POLICIALES

Se negó a declarar el tío de Sheila y el fiscal indagó a su mujer que está internada


El tío de Sheila Ayala, la niña que fue encontrada muerta el pasado jueves en el partido bonaerense de San Miguel, se negó a declarar hoy ante el fiscal del caso, mientras que su mujer y tía de la víctima, fue indagada en el hospital en el que permanecía internada luego de dar a luz.
20/10/2018 20:20

753

Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años, y Leonela Ayala, de 25, están sospechados de ser coautores de los delitos de homicidio agravado por alevosía y femicidio.

Según confirmaron fuentes judiciales, este sábado por la tarde el fiscal Gustavo Carracedo, tras tomarle la indagatoria a González Rojas, quien se negó a declarar, se trasladó a la Maternidad Municipal María Eva Duarte de Perón, de Malvinas Argentinas, para indagar a Leonela, la tía de la víctima, y que se encuentra internada desde este viernes tras dar a luz a su hijo.

El fiscal se retiró del lugar poco antes de las 20 luego de tomarle declaración a la mujer, mientras que no había trascendido el contenido de los dichos.

No obstante, fuentes judiciales indicaron que la mujer negó su participación en el crimen de la niña durante una declaración no muy extensa.

También trascendió que Ayala, quien tiene cuatro chicos, además del bebé que acaba de dar a luz, sostuvo que "no sabe lo que ocurrió porque estuvo con sus hijos".

Según la acusación fiscal, González Rojas quedó formalmente acusado como coautor del delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de un femicidio".

Mientras que Ayala, que es hermana del padre de la víctima y permanecía internada, está acusada por el delito de "homicidio agravado por alevosía" en calidad de coautora.

Los tíos de Sheila, tras quedar detenidos el pasado jueves, habrían confesado el crimen de la niña ante efectivos de la Policía, aunque esa declaración carece de valor judicial para la causa si no es realizada en el marco de una declaración indagatoria formal.

El fiscal Carracedo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N°20 descentralizada de Malvinas Argentinas, consideró en la acusación, que el crimen de la niña ocurrió entre el domingo 14 de octubre a partir de las 12:00 y el martes 16 en el interior de la casa de los imputados ubicada en el barrio Campo Tupasy, de San Miguel.

Además, el fiscal indicó en la acusación que realizó con los elementos recolectados hasta el momento, entre ellos la autopsia, que Sheila fue estrangulada a lazo con una sábana que le produjo la asfixia mecánica por compresión cervical, lo que la llevó a su muerte a consecuencia de un paro cardiorespiratorio traumático.

Para Carracedo, González Rojas y Ayala, los únicos dos detenidos por el caso, se aprovecharon de la situación de indefensión de la víctima a quien superaban en fuerza, y además que el detenido, "abusó de una relación desigual de poder con la víctima".

Último adiós a Sheila

Familiares, amigos y vecinos de Sheila Ayala le dieron el último adiós en una ceremonia realizada en el cementerio local, donde se vivieron escenas de profundo dolor e indignación, mientras que la Policía montó un fuerte operativo de seguridad para evitar disturbios.

Hasta el lugar se acercaron este sábado a la mañana, en colectivos escolares, familiares, amigos y vecinos de la nena asesinada, quienes con hondo pesar se disponían a darle un último adiós.

En tanto, en el cementerio de San Miguel, efectivos de la Policía Bonaerense montaron un operativo preventivo de seguridad y sólo permitieron ingresar a los familiares y amigos de la niña.

La autopsia reveló este viernes que la niña que estuvo desaparecida desde el domingo pasado en el partido bonaerense de San Miguel, y fue encontrada este jueves por la tarde, fue estrangulada a lazo con una sábana que le produjo la asfixia mecánica por compresión cervical y hasta el momento no se habían detectado signos de abuso sexual.

Tras encontrarse el cuerpo de la menor, los investigadores detuvieron al tío y a la tía de la niña, Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años, y a Leonela Ayala de 25, quienes habrían confesado el crimen ante la Policía aunque esa declaración carece de valor judicial para la causa si no es realizada en el marco de una indagatoria formal.

Este sábado, González Rojas, de nacionalidad paraguaya y quien está acusado por los delitos de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de un femicidio", se negó a declarar ante el fiscal del caso y continuará detenido.

Mientras que su pareja, la tía de la víctima, y hermana del padre de Sheila, manifestó a las autoridades judiciales que quería declarar ante el fiscal Gustavo Carracedo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI)) número 20 descentralizada de Malvinas Argentinas.

Ayala, quien permanecía internada en la Maternidad Municipal María Eva Duarte de Perón de Malvinas Argentinas desde este viernes tras dar a luz a su hijo, declaró posteriormente, según trascendió, que no había tomado parte del crimen, ya que en el momento en el que ocurrió estaba junto con sus cuatro hijos (el quinto nación este viernes), fuera de la casa. .

Una de las sospechas consiste en que el tío de la víctima, que se encuentra detenido, habría querido abusar de la menor, pero la nena se habría resistido, ya que hay indicios de esto en los rasguños que se le detectaron al hombre en sus brazos.

No obstante, otra de las hipótesis tiene que ver con una venganza en torno a algún tipo de venganza personal.


crimen González Rojas San Miguel Sheila Sheila Ayala