PROVINCIA

Avruj en Esquel: “No hay ningún indicio contra Gendarmería”


Claudio Avruj dijo que hay varias hipótesis pero no pruebas de que la fuerza se haya llevado a Santiago Maldonado. Se reunió con el juez Otranto y pidió que los testigos se presenten a declarar. Aseguró que de parte de Nación “no hay ningún encubrimiento ni especulación posible”.
07/09/2017 02:00

1.444

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, se reunió en Esquel con el juez federal Guido Otranto, en el marco de la causa que investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado. El encuentro fue en el Juzgado Federal y duró una hora. Participó el secretario de Seguridad de la Nación, Santiago Otamendi.

El funcionario nacional dijo que “tuvimos un pedido concreto de los familiares de Maldonado al ministro de Justicia, Germán Garavano. Pusimos a disposición todos los recursos de la Secretaría de Derechos Humanos para colaborar con la querella y apoyar la investigación”.

La semana pasada se comunicó con el juez y acordaron el encuentro tras el levantamiento del secreto de sumario.

Avruj afirmó que “son varias las hipótesis en las que la Justicia trabaja, entre las que está la de Gendarmería, que caló muy fuerte en la opinión pública. Pero no hay ningún indicio cierto que involucre a la Gendarmería, aunque es un tema en el que se debe seguir avanzando”.

Si bien admitió que viajaron a la zona 35 días después, aseveró que hubo contacto permanente del Gobierno Nacional. “Pero –recalcó- en lo que nos corresponde a nosotros, por el pedido de la familia la respuesta fue inmediata”. Sin embargo, no se acordó una reunión con la familia de Maldonado, más allá de que días atrás a través del director de Violencia Institucional de la Secretaría, Matías Garrido, hubo una reunión. Ahora los familiares se disculparon pero no lo recibieron.

La idea es colaborar para tener la mayor cantidad de testigos para aportar. Según Avruj, Otranto destacó el ofrecimiento del Programa Verdad y Justicia, de protección y acompañamiento a los testigos.

El secretario de DD.HH. sostuvo que “a todas luces el caso Maldonado es difícil por cómo está instalado en la sociedad. Pero quien tiene que determinar las dificultades de la investigación son el juez y la fiscal federal Silvina Ávila. No es un tema simple”.

Preguntado sobre otras hipótesis, el funcionario nacional dijo que las tiene el juez y que él no especularía. “Puedo ofrecer el Programa Verdad y Justicia, para que todos los testigos puedan dar su testimonio”.

La que involucra a Gendarmería es una hipótesi, pero “no se puede determinar que sea la real y que haya pruebas contundentes”.

Avruj prefirió no opinar de los dichos de Matías Santana, quien testimonió que Maldonado el 1º de agosto fue golpeado por tres gendarmes y trasladado en una camioneta de Gendarmería rumbo a Esquel: “No puedo opinar de un testimonio dado ante un juez”. El secretario igual pidió que aquellos que vieron algo se acerquen a testimoniar.

Explicó que el secretario Otamendi arribó a Esquel con el mismo propósito de ofrecer todos los recursos del Ministerio de Seguridad de la Nación.

“El gobierno es auxiliar de la Justicia y está a disposición, porque hay un interés supremo de encontrar a Maldonado y saber qué pasó; en esto no hay ninguna especulación, ni encubrimiento posible”, señaló Avruj.

El titular del área de Derechos Humanos Nacional, aseguró que “cuando se descubra la verdad, si hay responsables tendrán que responder ante la ley, y en esto el presidente es muy claro”. Viajó a la Cordillera Daniel Barberis, de la Dirección de Violencia Institucional, quien investiga a los 3 escuadrones de Gendarmería: 36 Esquel, 35 El Bolsón, y 37 José de San Martín.

Avruj descartó toda acusación ya que “no hay ningún encubrimiento ni posibilidad de que el presidente Macri y todos los funcionarios, estemos encubriendo un hecho tan doloroso”.

Consideró que no existe indicio para apartar de la causa a Gendarmería.

Y comentó que el juez Otranto le transmitió que no hay orden para efectuar un nuevo rastrillaje en el Pu Lof.


Avruj Derechos Humanos esquel Gendarmería Santiago Maldonado