PROVINCIA

Tras los rumores, Oca tuvo que salir a desmentir el posible ‘default’ de Chubut


El ministro de Economía salió al cruce de las versiones que causaron un fuerte impacto en los precios de los bonos. Aseguró que la Provincia quiere refinanciar su deuda pero que nunca evaluaron dejar de pagar.
27/01/2018 02:00

2.133

El jueves por la tarde los mercados internacionales se revolucionaron luego de que desde Chubut se mencionara la posibilidad de una “reestructuración” de la deuda. El mensaje fue entendido rápidamente en el mundo financiero como una posibilidad de cesación de pagos y los bonos se derrumbaron.
Casi como una bola de nieve, las palabras del gobernador Mariano Arcioni resonaron en el escenario nacional y traspasaron para llegar al mundo, donde están los acreedores esperando cobrar cada dólar.
En medio del complejo escenario, el Gobierno Provincial rápidamente tuvo que salir a enviar un comunicado a los mercados buscando llevar algo de tranquilidad. Se habló de refinanciación en lugar de reestructuración. Y de la posibilidad de una nueva emisión con el objetivo de mejorar el perfil financiero.
Consultado por los medios en Comodoro Rivadavia, Arcioni empleó la palabra que desató la psicosis: “Estamos pidiendo una restructuración de deuda y no más endeudamiento”. A lo que agregó: “Yo no quiero endeudar más a la Provincia, sí quiero renegociar”.
Hoy el total de deuda que tiene la provincia asciende a los 26 mil millones de pesos. Con vencimientos en los próximos 10 años, pero también con compromisos a afrontar en el corto plazo.
Y claro está que las palabras utilizadas por Arcioni, anticipando a los mercados los movimientos de la provincia, no eran parte de una estrategia, sino en realidad una equivocación. A punto tal que ayer mismo la provincia canceló Letras por 500 millones de pesos.
En enero también se pagaron U$S 13.750.000 por el Bodic 1, con U$S 1.100.000 de intereses. Mientras que en diciembre se cumplió con amortización del Bodic 2: U$S 5.556.250 de capital, más U$S 875.100 de intereses.
Ello demuestra que no era la intención de la provincia dejar de pagar, ni mucho menos. Pero las señales también deben ser claras, para no generar incertidumbre.
En un comunicado emitido ayer en horas de la mañana, desde el Ministerio de Economía de la Provincia se aclaró que “no hay posibilidad de que la Provincia declare un default”, al precisar informaciones sobre una eventual refinanciación de alguno de sus pasivos.
“Respecto de las declaraciones atribuidas al señor gobernador de la Provincia del Chubut (Mariano Arcioni), el Ministerio de Economía y Crédito Público de la Provincia aclara que en ningún momento la Provincia declaró el default o dificultades para pagar su deuda pública”, señaló la cartera provincial en un comunicado.
El Ministerio explicó que “la utilización del término reestructuración por una eventual refinanciación de alguno de sus pasivos tendientes a lograr mayor plazo o mejorar condiciones quizás llevó a confusión de lo que se quiso explicar”.
La cartera que conduce el ministro Pablo Oca remarcó que “no hay posibilidad alguna de que la Provincia declare un default”, y precisó que “la deuda provincial está representada principalmente por títulos públicos, los que se encuentran suficientemente garantizados por recursos derivados de las Regalías Hidrocarburíferas”.
En particular, el Ministerio de Economía y Crédito Público aclaró que “todos los títulos públicos están garantizados con fideicomisos donde ingresan los fondos correspondientes a la Provincia asegurándose el cobro de los servicios de amortización e intereses a los tenedores e ingresando el remanente a la Provincia”.
Indicó que “todos ellos cuentan con garantías muy por encima de los servicios de amortización e intereses, lo que resguarda a los inversores suficientemente por variaciones negativas tanto en el tipo de cambio como en el nivel de producción de hidrocarburos o en el precio internacional de los mismos”.
Señaló además que “si bien se están analizando algunas propuestas de refinanciación mediante la ampliación de plazos de algunas deudas, ello se encuentra en etapas preliminares no pudiendo darse precisiones de tasa o plazo”.
En razón de ello, lamentó “la confusión que se ha creado en los medios y círculos técnicos pero el Ministerio de Economía y Crédito Público quiere dejar perfectamente claro que no existe riesgo alguno de declaración de default”.
También aseguró que “Chubut ha venido cancelando todos sus compromisos en tiempo y forma incluso reduciendo en los últimos meses su Programa de Letras en circulación de los 188 millones de dólares en emisión a mediados de 2017 a los actuales 115 millones”.
En su parte final, el comunicando señala que “no hay nada que suponga una modificación negativa en las condiciones de su deuda, sino todo lo contrario, atento que los recursos que hoy garantizan la misma muestran perspectivas superiores a las observadas en el último año”.

Enojos

Algunos empresarios de Chubut también tomaron con sorpresa el rebote que generó el “manejo comunicacional” del pago de la deuda. “Primero anuncian que no se le va a pagar a los proveedores y ahora salen a decir esto, que es totalmente inoportuno”.
“Esto en vez de acercarnos a los mercados, nos aleja completamente, no se entiende que esto se haya anunciado de esta manera. Si su objetivo era ese, tendrían que haberlo hecho de forma callada, para luego anunciar la jugada. Fue muy ingenuo lo que se hizo”.

Panorama

Lo cierto es que las mejores condiciones para el sector petrolero a partir de la remontada en los precios del crudo desde fines del año pasado y su impacto en las regalías para 2018 avizoraba un panorama mucho mejor para Chubut en su intento por renegociar los plazos o la tasa. Pero lo cierto es que todo aquello que tenía a favor, en sólo horas se le volvió en contra, solo por una expresión equivocada en el momento equivocado.
Toda esta situación incluso habría causado mucho disgusto en la Casa Rosada. Desde el Gobierno Nacional habían tendido puentes con la Provincia para un esquema de asistencias financieras e incluso con la posibilidad obtener un año de gracia para la devolución de lo que se fue prestando desde agosto del año pasado. Aunque con condiciones que la Provincia se comprometió a aplicar al pie de la letra.
El Gobierno Nacional recurrió casi como estrategia en estos dos años a financiar el déficit con un fuerte endeudamiento. Y que  en los mercados se comience a hablar de provincias argentinas que no pueden cumplir generó un ruido innecesario que atenta contra los planes del poder central.#


acreedores Chubut refinanciar tranqulidad

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D