DEPORTES

Tomy Ortega: el nacimiento de una nueva estrella


Tomás Ortega cumplió el sueño del pibe: se consagró campeón sudamericano Sub 14 con la Selección Argentina venciendo nada menos que a Brasil en la final.
12/07/2019 02:00

486

Por Martín Tacón

De regreso en Rawson, y antes del entrenamiento en su club, Germinal, dialogó con nosotros para contar sus vivencias.

-¿Qué sentiste cuando salieron campeones?

-Fue lo mejor que pude haber sentido. Es un orgullo jugar con la camiseta de Argentina. Con mis compañeros de equipo, saltando. Fue hermoso.

-¿Es la primera vez que jugas en la selección nacional?

-Sí. Estuve en el Campus NBA en el Cenard, en mayo, y ahí nos dijeron que los doce que estábamos habíamos quedado seleccionados para la preselección de Argentina.

-¿Y qué se te cruzó por la cabeza?

-No lo podía creer. Era un orgullo. Nos mandaron un email. Tenía que ir a entrenar al Cenard con los demás chicos. Ahí me sorprendí porque pensé que no me iban a llamar.

-Ya conocías a los chicos del Campus. ¿Qué tal es el grupo?

-Excelente, un hermoso grupo. Espero que sigamos todos juntos en los años que sigan.

-Cuando empezó el torneo en Brasil, ¿cuáles fueron las sensaciones?

-Al principio sentía un poco de cosquilleo en la panza. Pero uno no tiene que estar nervioso nunca porque te perdes del juego. Siempre hay que pensar en qué hacer, qué no hacer, y dar lo mejor para todos.

-Jugaste todos los partidos, metiste puntos y diste asistencias.

-Me sentí cómodo, más cuando puedo hacer mi juego. En la final metí un doble y una asistencia.

-¿Cuál es tu posición?

-Base. En la selección no pude serlo porque éramos muchos bases. Pero de vez en cuando yo llevaba la pelota.

-En la final no tuviste muchos minutos. ¿Te hubiera gustado jugar más?

-Sí, un poco más me hubiera gustado, pero siempre prefiero que jueguen los chicos que estén mejor capacitados para jugar una final.

-Ganaron todos los partidos. ¿Argentina fue muy superior al resto?

-Sí. Lo que nosotros no teníamos era buen físico. Eso nos perjudicó bastante. Siempre nos tiraban o nos ganaban con el cuerpo. Pero en los puntos fuimos siempre arriba. Los brasileros eran grandes. Había uno de 2.07 metros, a él le teníamos miedo. Pero no jugó, menos mal (ríe).

-¿Cómo te recibieron tus amigos?

-Fue muy emotivo. No me lo esperaba. Hicimos caravana, salimos al centro a festejar mi llegada y el triunfo de Argentina. Había mucha gente, estaban mis amigos, mis compañeros, mi familia. En la escuela también estaban todos contentos.

-¿A qué edad empezaste a jugar al básquet?

-Empecé a los doce, hace poquito. Juego en Germinal. Es un hermoso club, tenemos casi todas las disciplinas. Es muy grande este club, el único de Rawson donde queremos dar siempre lo mejor en el básquet. Los chicos... es un excelente grupo.

-¿Cómo te ha ido en los torneos locales?

-Bien. Al principio era muy calentón, me enojaba por todo cuando no me salía algo. Pero con el tiempo fui aprendiendo que eso no sirve en el juego. Ya no soy más calentón.

-¿De qué entrenador has aprendido mucho?

-De Facundo Álvarez Ferranti. Es un genio. Un excelente entrenador. Siempre me apoya en todo lo que hago en el básquet. Con los chicos siempre nos divertimos juntos.

-¿Cuáles son tus puntos fuertes?

-El uno contra uno, yendo bien arriba. Se me dan bien los triples, pero no estoy tirando tanto porque voy mejor en el uno contra uno. Los rebotes los agarro bastante fácil ya que soy alto, pegué el estirón.

-¿Habrá futuras convocatorias?

-Sí. Me dijeron que si seguía así seguramente estaba convocado de nuevo para la preselección para el pre Mundial. Todavía no se sabe la fecha ni el país. La idea es que siga adelante el mismo grupo.

-¿Jugaste para Chubut?

-Sí, jugué en la selección provincial U13 en el campeonato Provincial y el U15 en Santa Fe.

-¿Cómo ves el nivel provincial?

-En comparación a otras selecciones, estamos un poco bajos. Hay mucha diferencia con los del norte.

-Jugas al básquet hace solo 2 años y ya fuiste campeón con Argentina. ¿Cómo ves tu futuro?

-Yo espero llegar a un club grande o a otra liga. Pero soy muy chico, todavía me falta por delante. Me gustaría jugar en la Primera de Germinal.

-Tu papá juega al fútbol y vos jugas al básquet. ¿Qué pasó ahí?

-Empecé a jugar al básquet por mi hermana, ella también juega. Mi papá me da consejos, dice que no me caliente tanto. A veces no le doy bola y juego yo solo, o por ahí lo escucho cuando estoy en la cancha y me calmo un poco.

-Si lograste todo esto es porque entrenas mucho.

-Sí, trato de dar lo mejor en los entrenamientos y dar todo al máximo. Con las comidas no me cuido tanto, las verduras no me gustan. Estoy entrenando dos horas, tres veces a la semana.

-¿Quién es tu jugador favorito?

-Facundo Campazzo, es el mejor. También Laprovittola.

-¿Cómo viene Germinal para el torneo Clausura?

-Ayer tuvimos fundamentos y hoy (por ayer) volvemos a entrenar. La semana que viene empezamos con el grupo completo de la U15 para dar todo en esta segunda etapa.


Basquet Tomy Ortega