PROVINCIA

Revelación: domiciliaria para Musante, que apuntó a Das Neves


El empresario Musante declaró y dio detalles de una reunión con Mario Das Neves y Diego Correa. También recibió el mismo beneficio el periodista Andrés Ninin, de Canal 9.
09/06/2018 02:00

4.348

Patricio Musante se convirtió en el primer empresario detenido en la Causa Revelación que reveló un pedido de retornos directamente del exgobernador Mario Das Neves. Lo dijo en su declaración de ayer ante el juez Sergio Piñeda. Habló durante una hora y contestó preguntas de los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz. Tendrá prisión domiciliaria durante 6 meses.  
Un domingo de abril de 2017, Diego Correa llamó a Musante para comunicarlo con el fallecido mandatario. El empresario de la construcción estaba en Buenos Aires pero acordaron reunirse la mañana del lunes siguiente en Fontana 50. Musante era el titular de Sudelco y la firma atravesaba una crisis económica por el retraso en los pagos del Estado.

“Platita”

Llegó a Casa de Gobierno a las 9 y Correa lo hizo pasar al despacho del mandatario. “Das Neves estaba sentado y cuando entro a su oficina me dijo: ´A Sudelco se le acabó la coronita. Tienen que aportar como todos, así que a partir de ahora la platita me la traés´. Fue una charla corta y cortante, lo noté ofuscado y yo no entendía. Me dijo ´Esto lo vas a manejar con Diego (por Correa)´”.
Musante salió del despacho y Correa lo guió a otra oficina, muy chica y privada. “Me dijo que para las obras que se iniciaban en la gestión tenía que poner el 5%; para las de la gestión anterior era el 3% y si llevábamos efectivo era medio punto menos”.
Dos semanas después Musante recibió a Correa en su oficina y le dio 200 mil pesos en efectivo. “Ahí la cosa empezó a fluir de otra manera y empezamos a cobrar”, relató.
“La situación económica de la empresa era tan frágil y nuestra necesidad era tanta porque sosteníamos mucha cantidad de empleados y cada 15 días se pagan quincenas y son compromisos de hasta 4 millones; también teníamos que pagar nuestras obligaciones impositivas y a los proveedores, quienes en esa situación nos ayudaron con financiamiento que no era gratis”.

WhatsApp

En otra ocasión Correa le pidió por WhatsApp que pasara por su oficina en Gobierno. “Él no estaba pero que le deje a Diego Lüters el sobre con 200 mil pesos”. Igual la situación de Sudelco “se volvía acuciante y cada vez más comprometida”. Sucedió entre abril y la muerte de Das Neves: “Había una exigencia para cobrar y no nos podíamos apartar de este mecanismo. La situación después fue distinta. Cuando falleció Das Neves no hubo más llamados ni más nada”.
Sí hubo otra crisis en diciembre. Les pagaron sólo para cancelar quincena y aguinaldo. “Nos obligaron a dejar de lado todas nuestras obligaciones impositivas porque no teníamos liquidez. El 20 de enero decidimos suspender a todo el personal con la expectativa de tener alguna previsibilidad de cobro para enfrentar este 2018”.
Los proveedores dejaron de financiar a la constructora. “Nos costaba conseguir materiales y bajamos el ritmo de trabajo”. Pasó otro mes sin poder cumplir con el fisco y prepararon un concurso. “Hoy la situación de la empresa es crítica”.
Musante remarcó que “Das Neves me lo dijo claramente: ‘Estas son las condiciones. Hay muchas empresas que quieren trabajar con nosotros’”.
En la sala de audiencias del Superior Tribunal de Justicia estuvieron el procurador general Jorge Miquelarena, y los defensores Emilio Galende y Fabián Gabalachis, interesados en saber cómo esta versión puede afectar la situación de sus clientes.
En su testimonio, el empresario –que por esta causa renunció a la presidencia de la Cámara de la Construcción de Trelew- recordó su paso por la Administración de Vialidad Provincial, entre 2004 y 2011, primeras gestiones de Das Neves. También la compra de Sudelco en 2014, las obras que tomaban con fondos del Gobierno Nacional, la burocracia para poder cobrar, y las presiones de la Unión Obrera de la Construcción y el Gobierno para no despedir obreros y mantener la “famosa paz social”, tal como describió.
La empresa ejecutó un proyecto Procrear en Puerto Madryn. Llegó a tener 500 obreros con salarios al día, pero con deudas millonarias a la AFIP y otros proveedores por el no pago de obras del Banco Hipotecario y Provincia. “Actualmente nos deben de la provincia 100 millones de pesos pero a nuestros empleados no les debemos un peso”, indicó.
-¿Cuál era la consecuencia si no pagaban?, le preguntó su defensor Federico Ruffa.
-La consecuencia de no cubrir la requisitoria era no cobrar, pero en nuestras condiciones no podíamos asumirla. En esa época estábamos en picada. Nos costaba mucho cobrar y nuestro gran elemento de presión era la gran cantidad de empleados que teníamos. Presionábamos con eso porque cuando íbamos a hablar con los ministros les decíamos: “No podemos pagar la quincena”. Nos paraban la obra y un día de atraso con 400 empleados son 400 mil pesos que se pierden. Era una situación de asfixia cada vez peor.
Musante reveló que cuando la firma embolsaba el certificado de obra, “inmediatamente tenía el mensaje de ´Paso por tu empresa´. Así funcionaba. Sólo la primera vez fue distinto porque aunque teníamos necesidad de cobrar, no pasaba nada”.#


Causa Revelación Das Neves domiciliaria Musante retornos