Vandalismo, robo y agresiones a los serenos de una sede vecinal en Trelew

Una serie de hechos vandálicos ha afectado el obrador de la futura sede vecinal de barrio Guayra e incluso un grupo de delincuentes atacó a uno de los serenos y se llevó herramientas del lugar.

15 DIC 2017 - 21:45

Isabel Villarroel, presidente de la Junta Vecinal de ese barrio, dijo en el programa “Tiempos Modernos” que se emite por FM Tiempo Trelew (91.5) que “esto comenzó hace 4 días atrás, cuando se dio la primera agresión al sereno que estaba en ese momento. Lo encerraron en la casilla y robaron una hormigonera, una carretilla, baldes y otras herramientas para la construcción”.
El sereno que se desempeña en el obrador también sufrió el robo del teléfono celular y luego los malhechores utilizaron ese mismo teléfono, según contó la dirigente vecinal.
La mujer aseguró a la emisora que al tomar conocimiento del hecho llamó al número de emergencias policial 101 “y no atendían, y al otro día hice la denuncia personal en la Comisaría”.  
Ataques

A la noche siguiente “y con el otro sereno, empezaron a tirar piedras contra la casilla, nos tuvieron toda la noche de un lado para otro”.
“Por supuesto el otro sereno también se quería ir porque corre riesgo la vida de ellos y hacen un daño que no beneficia a nadie”, dijo Isabel Villarroel.
En este mismo sentido la mujer recordó que desde la Junta Vecinal “hemos luchado muchos años, es el sueño de todos los vecinos tener la sede vecinal, pero se ve opacado por este vandalismo”.
No obstante, “el miércoles prendieron fuego, deben estar buscando que uno se canse y se vaya, pero no lo van a lograr”, sostuvo la mujer.
En cuanto a la asistencia policial, relató que primero se intentó la comunicación vía telefónica.
“Primero no funcionó, no contestaban; cuando contestaron dijeron que no tenían móviles para cubrir la zona, hasta que llamé a alguien que conozco, ellos llamaron para que pueda venir un patrullero y eso empezó a las 4.30 y el patrullero apareció a las 6, te pueden matar tranquilos si quieren”, graficó.
Yuyos

“No puedo poner en telade juicio quién hizo bien su trabajo o no”, dijo la dirigente sobre el accionar policial, pero consideró que la respuesta no fue rápida.
También explicó que el lugar donde se construye la sede “está rodeada de yuyos, esa gente se mete ahí y cuando pasa el patrullero no los ven, y cuando se va vuelven a atacar. Y así toda la  noche, yo esta semana estuve tres noches sin dormir”.#

 

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
15 DIC 2017 - 21:45

Isabel Villarroel, presidente de la Junta Vecinal de ese barrio, dijo en el programa “Tiempos Modernos” que se emite por FM Tiempo Trelew (91.5) que “esto comenzó hace 4 días atrás, cuando se dio la primera agresión al sereno que estaba en ese momento. Lo encerraron en la casilla y robaron una hormigonera, una carretilla, baldes y otras herramientas para la construcción”.
El sereno que se desempeña en el obrador también sufrió el robo del teléfono celular y luego los malhechores utilizaron ese mismo teléfono, según contó la dirigente vecinal.
La mujer aseguró a la emisora que al tomar conocimiento del hecho llamó al número de emergencias policial 101 “y no atendían, y al otro día hice la denuncia personal en la Comisaría”.  
Ataques

A la noche siguiente “y con el otro sereno, empezaron a tirar piedras contra la casilla, nos tuvieron toda la noche de un lado para otro”.
“Por supuesto el otro sereno también se quería ir porque corre riesgo la vida de ellos y hacen un daño que no beneficia a nadie”, dijo Isabel Villarroel.
En este mismo sentido la mujer recordó que desde la Junta Vecinal “hemos luchado muchos años, es el sueño de todos los vecinos tener la sede vecinal, pero se ve opacado por este vandalismo”.
No obstante, “el miércoles prendieron fuego, deben estar buscando que uno se canse y se vaya, pero no lo van a lograr”, sostuvo la mujer.
En cuanto a la asistencia policial, relató que primero se intentó la comunicación vía telefónica.
“Primero no funcionó, no contestaban; cuando contestaron dijeron que no tenían móviles para cubrir la zona, hasta que llamé a alguien que conozco, ellos llamaron para que pueda venir un patrullero y eso empezó a las 4.30 y el patrullero apareció a las 6, te pueden matar tranquilos si quieren”, graficó.
Yuyos

“No puedo poner en telade juicio quién hizo bien su trabajo o no”, dijo la dirigente sobre el accionar policial, pero consideró que la respuesta no fue rápida.
También explicó que el lugar donde se construye la sede “está rodeada de yuyos, esa gente se mete ahí y cuando pasa el patrullero no los ven, y cuando se va vuelven a atacar. Y así toda la  noche, yo esta semana estuve tres noches sin dormir”.#

 


NOTICIAS RELACIONADAS