PROVINCIA

Lago Puelo: el incendio ya quemó 100 hectáreas de bosques


Las autoridades pronostican “4 o 5 días muy difíciles” en la montaña, donde el viento y las altas temperaturas complican el trabajo de los brigadistas
29/01/2019 09:35

1.086

Las altas temperaturas, las ráfagas de viento y la escasa humedad ambiental serán condiciones fundamentales esta semana para contener el avance de las llamas que ya afectaron más de 100 hectáreas de bosques nativos e implantados en cerro Hilario, al oeste del río Azul, dentro del ejido de Lago Puelo.
 
“El pronóstico nos anticipa que serán 4 o 5 días muy difíciles en el combate de este incendio”, anticipó a última hora del lunes el jefe de Brigadas del Noroeste del Chubut, Jorge Bonansea.
 
Explicó que “la mayoría de los brigadistas estuvo trabajando hasta las 3 de la mañana en el incendio de El Pedregoso y las 6 comenzamos las tareas en el cerro Hilario. A las 17 tuvimos que repletar a todo el personal por una cuestión de seguridad, ya que el viento comenzó a aumentar y provocó que bajara la columna de humo, no se veía nada. Lo mismo ocurrió con los medios aéreos”, compuestos por tres aviones hidrantes y dos helicópteros con base en el aeropuerto de El Bolsón, distante unos 10 km en línea recta.
 
Las tareas se retomaban hoy a las 7, con 122 brigadistas en terreno. Con todo, la premisa será “aprovechar algún resquicio que nos dé el clima para instalar una cabecera en la zona alta de la montaña, trasladar combatientes en uno de los helicópteros y desde allí hacer tareas de contención”, explicó otro de los jefes del operativo.

Por el momento, los hombres ascienden unos mil metros por las laderas y van haciendo fajas con herramientas manuales y líneas de agua en los dos flancos del incendio y en la cola. La premisa “es evitar que el viento provoque focos secundarios” en la masa boscosa que domina el lugar, incluyendo su eventual cruce a la provincia de Río Negro, afectando el Área Natural Protegida Río Azul Lago Escondido.
 
De igual manera, durante la tarde del lunes se recomendó evacuar la zona de los refugios Motoco y Cerro Lindo, visitados a esta altura del año por ciento de excursionistas, aún cuando “están lejos del fuego”.
 
Bonansea contó que “recién hicimos un sobrevuelo, donde observamos coihues y cipreses de gran porte, con alturas superiores a los 25/30 metros, con una densidad de unos 30.000 árboles por hectárea, lo que imposibilita un ataque directo hacia los focos principales. Estamos trabajando alejados de las llamas, que alcanzan alturas de otros 35/40 metros, mientras que la columna de humo llega hasta los 1500 metros”, según graficó.
 
Agregó que “es una zona con muchísimos cañadones, muy abruptos, la pendiente es pronunciada. Además, hay que tener en cuenta que es una ladera que mira hacia el este y recibe el sol durante todo el día, la humedad es muy baja. Hay mucha temperatura (hasta 80 grados), lo que imposibilita arrimarse. La prioridad siempre es cuidar a nuestra gente”, insistió.

Operativo de asistencia

En forma paralela, desde el municipio de Lago Puelo se organizó un amplio operativo para suministrar alimentos a más de 150 personas afectadas al combate del fuego y las tareas secundarias.

Un verdadero “ejército de mujeres” voluntarias se hizo cargo de la cocina en la Casa de los Abuelos, en el barrio Isla Sur, donde preparan viandas que entregan a los brigadistas de madrugada y al atardecer los esperan con un menú que sirven en el comedor comunitario.

En ese marco, el intendente Raúl Ibarra se mostró “muy conforme con el accionar de los brigadistas y operarios convocados para sofocar las llamas. El recurso humano y la pala es lo mejor, sobre todo por ser en un terreno escarpado y en condiciones climáticas adversas”, aseveró.

 “Se pone a veces en riesgo la vida y es un esfuerzo importantísimo el de los combatientes”, valoró.

El jefe comunal recibió ayer el llamado del gobernador Mariano Arcioni, quien “se puso a disposición y ofreció todas los elementos disponibles en la provincia para contribuir en la extinción del incendio”, explicó.

En el lugar están trabajando las brigadas del SPMF de Lago Puelo, Las Golondrinas, El Maitén, Puerto Patriada y Cholila; brigadas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego; SPLIF El Bolsón; ICE – Parque Nacional Lago Puelo; Bomberos Voluntarios de Lago Puelo; Área Técnica del SPMF y personal de apoyo del SPMF y de la Subsecretaría de Bosques e Incendios;  Regional Patagonia del SNMF;  Municipalidad de Lago Puelo; Defensa Civil del Chubut y policía y hospital de Lago Puelo, entre otras.
 


bosques Defensa Civil incendios forestales Lago Puelo