PROVINCIA

Comodoro: cañerías viejas y conexiones ilegales, los factores que más afectan la distribución


El gerente de Saneamiento de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, Adolfo Carrizo, remarcó la necesidad de que se tome conciencia respecto al uso responsable del agua en Comodoro Rivadavia.
12/02/2018 02:00

791

Reconoció la dificultad de controlar las conexiones ilegales en los asentamientos y también la necesidad de recomponer ductos en la zona céntrica por tener “más de sesenta años” de uso. Del mismo modo, ponderó el refuerzo de la SCPL en la atención de reclamos de Agua y Cloacas con personal propio y contratado.

Carrizo explicó que tras los efectos del temporal de hace casi un año, se debieron reconstruir conexiones que se vieron impactadas por el temporal. “En algunos lugares, como en el Abel Amaya, hay colectores que no se pudieron reutilizar y hubo que reconstruirlos tras la lluvia. En total hemos repuesto el 95 por ciento de todos los servicios como los teníamos antes del temporal y estamos haciendo mantenimiento de todos los sistemas en cuanto a colectores cloacales y agua”.

Y lamentó la cantidad de conexiones no normalizadas que todavía existen en distintos puntos periféricos de la ciudad. “Los Kms. 17 y 18 pasaron a ser un barrio muy grande y que se ha expandido. La distribución del agua es un gran problema porque se ve afectado Caleta Córdova. Le damos agua dos días, cortamos y le damos al Regimiento y entre ellos toman todos los asentamientos. Tenemos que estar patrullando la zona con policías”, dijo Carrizo, quien reconoce que legalmente no hay herramientas para limitar éstas acciones que perjudican al resto de los usuarios. “Junto a la Municipalidad hicimos operativos pero desconectábamos y a los dos o tres días se volvían a conectar de nuevo. Es algo de nunca acabar”. Del mismo modo, el gerente de Saneamiento reconoció que la SCPL tuvo buena respuesta cuando se propuso normalizar a los vecinos irregulares, inclusive pagando sus propios proyectos y facilitando algún tipo de control en el servicio.

En cuanto a la implementación de los medidores de agua domiciliarios, se avanza en un proyecto que comprendería los barrios Industrial, Pueyrredón y Roca. “La intención es poner medidores con tecnología nueva y que no requiera de personal adicional para poder hacerlo. Son sistemas cuya lectura puede captarse desde un vehículo a través de un sistema informático. Puede funcionar muy bien y va a contribuir para que no se derroche agua. La gente no toma conciencia”, señaló Adolfo Carrizo.

Las pérdidas por roturas representan una de las situaciones más repetidas para el personal de la cooperativa. “Los caños son viejos, tienen en algunos sectores más de sesenta años. Son de hierro fundido y hay que cambiarlos porque han cumplido su vida útil de funcionamiento y se deben volver a hacer redes nuevas. Estamos trabajando en un proyecto integral que abarca desde el 13 de Diciembre hacia la zona central y desde el Chenque hasta Yrigoyen para hacer instalaciones nuevas, con polipropileno utilizando tuneleras para no tener tantas roturas en la vía pública. Eso lleva bastante trabajo y una gran inversión”.

Mal uso del agua

“Debemos concientizar a la gente que derrocha y mal utiliza el agua. Ante un aviso de corte, la gente junta agua en lo que no tiene y después termina no utilizándola. Hemos metido miedo con nuestros avisos de corte. Nos pasó de cortar por 24 horas, con alguna demora en la redistribución por horarios. Queremos evitar que se haga uso indiscriminado. O que se junta agua para después tirarla”.

Finalmente Carrizo sostuvo que se ha mejorado en un 40 por ciento la atención de reclamos mediante el mantenimiento preventivo. “En cloacas hemos encontramos muchos elementos dentro del sistema colector que son tirados “ex profeso” o que no se deben de tirar en un domicilio, eso hace que se produzcan taponamientos y desbordes”, finalizó.


agua potable Comodoro Rivadavia