PLAY

PROVINCIA

Al Estado Provincial le "sobra" el 30 por ciento de los empleados públicos


Se basa en la cantidad de empleo público creado en la última década en relación al crecimiento poblacional. Ocupa el 8º lugar del ranking de provincias argentinas. ¿La peor? Catamarca.
21/07/2014 02:01

Un informe técnico de una consultora económica privada asegura que un tercio de los empleados públicos de Chubut “sobra”. El trabajo no se refiere a la calidad laboral de los agentes públicos sino a un interesante análisis a partir de la comparación de la tasa de crecimiento poblacional contra la de empleados públicos.

El informe, divulgado por la consultora NOAnomics, ubica a la Provincia del Chubut en el 8º lugar del ranking de provincias argentinas, con un 31% de empleados públicos “excedentes” sobre lo que deberían ser los “óptimos” en relación a la expansión poblacional.

“En las provincias sobran casi medio millón de empleados públicos”, dice el informe de NOAnomics advirtiendo sobre el explosivo crecimiento del empleo público. “De acuerdo a nuestras estimaciones, el 2013 cerró con una planta de 1,98 millón de empleados públicos provinciales, lo que implica cerca de 600 mil agentes más que en el año 2003 y un aumento punta a punta del 43%”, detalla.

“Ahora bien, este crecimiento desmedido no sólo impacta fiscalmente a través de un progresivo aumento del gasto salarial del sector público de cada jurisdicción sino que también provoca sus efectos sobre el mercado laboral, reduciendo las tasas de desempleo observadas, que hubieran sido mayores sin Estados provinciales expandiendo sus plantas de personal por encima de lo necesario”, señala Félix Piacentino, director de NOAnomics.

“Este exceso de planta podría entonces ser considerado como un desempleo oculto, o desde otro punto de vista en una suerte de seguro de desempleo perpetuo. Provincias con sectores privados débiles y escasa capacidad de generar empleo, clientelismo político, creación de organismos innecesarios, inexistencia de despidos y el ingreso de trabajadores estatales nuevos con cada administración pueden contarse entre las causas que explican esta dinámica”, sentencia Piacentini.

Expansión sin control

Una manera de cuantificar el exceso en la creación de empleo público puede consistir en comparar su evolución con la poblacional. Una planta de personal estatal que se incremente anualmente en la misma proporción que la población podría constituirse en una trayectoria más razonable en la medida que los servicios del Estado se amplían al ritmo de una mayor cantidad de habitantes.

Así, mientras que entre 2003 y 2013 la población argentina aumentó en un 11%, el empleo público de todas las provincias los hizo un 43%.

Según esta metodología, durante la última década se han creado 434 mil puestos públicos “excedentes”, que en porcentaje significan una plantilla que se ubica un 28% por encima del “óptimo” que estaría en torno a los 1,5 millón.

Buenos Aires es la provincia que más empleados públicos excedentes presenta, con unos 180 mil y concentrando el 41% del todas las jurisdicciones. Le siguen la Ciudad de Buenos Aires, con 34 mil, y Corrientes, con 23 mil agentes.

Sin embargo en términos relativos, calculando el cociente entre la planta excedente y la óptima, el mayor sobredimensionamiento se presenta en Catamarca, que posee una dotación un 63% mayor a la necesaria.

También con importantes excesos se presentan Tierra del Fuego (55%), Corrientes (46%), Salta (38%), Buenos Aires (37%) y Jujuy (35%). Asimismo, por arriba de la media y alrededor del 30% se listan Santiago del Estero, Chubut, Tucumán, Ciudad de Buenos Aires y Chaco.

Entre las de menor sobrante se destacan Santa Fe y San Juan, con un 10%, mientras que en los casos de San Luis y Formosa las tasas son negativas debido a que serían las únicas en las que la población creció más que el empleo público en los últimos diez años.

Contra el desempleo

NOAnomics también dimensionó en su informe el impacto del empleo público “sobrante” sobre los mercados laborales provinciales. Lo hizo comparando cifras con el 3° trimestre de 2013, utilizando la información de la Encuesta Anual de Hogares Urbanos (EAHU) del INDEC.

De esta forma, y con los supuestos mencionados, si los Estados provinciales no hubieran incorporado personal en demasía, la tasa de desempleo del 3° trimestre del año pasado habría llegado al 9,1% en lugar del 6,6% observado.

La provincia en sufrir la mayor tasa habría sido Catamarca, con el 20,6% versus el 7,7% registrado, seguida por Tierra del Fuego con 17,7% versus 7,9%, y Salta con un 13,8% versus el 10,2%.

En ese sentido, la tasa de la provincia de Chubut del 7,7% habría llegado al 12%, según el trabajo de NOAnomics.

Público y privado

Por último cabe preguntarse cuánto tendría que crecer el sector privado de cada provincia para absorber el empleo público “sobrante”, o lo que es lo mismo: cuántas empresas privadas adicionales deberían crearse para emplear (en blanco) a los trabajadores estatales superabundantes.

En función del promedio de ocupados por empresa privada de cada provincia serían necesarias un total de 45 mil empresas privadas adicionales para incorporar a las 434 mil personas no absorbidas por los Estados provinciales. Es decir, un 7% más de firmas que las cerca de 650 mil existentes en la actualidad.

En base a la creación anual promedio de empresas de los últimos diez años este proceso llevaría dos años, siempre que se dejara de ampliar la planta de empleo público por encima del crecimiento poblacional.

Para 15 provincias el aumento necesario de empresas privadas se encuentra por arriba del 7% promedio, destacándose Catamarca que debería crear un 51% más de empresas (lo que le llevaría 14 años), Corrientes (32% - 9 años) y Santiago del Estero (25% - 6 años).

Mientras que en la provincia de Chubut, deberían crearse 945 empresas en tres año para absorber el excedente de empleo público.#


5.250

empleados públicos Estado Provincial sobra

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D