PAÍS & MUNDO

Dos muertos tras el ataque a tiros en el Parlamento de Canadá


Dos tiroteos sacudieron la capital canadiense dentro y cerca del Parlamento, y la policía informó que un soldado que protegía un monumento y un presunto atacante, cuyas motivaciones se desconocen, murieron en los incidentes, un día después que el país elevara su nivel de alerta por temor al islamismo radical.
22/10/2014 19:31

892

Un testigo contó a la agencia de noticias local Canadian Press que vio cómo un hombre vestido de negro y con la cara tapada disparó dos veces contra uno de los dos soldados que estaban frente al monumento, corrió hacia el Parlamento y entró al edificio, en donde se escucharon decenas de disparos.

Horas después, la cúpula policial canadiense dio una conferencia de prensa que, sin embargo, dejó más dudas que certezas.

Frente a los medios, jefes y voceros policiales informaron que hubo tiroteos a la mañana frente a un monumento dedicado a soldados caídos en la Primera Guerra Mundial llamado National War Memorial y, muy cerca de allí, dentro del Parlamento nacional.

También explicó que el soldado agredido falleció en el hospital por las heridas de bala y que un sospechoso también murió.

Los jefes policiales, no obstante, no identificaron al sospechoso muerto ni explicaron si fue el mismo hombre que mató al soldado, cuya identidad no fue revelada. Tampoco dieron detalles sobre cómo murió el presunto atacante ni quisieron especular sobre sus motivaciones, al tiempo que se negaron a informar si actuó solo o si hubo otras personas involucradas que lograron escapar.

"Es demasiado temprano para confirmar muchos detalles, pero...creo que nos tomó por sorpresa", reconoció Gilles Michaud, el vice comisionado de la Real Policía Montada Canadiense, en la conferencia de prensa, transmitida por la cadena de noticias CNN.

A su lado, el alcalde de Ottawa, Jim Watson, prometió toda su solidaridad y ayuda para "los heridos que dejó este ataque". El Hospital de Ottawa informó que dos personas fueron internadas con heridas, además del soldado que finalmente falleció.

El diario canadiense The Golbe and Mail dijo que el soldado se llamaba Nathan Cirillo, mientras que la cadena de noticias estadounidense CBS identificó al presunto agresor como Michael Zehaf-Bibeau, de 32 años y nacionalidad canadiense. Ambos medios citaron como fuentes a funcionarios.

Según publicó el diario canadiense Ottawa Citizen, uno de los dos heridos es un guardia de seguridad.

En el momento que comenzaron los disparos dentro del Parlamento, el primer ministro de Canadá, el conservador Stephen Harper, se encontraba dentro del edificio, participando de la reunión semanal que mantienen las bancadas del oficialismo y la oposición.

"El primer ministro estaba hablando y entonces se escuchó un gran estruendo, seguido por el sonido de disparos. Todos nos dispersamos. Era claramente justo del otro lado de nuestra puerta", contó más tarde a la prensa el presidente del Tesoro canadiense y veterano líder conservador, Tony Clement.

Desde la oficina del premier, un vocero informó que Harper salió rápidamente del edificio del Parlamento, sin problemas.

Poco después de escucharse los disparos dentro del Parlamento, una masivo despliegue de policías y autos blindados cercó el edificio. Los agentes bloquearon el aérea y pidieron a los habitantes no viajar al centro de la capital. Ya entrada la tarde, la sede del Poder Legislativo seguía cerrada, aunque la mayoría de los legisladores, sus asesores y el resto del personal ya había sido evacuada en medio de estrictas medidas de seguridad.

El ataque contra el corazón de Ottawa ocurrió un día después que el gobierno canadiense elevara de baja a media el nivel de amenaza "terrorista" por un "aumento en los intercambios en general de organizaciones islamistas radicales" en las redes sociales, según había explicado el vocero del Ministerio de Seguridad Pública, Jean-Christophe de Le Rue.

Canadá se sumó en los últimos meses a la ofensiva internacional encabezada por Estados Unidos para "degradar y destruir" a la milicia islamista radical Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.

A principios de septiembre pasado, Harper envió 100 asesores militares a Irak para ayudar al Ejército local y, un mes más tarde, el premier prometió nueve aviones, seis de ellos de combate, para sumarse a finales de este mes a la campaña de ataques aéreos que desde agosto pasado intenta destruir al EI en el oeste y el norte de ese país.

Pese a que Canadá es un aliado asiduo de Estados Unidos en sus ofensivas militares en el exterior, esta asociación no provocó importantes tensiones internas en el pasado.

El lunes último, un hombre que hacía un año se había convertido al Islam y que era vigilado por la policía canadiense atropelló a dos soldados, mató a uno de ellos, y se escapó. Después de una persecución, falleció por disparos de la policía.

El director de la Policía Montada, Bob Paulson, aseguró que aún no tienen elementos para calificar el incidente como un atentado, pero informó que el conductor, Martin Couture-Rouleau, era una de las 90 personas que las autoridades controlan en el país y a uno de los que el gobierno le había retirado el pasaporte porque sospechaba que podía viajar al extranjero con "propósitos terroristas".

En la conferencia de prensa de hoy, la cúpula policial canadiense se negó a informar si el sospecho muerto pertenecía a esa lista de 90 presuntos islamistas o, al menos, si era ciudadano canadiense.


Canadá Parlamento Tiradores