POLICIALES

Caso Candela: un testimonio complica a Jorgelina Domínguez


En la Sala de la Cámara Penal de Trelew continúa desarrollándose el juicio oral y público por el crimen de la menor Candela González. Una menor contó que la imputada la amenazó para conseguir un arma.
26/06/2018 14:05

3.652

El testimonio de una menor comprometió aún más la situación de Jorgelina Dominguez Reyes como imputada del crimen de la menor Candela González, ocurrido hace más de un año en el barrio Luz y Fuerza de Trelew.

Varios testigos han ido pasando por la sala de audiencias durante estos últimos días, y entre los testimonios escuchados pudieron considerarse los dichos de una menor que integraba el grupo que acudió a la plaza aquella tarde, donde una de las participantes era Jorgelina.

En una deposición efectuada mediante anticipo jurisdiccional de prueba, la menor contó que ese día se juntó con quien había acordado la pelea y fueron a casa de la “abuelita narco”, identificando así a la madre de la imputada, juntándose en ese sitio con esta última y Nicolás. Refirió que Jorgelina la llevó al baño y amenazándola con un arma le exigió consiga otra perteneciente a su abuelo.

Fue así que dirigiéndose con Nicolás Almendra consiguió extraer un arma, haciendo el nombrado de nexo para que llegue a Jorgelina. Detalló además que se dirigieron en un coche gris hasta la casa del suegro de quien hoy está acusada, y allí cambiaron de vehículo y en uno blanco fueron a la placita, lugar de la cita estipulada.

Destacó que el grupo estaba compuesto por Jorgelina, Nicolás, ella y dos chicas más, una de las cuales era quien teóricamente iba a protagonizar la pelea con Candela.

Crimen y fuga

En el testimonio remarcó más adelante que bajaron todas menos Nicolás y allí ya estaba Candela con su amiga, y cuando la que se iba a enfrentar se agachó para acomodarse el calzado, Jorgelina extrae el arma y dispara con la víctima de espaldas, que alcanza a darse vuelta y abalanzarse sobre su agresora.

Según refiere en el testimonio, Jorgelina alcanza a darle con el arma en la cabeza y cuando Candela comienza a correr descerraja el disparo que da en el hombro, luego el arma se le traba pero logra efectuar un tercer tiro que da en la cabeza, cayendo desplomada. También indica que la propia Jorgelina le dispara a la amiga de Candela, sin dar en el blanco, para luego alejarse todas del sitio en el auto blanco que manejaba Nicolás Almendra.

  De acuerdo a su relato, volvieron a pasar por la casa donde dejaron el otro automóvil, accediendo nuevamente a éste, y desde aquí pasaron con el auto gris nuevamente por la plaza donde pudo ver como la amiga de Candela lloraba: “todos la vimos”, manifestó, al indicar que se alejaron y fueron nuevamente a casa de la “abuelita narco”, donde Jorgelina se lavó las manos. Contó también como se fueron dando las detenciones, debiendo alejarse de aquella casa trepándose a los techos con su amiga.

En la proyección del anticipo jurisdiccional de prueba pudo verse como la menor fue dando a conocer la ubicación de cada una de ellas durante el hecho, señalando a través de un plano las diferentes circunstancias vividas. Hizo referencia además a comunicaciones mantenidas posteriormente con su amiga, a quien le recriminaba que la hiciera responsable de lo sucedido, ya que de acuerdo a lo que indicó, aquella la había mencionado ante la policía protegiendo a Jorgelina. Sobre ésta dijo tener miedo por las amenazas recibidas, aunque también manifestó temor debido a las advertencias de la familia de Candela. En la conversación con su amiga, que fue leída durante el testimonio, las chicas aluden a que Jorgelina debía pagar lo que hizo, por lo que no debían involucrarse responsabilizándose por la muerte de Candela.

En la audiencia se juzga la responsabilidad de Jorgelina Domínguez como autora y de Nicolás Almendra en carácter de partícipe necesario, por el hecho ocurrido el 29 de abril del año pasado en la plaza del barrio  Luz y Fuerza, que costara la vida de Candela González.

El tribunal está integrado por los Jueces José García como presidente, acompañado por Alejandro Defranco y César Zaratiegui en calidad de vocales.
Por el Ministerio Público Fiscal la representación la ejercen los fiscales generales María Tolomei y Arnaldo Maza y el funcionario de fiscalía Enrique Kaltenmeier, en tanto como patrocinador de la madre de quien resultó víctima actúa el doctor Federico Espiro.

A su vez Domínguez es defendida por Flora Mollard y Lisandro Benítez, mientras que Almendra está representado legalmente por Angela Gómez Lozano. El Juicio continuaba hoy, y se presume que la semana próxima podrían escucharse los alegatos.
 


Caso Candela homicidio Jorgelina Domínguez Justicia