PAÍS & MUNDO

Un petrolero en llamas amenaza con una catástrofe ambiental


Continúa ardiendo el petrolero iraní Sanchi tres días después de chocar contra un carguero hongkonés en el Mar Oriental de China, mientras sigue la búsqueda de 31 desaparecidos tras lograr rescatar el cuerpo de una persona, y se trata de controlar un vertido de hidrocarburo al mar.
09/01/2018 21:09

3.231

Trece 13 barcos de rescate están operando en la zona bajo condiciones meteorológicas complicadas por la lluvia persistente y a los fuertes vientos que están ocasionando olas de hasta cuatro metros de altura, para buscar a los desaparecidos en una superficie de unas 900 millas náuticas cuadradas, informó en un comunicado el Ministerio de Transportes chino, citado por EFE.

El buque continúa ardiendo tres días después del accidente que ocurrió el sábado, a 160 millas (295 kilómetros) al este del estuario del río Yangtsé, enmarcado por la ciudad china de Shanghai, y las provincias de Jiangsu, al sur, y Zhejiang, al norte.

Inicialmente había 32 tripulantes desaparecidos, treinta iraníes y dos bengalíes, pero el organismo explicó hoy que ayer por la mañana fue rescatado el cuerpo sin vida de una persona por lo que presumiblemente los desaparecidos son 31.

El Ministerio indicó que sucedió un vertido de petróleo al mar, pero no especificó la extensión del área contaminada.

Por su parte, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores Lu Kang aseguró que se están "intentando limpiar los residuos".

Organizaciones de defensa del medioambiente como Greenpeace están preocupadas por el suceso que podría convertirse en una gran catástrofe marítima.

El petrolero Sanchi, propiedad de una compañía marítima de Irán, tenía 274 metros de largo y transportaba 136.000 toneladas de petróleo refinado desde Irán a Corea del Sur.

El carguero, de una compañía con sede en la provincia de Zhejiang, medía 225 metros y llevaba 64.000 toneladas de cereal desde Estados Unidos hasta la provincia de Cantón, al sur de China.


catástrofe ambiental China Petrolero