DEPORTES

Zárate fue insultado hasta cuando se tocó el himno


La presencia del delantero nuevamente en la cancha de Vélez, pero ahora vistiendo la camiseta de Boca, había despertado en la previa casi tantas expectativas como el partido mismo, y durante 90 y un poco más de minutos, antes de que el árbitro Diego Abal pitara el comienzo, recibió insultos de todo tipo de parte del público local.
12/05/2019 22:38

675

Lo más triste de la situación fue que Zárate fue denostado con dureza en medio de la ejecución del Himno Nacional Argentino, algo que fue reprobado también con la misma severidad por el volante uruguayo y compañero de Zárate, Nahitan Nández.

"En mi país el Himno es más importante que nada y se respeta. No puede ser que el hecho de que un jugador haya pasado de un equipo a otro esté por encima de eso", cuestionó el aguerrido mediocampista "charrúa" al término del encuentro.

"Vamos, Vélez, vamos, que esta noche a Zárate lo matamos", fue lo que se escuchó con más fuerza que las estrofas escritas por Vicente López y Planes.

Y después llegó el clásico "el que no salta, es un traidor", y la más estruendosa silbatina de toda la noche cuando a los cuatro minutos del segundo tiempo Zárate fue amonestado por una falta sobre Agustín Bouzat, casualmente un ex Boca.

Tanto fogoneo entre semana, incluyendo unas desafortunadas declaraciones de su ex compañero, Matías Vargas, anunciando que el público de Vélez lo iba a recibir "muy mal" a Zárate, hacían presagiar que algo así podía pasar.

El contraste estuvo dado por el abrazo fuerte y sentido que se dieron dos referentes de ambos equipos como Carlos Tevez y el técnico local Gabriel Heinze, quien se eximió de opinar sobre lo sucedido con Zárate porque consideró que "el hincha de Vélez tiene un sentimiento por el club" que él no tiene.

"Me peloteraron pero pude mantener el cero"

El arquero Esteban Andrada reconoció que lo "pelotearon bastante" y que pudo "responder para mantener el arco sin goles", tras el empate ante Vélez.

"Me pelotearon bastante, pero por suerte pude responder para mantener el arco sin goles y sacamos el empate para dejar la serie abierta para la revancha", refirió quien fue la figura del encuentro, artífice principal del empate boquense.

"Vélez juega muy bien, siempre presiona bien arriba lo que dificulta la salida, pero pudimos tener un poco la pelota y evitar que nos convirtiera", indicó el ex guardavalla de Lanús, agregando que la obligación "ahora es de Boca para definir en la Bombonera".

Respecto de su futuro para defender el arco de la selección en la próxima Copa América, Andrada señaló que "siempre se trabaja para rendir lo mejor posible pensando en integrar el seleccionado. Ojalá que me toque estar", se ilusionó.

Por otra parte, Nahitan Nández admitió que fueron al "Fortín" con la idea de que Vélez no convirtiera. Y lo pudimos lograr dejando la serie abierta para definir el jueves".

"Venimos haciendo un desgaste físico importante, sobre todo en el partido del jueves en la Bombonera, pero igual nos esforzamos para sacar esta noche al menos el empate", señaló el mediocampista.

Luego, sostuvo que su función en el partido fue pararse "frente a (Gastón) Giménez, algo que me pidió Alfaro para cortar el juego de Vélez en el medio", en una función distinta a la que habitualmente realiza, lo que no le molestó porque "lo importante era aportar para el equipo", expresó.

"A veces se juega como se puede"

El entrenador Gustavo Alfaro expresó que Boca sintió el esfuerzo del partido ante Atlético Paranaense y agregó: "Aunque sea remando, queremos llegar a la final".

"A veces se juega el partido que se puede y no el que se quiere. Boca venía de hacer un gran esfuerzo el jueves con Atlético Paranaense por la Copa Libertadores y hoy lo sentimos, sobre todo al final, cuando ellos llegaron con posibilidades y entre el travesaño y Esteban Andrada nos salvaron", expresó el técnico boquense.

"Después, el jueves veremos si este empate fue útil o no", remarcó el entrenador, que planteó un encuentro en el que Boca apostó más al resguardo defensivo que a buscar la victoria decididamente.

Y en cuanto a la controvertida presencia de Zárate, aclaró que ayer habló con el jugador y le dijo "que quería hacer lo mejor para ambos, para él y para el equipo".

"Pero entonces Zárate me dijo que quería jugar, aunque yo también sé del sentimiento que él tiene por Vélez. Seguramente durante el partido todo habrá sido una procesión interior para Mauro, pero al Himno Nacional hay que respetarlo, ya que no era el momento adecuado para que la gente de Vélez insultara a un jugador cuando se estaba ejecutando", cuestionó.

"Y respecto de las lesiones que nos vienen persiguiendo, Ábila volvió a resentirse en el aductor izquierdo y salió por prevención cuando faltaban diez minutos, mientras que Benedetto no estuvo ni en el banco por una molestia similar en el aductor derecho. Habrá que ver si llegan ambos para la revancha del jueves en la Bombonera. Para ese día todos tendrán que descansar mucho, porque Vélez juega muy bien. Tiene chicos como Thiago Almada y Matías Vargas que te complican mucho", concluyó Alfaro.

Boca regresará mañana a las 10.30 a los entrenamientos en Casa Amarilla, pero como advirtió su entrenador, "siempre privilegiando la recuperación y el descanso".


Alfaro Boca Copa de la Superliga Nández Vélez Zárate