PROVINCIA

Madryn: “Las puertas se nos cierran una y otra vez”, dicen los excombatientes


Los vecinos de Puerto Madryn colmaron la plaza al pie del monumento que homenajea a los caídos y a los veteranos de la guerra de las Malvinas. A 36 años de la gesta, el intendente Ricardo Sastre presidió la emotiva ceremonia junto al Centro de Veteranos.
03/04/2018 02:00

1.930

Hubo salvas en honor a los caídos y se destacó el trabajo de alumnos y docentes de la Escuela N°703 Politécnica que junto a la Municipalidad reiluminaron el Monumento.

El presidente del Centro, Germán Vásquez, afirmó “aunque pasaron 36 años seguimos esperando muchas promesas incumplidas; la vida de un veterano no fue ni es fácil”. Criticó a la dirigencia política porque “cada 2 de abril escuchamos las promesas pero luego de los actos las puertas se nos cierran una y otra vez”. Sí destacó el apoyo de la dirigencia de Madryn para con la causa.

Vásquez planteó que “vemos como muchos dirigentes cuando asumen juran por Dios y la Patria se lo demanden; a continuación vemos los negociados y las prebendas donde nuestra soberanía es avasallada por intereses extranjeros”.

 

Esquel recordó a los caídos chubutenses


El presidente de los veteranos afirmó que “que nuestra patria se defiende trabajando con honestidad; nuestra soberanía es la pesca, hoy fundida; es el petróleo caído en manos extranjeras; es la tierra hoy vendida y acosada por la mega minería. Por eso señores dirigentes está en ustedes en hacer valer nuestros derechos soberanos. Derecho que siendo muy jóvenes defendimos convencidos que nuestra tierra se defiende con honor. Sepan estar a la altura de las circunstancias”

En su discurso, Sastre refirió: “Todavía se puede respirar aquel gesto de toda una comunidad que nunca les dio la espalda a los héroes. Aquel 19 de junio, el día que Madryn se quedó sin pan sigue vivo en el recuerdo de nuestra gente que lejos de querer ocultar a quienes regresaban de una oscura guerra, los hicieron más visibles que nunca extendiéndoles una mano, dándoles quizá lo único que tenían”.

“Por largos años una oprobiosa campaña hizo que en lugar de las manos, les dieran la espalda. Nadie comprende aún porque durante tantos años esos chicos que se hicieron grandes por pelear hasta el final fueron condenados a un destierro inmerecido, a un condenable olvido”.

Según el jefe comunal, “se dice que el tiempo cura las heridas. Habrá que saber si el tiempo logra pasar para hacer el duelo necesario. Es muy difícil medirlo y entenderlo. Habría que estar en la piel de madres, padres, esposas, hijos que se quedaron sin esos centenares de sonrisas, sin sus abrazos, sin su cotidiano mensaje de vida. El tiempo cura heridas pero no logra cerrarlas del todo”.

“Quiero llegar con mi mensaje a todas las familias de quienes no volvieron. No alcanzará nunca para expresarles cuanto le debemos por saber entender todo lo que no hemos hecho para remediar injusticias”.

Sastre sostuvo: “Ustedes ganaron la gloria, el respeto y el reconocimiento de un país que ahora sabe y se dio cuenta lo que dejaron en ese lugar que queda tan lejos pero que está tan cerca cuando late en nuestros corazones. Hoy flamea en ella una bandera invasora. Pero estamos seguros que ese mismo tiempo que no pasa para ahogar la tristeza hará las cosas bien. Y con una lucha distinta, sin vidas perdidas ni derramamiento de sangre nos devolverá lo que nos pertenece”.

“Sos mi héroe”

En el acto habló Valeria, hija del veterano Roberto “Cachito” Campagna, que en Malvinas formó parte del Regimiento de Infantería 25 de Sarmiento: “Debemos homenajear a los 649 héroes que descansan en el Cementerio de Darwin o en la garganta profunda de las aguas del Atlántico Sud; a sus viudas, madres, padres e hijos que padecen el frio de la ausencia irremediable; a los que lograron sobrevivir a semejantes circunstancias y están entre nosotros, amaneciendo en distintas ciudades, llenos de insomnios y también de sueños por cumplir; a los heridos y mutilados, en cuerpo y alma que aún hoy sufren las nefastas consecuencias de esta guerra; a los que desbordó el espanto y terminaron suicidándose; a las mujeres que han sabido ser sostén de muchos de estos hombres y a los ciudadanos civiles por su comprometida solidaridad en el regreso y hoy acompañando este acto”.

La joven le dijo a su padre: “Querido viejo, a pesar de tu dolor, has sabido remontar cada obstáculo. Me dejaste los mejores valores. Gracias por no aferrarte al frío de Malvinas”.

 


Malvinas Puerto Madryn