SOCIEDAD

La temporada sigue en La Hoya: el centro de esquí de Esquel abrió tras el incendio


Tendrá tarifas de temporada baja y todas las actividades continuarán con normalidad. El servicio gastronómico se ofrece en El Refugio del Esquiador, los clubes y el hotel.
25/07/2018 02:00

4.100

El Centro de Actividades de Montaña La Hoya abrió al público tras el incendio de la confitería La Piedra en la cota 1.650. El viento impidió el normal inicio de las actividades pero al mediodía mejoró el clima para que los turistas disfrutaran del cerro y la nieve.
Para el servicio de gastronomía se puso a disposición el Refugio del Esquiador en la cota 1.850, y los clubes Slalom y Andino en la base del cerro, con sanitarios, además del hotel.
Las tarifas de ingreso al centro de esquí a partir de ayer serán de temporada baja y se mantendrán hasta el fin de la temporada: un 30% más baratas.
Todos los medios de elevación funcionan con las máximas medidas de seguridad para cuidar el disfrute de los esquiadores y la familia. El intendente de Esquel, Sergio Ongarato; el secretario de Turismo Municipal, Mariano Riquelme, y el gerente del Centro de Actividades de Montaña, Diego Alonso, coincidieron en que las condiciones en la montaña están a pleno para quienes vayan a esquiar o apreciar el centro de esquí.

Predisposición

Hugo Romero, presidente de la Cámara de Comercio de Esquel, participó de una reunión con el intendente y representantes del sector de prestadores de servicios. Remarcó la predisposición de todos para gestionar una pronta reconstrucción de la confitería. “Queremos que en la próxima temporada de esquí, esté la confitería levantada”.    
Ongarato recibió en su despacho al ministro de Turismo Herman Müller; al director de Chubut Deportes, Walter Ñonquepán y al gerente Alonso, junto con Riquelme.
Coordinaron un viaje de Ongarato y Müller a Buenos Aires, para reunirse con el secretario de Turismo de la Nación, Alejandro Lastra, y buscar apoyo para superar el incidente y terminar la temporada de la mejor forma posible. El jefe comunal señaló que hablaron del manejo de La Hoya, que en situaciones así se vuelven a discutir, y celebró que “el centro de esquí está operativo y funcionando”.
Refirió las tareas de limpieza del sitio donde estuvo emplazada La Piedra, y comenzar a pensar en un nuevo proyecto para la reconstrucción.
Ongarato remarcó que el mensaje debe ser que el incendio no impide el esquí ni las prestaciones de servicios a los turistas. “Es importante transmitir que la montaña está operativa y que vamos a brindar un servicio de la mejor manera posible. La gente puede venir hasta la ciudad tranquilamente para aprovechar”, señaló.
“Hay cuatro lugares más para que el turista pueda comer”, recalcó el mandatario en este sentido, quien puso en valor el arduo trabajo de todos aquellos que trabajan en “La Hoya”, “desde el propio gerente hasta quienes atienden en los medios de elevación”.

Quedaba fuego

El gerente del CAM, Alonso, dijo que en las primeras horas de ayer se reavivaron focos ígneos en los restos del edificio. Los apagaron Bomberos de Esquel. Hubo pericias en el sitio con funcionarios de la Fiscalía de Lago Puelo y Policía. Subió una máquina retroexcavadora para compactar el material siniestrado, que será retirado transcurrida la temporada.
Alonso remarcó la colaboración de los clubes que pusieron sus instalaciones para la atención con servicios a los visitantes, y los días que el clima lo permita, en la base de la montaña, se dispondrán food trucks, probablemente en septiembre. “Siempre brindando un marco de seguridad”, dijo el gerente.
Rápido avanzarán en la idea del nuevo proyecto para la reconstrucción de la confitería. Se ocuparán plenamente cuando termine la temporada, porque será prioridad.      

Orden de arriba

El ministro Müller indicó que el gobernador Mariano Arcioni instruyó a todas las áreas vinculadas al funcionamiento de La Hoya que “estén atentas” para la recuperación y “pongamos todo el esfuerzo en salir adelante”.
Sobre el apoyo que pedirán en Nación, el objetivo es demostrar que el cerro está operativo dentro de las dificultades, y acompañar el desarrollo de la temporada, como también gestionarán más conectividad. Reducir las tarifas favorecerá a quienes del resto de Chubut quieran disfrutar de La Hoya hasta octubre.
Se redistribuyó el personal que se desempeñaba en la confitería La Piedra, para que se ocupe de los servicios en el Refugio del Esquiador y en la confitería del hotel en la base. Los eventos deportivos programados en el CAM se llevarán a cabo.
La intención ahora es reorganizar el trabajo para brindar un buen servicio de gastronomía en El Refugio y, de esta manera, atender las expectativas del visitante.
Los eventos programados para el invierno se harán y pensarán otras actividades en pos de “mostrar a La Hoya como se merece”. Resta aguardar que lo programado comience a tomar forma. #


La Hoya normalidad tarifas temporada baja