PROVINCIA

"Buena parte del pueblo no tiene una vida digna", advirtió el arzobispo Mario Poli


Fue este jueves 25 de mayo, durante el Te Deum. Si bien valoró las estadísticas oficiales, el arzobispo porteño subrayó que "los porcentajes invisibilizan el dolor de las familias" y pidió el compromiso generalizado de la sociedad: "Nadie puede sentirse excluido de hacer algo por el prójimo".
25/05/2017 11:35

975

A las 10 de la mañana, el presidente Mauricio Macri llegó a la Catedral metropolitana para participar, junto a su esposa Juliana Awada y los ministros de su Gabinete, del tradicional Te Deum.

Tras colocar la ofrenda floral donde yacen los restos del General San Martín, escuchó la homilía del Arzobispo de Buenos Aires Mario Poli. Poli brindó un mensaje centrado en la pobreza en el tedeum por el 25 de Mayo, en el que aseguró que "buena parte del pueblo" no tiene "una vida digna" y subrayó que "la inequidad genera violencia".

En su homilía, el cardenal recordó esta mañana en la Catedral metropolitana que "no puede haber realidad social que no pueda ser redimida, cambiada para bien", y pidió "dejarnos interpelar por la realidad humana que vivimos", reconociendo que muchos puedan pensar que "no hay motivo para una fiesta patria cuando buena parte del pueblo no está invitado", porque "carece" de las condiciones "para una vida digna".

En su mensaje, con foco en la pobreza, Poli consideró que "la inequidad genera violencia", algo que, según planteó, "dolorosamente hemos aprendido en nuestra historia".

Si bien valoró las estadísticas oficiales, el arzobispo porteño subrayó que "los porcentajes invisibilizan el dolor de las familias" y pidió el compromiso generalizado de la sociedad: "Nadie puede sentirse excluido de hacer algo por el prójimo".

Ante el presidente Mauricio Macri, integrantes de su Gabinete y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, entre otros, Poli pidió que la Virgen ayude "a gobernantes y pueblos a ser fuertes en la diversidad, superando la confrontación, buscando un consenso creativo para el progreso de nuestra Nación".

Tras la descompensación

El presidente Mauricio Macri había confirmado esta mañana que asistirá al Te Deum en la Catedral metropolitana tras la descompensación que sufrió ayer por efecto de la altura en la ciudad de Quito durante la asunción del presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

"Voy a estar en el Te Deum. Voy a poder darles un mensaje de entusiasmo en el Día de la Patria, un día tan importante para todos, acerca del futuro. Lo haremos después en el locro", señaló Macri, en referencia al almuerzo que encabezará al mediodía en el Museo del Bicentenario, del que participarán integrantes de organizaciones sociales y comunitarias.

"Estoy bien. Fue una descompensación con la altura, el cansancio acumulado del viaje no recuperado por Asia, fue un momento feo pero no fue nada grave", contó Macri en declaraciones a la señal TN.

El mandatario atribuyó a "la falta de oxígeno y la altura" su indisposición. "Me bajó la presión, tuve que hacer reposo hasta emprender la vuelta. Me chequearon acá cuando llegamos a las 3 de la mañana y me dijeron que estaba bien", completó.

Macri sufrió ayer una "leve descompensación" por efecto de la altura en la ciudad de Quito durante la asunción del presidente ecuatoriano Lenín Moreno, por lo que los médicos le recomendaron unas horas de descanso en el hotel donde se alojaba, dijeron a Télam ayer fuentes de la Casa Rosada.

A raíz del desajuste en su salud, Macri fue invitado a trasladarse a una sala contigua al lugar en el sufrió la leve descompensación, en la que un médico local y su médico personal le dieron de beber té de coca y le indicaron que comiese frutas, agregó la fuente oficial.

Está previsto que momentos antes de partir hacia la Catedral, el presidente comparta un desayuno de chocolate caliente con sus ministros y otros funcionarios nacionales en el Salón de los Bustos.

Más tarde, desde su cuenta de Twitter saludó a los argentinos en el Día de la Patria.
 


25 de Mayo Aniversarios Iglesia Católica Mario Poli