PROVINCIA

Rawson: reclamaron inspectores de tránsito


Los vecinos del barrio San Pablo, en el ingreso a Rawson por la ruta 7, reclaman a la Municipalidad disponer inspectores de tránsito en la zona porque, con el desvío de la circulación que se hizo por el corte en la ruta, gran cantidad de autos transitan ahora por ese sector y a gran velocidad.
12/06/2019 02:00

588

Desde la semana pasada y por al menos siete días más, estará cortada la ruta 7 en el ingreso a la ciudad por la obra allí. Se improvisó un desvío del tránsito y ahora los vehículos deben circular por Roberto Jones, detrás de la Escuela 185, que se sitúa en el barrio.

Los vecinos ya cansados de no ser escuchados en sus pedidos, protagonizaron una protesta el fin de semana para visibilizar su temor ante un posible accidente que se cobre la vida de los niños que concurren a la Escuela y los que viven en el barrio. Todo se desencadenó luego de que un automóvil atropellara y matara a un perro al transitar por Roberto Jones.

El constante tránsito de camiones con pesadas cargas raja las viviendas, que se mueven constantemente. Así lo denunció por ejemplo Liliana Opazo, vecina del sector, preocupada porque los vehículos pasan por frente a su casa a gran velocidad. “No respetan a chicos de la Escuela ni a personas con discapacidad. No paran nunca”.

Cuando iniciaron la obra, por la cual se extiende la provisión de agua potable para la chacra 39 ex-IAC, “dijeron que iban a mandar inspectores pero nunca aparecieron”. Ni siquiera hay en los horarios de ingreso y salida de los chicos de la Escuela 185.

Cuando el municipio anunció que se iba a producir el corte de la ruta, en el comunicado oficial aseguraban que “toda la obra va a estar debidamente señalizada con cartelería e iluminación. A su vez va a haber un agente de tránsito de 9 a 19 horas, para ayudar a la gente”.

Liliana también denunció que con la circulación de camiones cargados “vibran las casas y ya hay rajaduras”. Otro vecino, Luis Meza, es perjudicado ya que aseguró que se le está partiendo la casa. Recordó que cuando comenzaron a hacer la zanja para el caño de agua, “taparon todos los cordones cuneta y dejaron todo así nomás”.

La madre de Luis tiene una discapacidad y esta situación la perjudicó ya que por el desvío el colectivo urbano ya no para en una de las esquinas porque, según le explicaron, el tránsito constante no se lo permite. “El colectivo no para porque no lo dejan los otros autos”, se queja Luis.


Rawson Tránsito