ankara considera "terroristas".
Seis soldados turcos murieron hoy en un ataque de separatistas kurdos, mientras que la organización internacional Unión Interparlamentaria (UIP) mostró su preocupación por una ley aprobada en Turquía que retira la inmunidad a diputados bajo investigación judicial y que afecta principalmente a legisladores prokurdos.
El gobierno turco ha cometido "crímenes de guerra" durante la lucha contra la guerrilla separatista kurda en el sureste del país, afirmó hoy Selahattin Demirtas, dirigente del partido de la izquierda prokurda, el HDP, tercero del Parlamento.
Tras el atentado con coche bomba en el centro de Ankara que el Gobierno atribuye a la ilegalizada milicia kurda, las fuerzas aéreas turcas volvieron a bombardear hoy posiciones del proscripto Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak causando al menos 45 muertos.
El gobierno turco aseguró hoy tener pruebas de que una milicia kurdo-siria cometió el atentado con coche bomba en el que ayer murieron 28 personas en la capital, Ankara, y prometió tomar represalias que amenazan con complicar aún más el conflicto en la vecina Siria.
En una muestra más de las alianzas cruzadas que convierten a la guerra siria en una de las más complejas de la actualidad, Turquía, un miembro de la OTAN, continuó hoy bombardeando a las milicias kurdas en el norte del país árabe, lo que provocó el repudio de dos enemigos acérrimos: Damasco y Washington.
La organización Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que las operaciones militares que el gobierno turco realiza desde hace más de un mes contra miembros y simpatizantes de la guerrilla separatista kurda en ciudades del sureste del país constituyen un "castigo colectivo que amenaza la vida de 200.000 civiles".
La policía de Turquía detuvo hoy a 18 académicos acusados de "incitación al odio" y de difundir "propaganda terrorista" por denunciar en un manifiesto firmado por más de 1.300 intelectuales "masacres" del Ejército en ciudades kurdas, informaron hoy los medios turcos.
Desde que comenzó la ofensiva militar en el sureste de Turquía, el pasado día 14, murieron al menos 205 supuestos miembros de la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según un recuento que difunde hoy la agencia turca Dogan, basado en fuentes militares.
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D