PAÍS & MUNDO

Para la ONU la crisis que sufren los Rohingyas es un genocidio


La relatora de la ONU sobre los derechos humanos en Myanmar, Yanghee Lee, denunció hoy que las matanzas de los rohingyas y otras minorías que está llevando a cabo el Ejército de ese país tienen "el sello distintivo de un genocidio".
01/02/2018 09:44

1.107


"Insisto en lo que ya dije el pasado octubre: todo esto lleva el sello distintivo de un genocidio. Pero un genocidio debe ser demostrado por una corte fiable y eso llevará tiempo", apuntó Lee respecto de las matanzas perpetradas en poblados de la etnia rohingya documentados principalmente en el estado de Rakhine.

En Seúl, Corea del Sur, la funcionaria ofreció hoy una declaración de fin de misión tras haberse reunido con representantes de grupos de diferentes minorías de Myanmar exiliados en Tailandia y en los campos de refugiados en Bangladesh, consignó la agencia de noticias EFE.

Más de 700.000 rohingyas, una etnia musulmana, han huido desde Myanmar, un país budista, a Bangladesh desde agosto pasado por la respuesta del Ejército al ataque armado de un grupo insurgente, en lo que la ONU ha calificado de "limpieza étnica de manual".

Lee lamentó la "continua erosión del espacio democrático" en Myanmar y que el "el gobierno de la Liga Nacional por la Democracia esté usando prácticas de la época de la junta militar", al tiempo que consideró que la comunidad internacional debe incrementar la presión sobre aquellos que cometen estas atrocidades".

El asunto "más grave y recurrente" que Lee destacó de su visita a Tailandia y Bangladesh fue el de "los ataques del Ejército "contra las minorías".

Lee también subrayó el hecho de que los miembros de estas etnias sean refugiados -pese a que Myanmar no los reconozca como tales- que quieren regresar a sus hogares "y que llevan años en campamentos en los que no se les garantice el respeto a sus derechos más básicos".

También destacó la demanda que hacen los representantes de las minorías exiliadas para ser reconocidos como ciudadanos de Myanmar.
En ese sentido, explicó que estos grupos "no piden benevolencia, sino igualdad" al gobierno".


Myanmar ONU Rohingyas