DEPORTES

La Superfinal, suspendida por lluvia, se jugaría mañana


El Boca-River que debía jugarse esta tarde por la primera final de la Copa Libertadores fue postergado esta tarde para este domingo a las 16:00, a raíz de la gran cantidad de lluvia que cayó durante toda la jornada en Capital Federal, que dejó en malas condiciones el césped del estadio "La Bombonera".
10/11/2018 02:00

2.289

La primera confirmación de la suspensión fue del presidente del "xeneize", Daniel Angelici, mientras que luego la Conmebol en sus redes sociales agregó que el encuentro fue reprogramado para el domingo a las 16:00.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo que rige los destinos del fútbol continental, informó: "Por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana, domingo 11 de noviembre a las 16".

Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional anticipó que "el panorama es complicado y poco alentador" respecto del clima para este domingo.

"El panorama es complicado, los registros superaron los 100 milímetros en siete horas cuando suele ser lo que llueve en todo noviembre", explicó Christian Garavaglia, meterólogo de turno del SMN.

Por eso, a última hora de la tarde de este sábado, empezó a trascender la idea de que Conmebol postergue el encuentro para el próximo sábado 17 de noviembre.

Pero esa decisión se tomará antes de las 11del domingo, luego de que los responsables de competencia de Conmebol realicen el informe pertinente, reciban la información meteorológica y lo comuniquen, para evitar el traslado de los hinchas como sí sucedió este sábado, con al menos doce mil personas en "La Bombonera".

De esta forma, se terminó con una jornada repleta de especulación hasta último momento, en el que muchos hinchas se movilizaron hasta el estadio "La Bombonera", ante la falta de información oficial.

Ambos planteles ni siquiera llegaron a salir de sus respectivas concentraciones, Boca en el hotel Intercontinental y River en el estadio "Monumental", donde eran acompañados también por hinchas que no podían asistir al encuentro.

A las 15:30, el árbitro principal, el chileno Roberto Tobar, recorrió el campo de juego con sus colaboradores intentando hacer roda la pelota, que quedaba estancada en cada espejo de agua que se divisaba desde las alturas.

Una hora más tarde, quien salió a recorrer el campo de juego fue el propio presidente de Boca, Daniel Angelici, junto a Mariano Hek, gerente de Operaciones, y Francisco Amores, gerente de Seguridad.

Los responsables del campo de juego de Boca prepararon un esquema de trabajo muy intenso y durante toda la madrugada para intentar drenar el agua acumulada, pero la principal dependencia es del clima.

Reunión de previsión

El presidente de Boca, Daniel Angelici, opinó que la decisión de la suspensión de la primera final con River "fue la correcta" y anticipó que este domingo por la mañana iba a reunirse con sus pares Alejandro Domínguez (Conmebol), Rodolfo D´Onofrio (River) y Claudio "Chiqui" Tapia (AFA) para intentar evitar que la gente se traslade al estadio "La Bombonera", si es que la lluvia "no afloja".

"Mañana vamos a tener una reunión los cuatro presidentes a las 11:00. Primero tenemos que pensar en la gente de cómo llega al estadio, en el espectáculo y en los jugadores, que hay que cuidar su integridad. Asistiré a la reunión y ahí vamos a ver, yo lo dije hoy a la mañana, en lo primero que uno piensa es en la gente", explicó Angelici, en declaraciones a Fox Sports.

En ese sentido, el presidente "xeneize" indicó que si la decisión hubiese pasado sólo por él la habría tomado "mucho tiempo antes", para evitar que más de doce mil personas se ubiquen en el estadio "La Bombonera".

Pero con el correr de las horas, esa reunión modificó sus actores, ya que solo estarán presentes los responsables de la Conmebol, para evitar especulaciones de los dos equipos involucrados en la decisión.

"Hay muchas calles anegadas, me parece que la decisión fue correcta, a lo mejor se podría haber tomado un rato antes, porque estaba pronosticado, pero esperemos que afloje y mañana podamos jugar", explicó Angelici.

¿Por qué no se colocó una lona para resguardar el césped? Angelici explicó que, según el canchero, las altas temperaturas de los últimos días en Capital Federal hizo que, si se tapaba, el pasto quedaría "pegado" por la humedad.

"Les pedí que le tapáramos con la lona esta noche, me explicó que no se podía, así que no hay muchas cosas que hacer.

Vamos a estar toda la noche acá viendo qué podemos mejorar manualmente, si llueve y se anega en algún lugar y colaborar todo lo que se pueda para que se juegue", agregó Angelici.


Boca Copa Libertadores River