PAÍS & MUNDO

El gobierno de Colombia y ELN acordaron alto el fuego


El Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN acordaron un alto el fuego y de hostilidades desde el 1 de octubre de este año hasta el 12 de enero de 2018, que puede ser prorrogable, anunció hoy el presidente Juan Manuel Santos.
04/09/2017 11:15

792

 

El anuncio fue lanzado en primer término por el presidente Juan Manuel Santos y formalizado después en una conferencia de prensa, en Quito, donde las representaciones de las partes que conversan hace meses dieron a conocer un comunicado conjunto.

"Hoy, 4 de septiembre, exactamente cinco años después de que anunciamos el acuerdo marco con las FARC que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el ELN", dijo Santos.

Destacó que Francisco “llega entonces en un momento único” de la historia colombiana, “cuando volteamos la página de un conflicto absurdo y encaramos con ilusión el futuro".

El presidente adelantó que el acuerdo empezará a regir el 1 de octubre y tendrá una vigencia de 102 días, hasta el 12 de enero, aunque "se irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos".

El texto divulgado luego establece además un mecanismo de verificación junto con las Naciones Unidas y la Iglesia católica, "que funcionará con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente". 

El jefe del equipo negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, dijo que aunque no se trata del esperado alto el fuego y de hostilidades definitivo, paso previo a la firma de un acuerdo de paz, el anuncio es “un hecho de marcada significación histórica". 

Restrepo destacó que se trata del primer acuerdo de tregua bilateral con el ELN, que surgió en 1964, casi al mismo tiempo que las FARC, y puso de relieve que el acuerdo no solo habla del silencio de los fusiles, sino de “un concepto más amplio, el de cese de hostilidades, que compromete al ELN a suspender los secuestros, los ataques contra la infraestructura del país y el reclutamiento forzado”. 

"Este es un hecho de marcada significación histórica: es el primer acuerdo de esta naturaleza que firma el gobierno nacional con esta guerrilla en más de 50 años, y que constituye el primer paso para ir avanzando a una paz definitiva con el ELN", afirmó Restrepo.

El gobierno, por su parte, se compromete a fortalecer la protección de líderes sociales, a mejorar las condiciones de los miembros del ELN encarcelados y a agilizar la aplicación de una ley que impide judicializar varios tipos de protesta social.

Las negociaciones con el ELN empezaron en febrero de este año en Quito con Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela como países garantes, a quienes las partes agradecieron hoy ante la prensa.

Santos reseñó que el lema de la visita de Francisco a Colombia es "Demos el primer paso" y dijo que el alto el fuego temporal con el ELN va en ese sentido, en busca del final del conflicto armado que afectó a Colombia desde hace cinco décadas. 

También el ELN saludó la visita de Francisco en el editorial de su órgano informativo "Voces", en el que señaló que el Papa "brega por la paz de Colombia con tanto afán como lo hace por la paz en cada rincón del planeta". 

La organización, la segunda armada del país hasta la conversión de las FARC en una fuerza política legal, aseguró que el silenciamiento de las armas se podrá renovar "en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos" de las conversaciones.

Las charlas entre el Ejecutivo y el ELN se iniciaron en febrero en las afueras de la capital ecuatoriana, y siguieron en la sede de la Cancillería ecuatoriana, en un proceso que estuvo plagado de altibajos.

Ahora, las delegaciones afirman que la razón principal para darse el cese del fuego es el de "mejorar la situación humanitaria de la población", y que "han decidido ampliar el ciclo de conversaciones para precisar los aspectos técnicos del cese del fuego".

"Para el cumplimiento de este Acuerdo se establecerá un mecanismo integrado por el Gobierno Nacional, el Ejército de Liberación Nacional, la ONU y la Iglesia católica, que funcionará con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente", dispone el entendimiento.

El jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, señaló que el acuerdo “va dirigido a un alivio para la población que más sufre el conflicto", y consideró que “el hecho de que estemos presentando un cese del fuego es muestra de que sí podemos cambiar”, aunque admitió que para la organización cumplir lo pactado es “un reto”.

"Que estos acuerdos ayuden a construir una América latina y Caribe como región de paz, este es nuestro aporte al continente", escribió luego Beltrán, en su cuenta de Twitter. Y agregó: “que el espíritu por rebajar la intensidad del conflicto empiece hoy mismo; no esperemos al 1 de octubre".

El acuerdo fue saludado desde la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Con dos mensajes también en Twitter. El máximo líder del flamante partido que conserva la sigla de la antigua organización guerrillera, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, puso: “Celebramos anuncio de cese al fuego entre ELN y @EquipoPazGob. Una gran notícia para Colombia. ¡Que la victoria siga siendo la paz!”

E Ivan Márquez, jefe del equipo negociador que discutió 4 años en La Habana, escribió: “Un aplauso general a ELN y Gobierno por acuerdo #cesebilateral de fuegos logrado en Quito. Que nadie dude de la voluntad de paz”.

En tanto, para la anfitriona de las gestiones, la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, el anuncio del Gobierno y la guerrilla constituye un "gran paso para la región". "El diálogo como mecanismo de paz. Celebramos anuncio de #CeseAlFuegoBilateral entre @ELN_Paz y @EquipoPazGob. ¡Un gran paso para la región!", escribió Espinosa.


Colombia ELN JM Santos