PAÍS & MUNDO

Se reconfigura el Consejo de Seguridad de la ONU


El Consejo de Seguridad de la ONU suma desde el 1° de enero a cinco nuevos miembros por dos años, entre los que habrá tres potencias regionales: Alemania, Indonesia y Sudáfrica. Queda por ver si el consenso será más fácil, con un Estados Unidos cada vez más impredecible.
26/12/2018 10:19

682



   La Casa Blanca tiene la intención de reemplazar a su enviada, la "estrella" del Consejo Nikki Haley, con una experiodista, Heather Nauert, actual portavoz del Departamento de Estado.

   "Varios diplomáticos están enfocados en el cambio de embajadora de Estados Unidos", dice a la AFP Richard Gowan, de la Universidad de la ONU. Muchos temen que Nauert "adopte una línea Estados Unidos primero más dura que la de Nikki Haley".

   "Unilateralista" y "aislacionista", "Estados Unidos ha soltado amarras", señala un diplomático. Este "endurecimiento estadounidense" hará que "la ONU sea un objetivo preferido", alerta.

   En jaque permanente respecto a Siria, el Consejo de Seguridad había mostrado unidad en 2017 con un triple paquete de sanciones contra Corea del Norte. Pero en 2018, prevaleció la desunión.

   "Los intercambios a menudo han sido brutales, ni siquiera buscamos el consenso, nadie escucha, los votos de procedimiento se multiplican, las posiciones están polarizadas", resume otro diplomático.

   A finales de 2018, a relación a Yemen, el Consejo vio a Estados Unidos amenazar con vetar un texto de su, en principio, aliado más cercano, el Reino Unido, un acontecimiento inaudito y traumático para Londres, comenta otro embajador bajo anonimato.

   En público, el tono es a veces displicente. "No hay búsqueda de compromiso", denunció la rusa Vassily Nebenzia durante una sesión sobre República Centroafricana, señalando que "esta no es la primera vez que se nos dice tómalo o déjalo".

   El pasado 21 de diciembre, Bolivia, miembro no permanente, también se enfureció. "Exigimos ser tomados en consideración", dijo el país, criticando la "falta de transparencia y respeto" en las caóticas negociaciones sobre el envío de observadores a territorio yemení.

   Para Moscú, los males del Consejo son atribuibles "a las plumas monopolizadas" por el triunvirato compuesto por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, por las que pasan, por tradición e interés, las resoluciones a redactar sobre los conflictos en el mundo.

   ¿Habrá armonía con Alemania, Sudáfrica o Indonesia, acompañados por Bélgica y República Dominicana? Estos países sucederán a Suecia, Kazajstán, Etiopía, Holanda y Bolivia.


   - "Miembros elegidos" 

   Con unos 100.000 cascos azules en el terreno internacional, Naciones Unidas enfrenta grandes desafíos. ¿Cómo presionar por la paz con un Consejo que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, encuentra "más dividido que nunca"? .

   Las diferencias se dan tanto en reuniones públicas como a puerta cerrada, lamenta, decepcionado, un diplomático sueco.

   Por primera vez, los cinco recién llegados alcanzaron un acuerdo con los otros cinco miembros no permanentes del Consejo (Polonia, Perú, Kuwait, Guinea Ecuatorial y Costa de Marfil) para compartir las presidencias de los comités y presentar la lista al P5, el grupo de los cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido).

   "Aceptado sin problema", se regocija un diplomático de un país pequeño, recordando que la práctica hasta ese momento era luchar entre bastidores de manera bilateral. Los diez no permanentes "no compensarán el P5, pero pueden tener un papel", quiere creer en esta fuente.

   Ilustración simbólica del rechazo a una estructura heredada de la era de la posguerra y que ya no corresponde al mundo de hoy, los cinco nuevos miembros no quieren ser llamados "miembros no permanentes" sino "miembros elegidos".

   El motor franco-alemán podría ayudar a borrar la impresión de un Consejo que funciona a dos velocidades. "Los alemanes y los franceses trabajarán en estrecha cooperación para demostrar que Europa sigue siendo importante a nivel multilateral a pesar del alejamiento del Reino Unido" de la Unión Europea, predice Gowan.

   Por su parte, Indonesia podría incomodar a China. "Los indonesios tienen un equipo fuerte y podrían celebrar debates del Consejo sobre la persecución de los musulmanes en Birmania", señala este experto.

 


Alemania Consejo de Seguridad Indonesia ONU Sudáfrica