PROVINCIA

El intendente Ongarato hizo retirar a operarios forestales con la policía


Forman parte de los planes de poda y raleo y actualmente se encuentran sin trabajo. Tras el altercado, que habría incluido un cruce de palabras, fueron echados. Después acordaron una audiencia para encontrar alguna solución.
06/02/2018 02:00

4.108

Operarios de la poda y raleo de bosques comunales de Esquel, que se encuentran desocupados tras haber expirado su contrato a fin del año pasado, ayer fueron a la Municipalidad para intentar una vez más hablar con el intendente Sergio Ongarato.
Según contaron los trabajadores a Jornada a través de su vocero Jorge Manquillán, estaban hablando con el secretario privado del jefe comunal, Daniel Martínez, y salió Ongarato de su oficina y los echó. Hubo un altercado con cruce de palabras, y apareció la policía para despejar el lugar, al tiempo que interrogó y tomó datos personales del mencionado representante del grupo.

Reto

“El secretario nos atendió nada más para retarnos un poco, y después el intendente nos echó afuera. Llamaron a la policía y me tomaron declaración”, expuso el vocero y sugirió que “seguramente vamos a quedar como que vinimos al municipio a pelear. “Pero –subrayó- hace dos meses que nos tienen a mentiras, y en algún momento nosotros también nos vamos a enojar, porque tenemos una necesidad; a varios nos han cortado la luz por falta de pago y no tenemos el pan para nuestros hijos”.
Insistió Marillán con que el mandatario municipal no los quiere recibir, y “hoy (por ayer en horas de la mañana) salió a los gritos, porque estábamos discutiendo con el secretario Daniel Martínez que nos faltó el respeto y nos mintió, y a mí por lo menos nadie me falta el respeto”.

Molesto

Algo molesto, el vocero del grupo de operarios dijo que ayer eran 7 en el municipio pidiendo solución laboral, dijo que “lo que queremos nosotros es pedirle al intendente que llame a autoridades provinciales, y gestione un subsidio o trabajo”. Esto tiene que ver con sus contratos que todos los años los tienen, mediante un programa de poda y raleo, cuyos recursos provienen del gobierno provincial.
Marillán afirmó que “andamos buscando trabajo, no pelea”, y acerca del accionar de la policía, comentó que “nosotros apenas llegaron los efectivos salimos de la oficina donde estábamos, porque eran cuatro o cinco y seguramente iban a pegarnos. Pero nos retiramos pacíficamente”.

Audiencia

Al cabo del altercado, acordaron una audiencia con Sergio Ongarato para mañana. El vocero adelantó que él no asistirá porque el intendente no quiere atenderlo, y le anticipó que hablará con los demás trabajadores por este tema.
Manifestó que “no nos van a dar una solución porque somos pobres. Ningún funcionario va a los barrios; el secretario de Producción y Empleo, Luciano Di Paolo, niega la desocupación, y si salen a recorrer, solo en un barrio van a encontrar 200 o más desocupados”.#


Ongarato operarios forestales policía