PLAY
#Kurdos
Las fuerzas kurdas pidieron este viernes al régimen sirio el despliegue de tropas en las regiones del norte bajo su control para hacer frente a la amenaza de ofensiva de Turquía en estas zonas.
Los representantes de la ONU en Siria reclamaron hoy que se acuerde una pausa humanitaria de al menos un mes para asistir a cientos de miles de sirios y para evacuar a los heridos y enfermos, mientras continúan las muertes de civiles por bombardeos en diferentes puntos del país.
La escalada verbal entre Estados Unidos y Turquía volvió a trepar hoy después que Ankara renovara sus criticas a Washington por apoyar a una milicia kurda en el norte de Siria, un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, urgiera al país euroasiático a limitar la ofensiva lanzada el sábado último contra ese grupo.
A días de que comience una nueva ronda de paz auspiciada por la ONU, Turquía y grupos rebeldes sirios aliados lanzaron hoy un ofensiva militar contra un bastión kurdo en el norte de Siria y desataron la furia del presidente Bashir al Assad, quien calificó el ataque como "una brutal agresión" y "un apoyo al terrorismo".
La policía turca arrestó hoy a un legislador del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la formación de la izquierda prokurda, sobre el que pesaba una orden de detención desde el pasado viernes, cuando los dos máximos líderes de esa formación y 9 legisladores fueron detenidos por presuntos crímenes relacionados con "propaganda terrorista".
Cinco días después de invadir el norte de Siria, tomar una ciudad en manos del Estado Islámico (EI) y comenzar a combatir a las milicias sirio-kurdas -aliadas hasta ahora de Estados Unidos-, el Ejército turco continuó hoy ingresando tanques, armas y militares, y bombardeando el país vecino, lo que ya dejó un saldo de 60 muertos.
Los kurdos denunciaron que 29 personas fallecieron y más de tres mil abandonaron Yarábulus tras la invasión del Ejército turco cerca de su frontera.
La organización Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que las operaciones militares que el gobierno turco realiza desde hace más de un mes contra miembros y simpatizantes de la guerrilla separatista kurda en ciudades del sureste del país constituyen un "castigo colectivo que amenaza la vida de 200.000 civiles".
El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, no excluyó hoy la eventual formación de un futuro gobierno de coalición integrado por el oficialista y conservador partido Justicia y Libertad (AKP) con el prokurdo y de izquierda Democrático del Pueblo (HDP), inusual posibilidad que insinuó luego de reunirse con los dirigentes de la formación opositora.
Los combatientes kurdos (peshmerga) iraquíes están listos para unirse a los combates contra el yihadista Estado Islámico (EI), a pocas horas de haber arribado a la fronteriza ciudad de Kobani, punto central de la lucha contra los extremistas, según fuentes peshmerga.
Fue en rechazo a la pasividad que la Unión Europea mantiene frente al avance del Estado Islámico en Irak y Siria, luego de que ayer el grupo extremista sunnita penetrara en el enclave sirio kurdo de Kobani.
Las posiciones del Estado Islámico cerca Kobani fueron nuevamente bombardeadas por los aviones de la coalición internacional, mientras que en sus alrededores siguen los intensos enfrentamientos entre las milicias kurdas y los yihadistas.
El presidente de la zona autónoma kurda, en el norte iraquí, Massud Barzani, había hecho ayer un reclamo de armas para combatir contra la milicia islamista.

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D