#Suspensiones
La empresa General Motors decidió extender por una semana más la parálisis de la planta de producción que opera en la localidad santafesina de General Alvear, por lo que unos 2.500 operarios continuarán suspendidos.
Con ventas en baja, el mercado automotriz continúa con esquemas de suspensiones de personal y paradas de planta. Es el caso de la empresa Volkswagen que durante mayo suspenderá a los empleados de su planta de la localidad de Pacheco, en la provincia de Buenos Aires.
El rubro textil está muy complicado: desde finales de 2015 cerraron una 300 empresas y se concretaron 8.000 despidos. "Además, hemos tenido 2.000 suspendidos", indicó Hugo Benítez, secretario General de la Asociación Obrera Textil.
La fábrica de camiones Iveco confirmó la suspensión de 900 operarios en la histórica planta de la localidad cordobesa de Ferreyra, que funcionará solo diez días en marzo.
La multinacional italiana se suma a la lista de otras empresas cuya producción viene muy afectada por la crisis. Hay miles de empleados en el sector con suspensiones por el exceso de stock ante la caída de las ventas.
La automotriz de capitales franceses Renault Argentina suspendió hoy a sus 1.500 operarios y paralizó la planta de producción que tiene en Córdoba hasta el viernes inclusive por el derrumbe de ventas.
Cerca de dos mil empleados de la filial local de la automotriz Peugeot fueron suspendidos por dos meses, a raíz de la caída en las ventas de esa compañía, se informó hoy.
La empresa petrolera Tecpetrol, del Grupo Techint, anunció que bajará equipos de producción y suspenderá a 300 trabajadores por el recorte de subsidios a la producción de gas decidido por el Gobierno de Mauricio Macri.
Las automotrices Fiat Chrysler Automobiles, Renault y General Motors pisarán el freno productivo por la caída de la demanda y la acumulación de stocks, y suspenderán 5.500 operarios.
Afecta casi a la totalidad de los trabajadores, quienes saldrán suspendidos en turnos rotativos cada 15 días. La empresa pagará el 70% de los sueldos y se complementará con subsidios provinciales y municipales. Para abril del año próximo terminaría el concurso de acreedores que atraviesa la firma.
Las empresas Renault e Iveco decidieron poner en marcha hoy cronogramas de suspensiones de trabajadores para este mes ante la caída de ventas de automóviles y camiones a los concesionarios del mercado interno.
Preocupante panorama laboral a lo largo y a lo ancho del territorio argentino. Este miércoles sorprendió el caso de la empresa Alpargatas, en la provincia de Corrientes.
El Sindicato de Obreros de la Industria Textil denunció hoy que la empresa Alpargatas resolvió suspender por una semana a más de 1.300 operarios de su planta en Tucumán debido a una "acumulación de stock", que derivó en la decisión de paralizar la producción.
Hasta el 22 de agosto, los 28 trabajadores de Cerámicas de la Patagonia estarán cobrando el 75% de su sueldo, desde sus casas. La tarifa de gas podía irse a $ 500 mil y piden que le compren ladrillos. Piedra Púrpura, en la Costa, está en quiebra y le paga a los despedidos con material de trabajo.
Días atrás se firmó una nueva prórroga de la suspensión de 106 trabajadores de la empresa textil hasta el próximo 6 de agosto. Pese a la llegada de los subsidios, el problema es estructural. Hay preocupación por las medidas nacionales y aseguran que continuar así “se hace insostenible en el tiempo”.
Una de las firmas suspendió a todo su personal por 15 días ante el freno de las obras. Es porque decayó la obra pública. Pero también por el alto costo que pagan por los servicios de gas y luz. Es más barato comprar ladrillos en Río Negro.
En asamblea, los 103 trabajadores aceptaron la propuesta de parte de la empresa. Desde comienzos de 2017 se mantiene este mecanismo. “Estamos en la cornisa”, aseguran.
Su titular, Osvaldo Cornide, se reunió con la cúpula de la CGT y aseguró que "comparte la mayoría" de los reclamos que le llevará al Gobierno nacional en la marcha del martes 7 de marzo.
La Asociación Obrera Textil (AOT) denunció que estas cifras responden al cierre de casi una decena de fábricas, debido a la acumulación de stocks y la apertura de las importaciones.
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indicó que las cantidades importadas de bienes de consumo crecieron 17% en 2016, más un 22,5% en enero pasado, lo que afecta a Pymes industriales que están impedidas de competir a causa del tipo de cambio atrasado, altos costos internos y contrabando desde países vecinos.