REL/RAW

12.4°
CRD

13.2°
PMY

11.8°
EQS

13.3°
PLAY

POLICIALES

La mujer de Mangeri dice que la mamá de Ángeles pidió perdón


Diana Saettone explicó que la noche de ese viernes, cuando llegó a la fiscalía, María Elena “Jimena” Aduriz, madre de Angeles, le dijo: "Mirá lo que le hicieron a Jorge. Quieren que se haga cargo de la muerte de 'Mumi' ".

04/03/2015 02:25 p.m.


1.167

La esposa de Jorge Mangeri aseguró esta mañana que la madre de Ángeles Rawson le pidió perdón cuando se encontró con ella en la fiscalía la noche del viernes 14 de junio del 2013, en la que el portero del edificio de Ravignani 2360 quedó preso por el homicidio de la adolescente.

Por su parte, la abuela de Ángeles aseguróen el juicio oral que su nieta, asesinada en junio del 2013, "fue una mártir que defendió su honor", y agradeció a la empleada de la Ceamse que encontró su cadáver porque le permitió "velarla".

"Bendigo a la persona que abrió la bolsa (de basura) porque pude velarla y puedo llorarla y saber que está en el cielo", dijo María Inés Delia Castelli ante los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño, y agregó que "a Angeles le robaron la vida, que es lo único que no se puede devolver. Fue una mártir que defendió su honor".

La mujer fue la segunda en declarar en esta audiencia del juicio oral por el crimen de Angeles y en varias oportunidades miró fijamente al imputado Jorge Mangeri.

"Una cosa es matar y otra es hacer desaparecer a alguien y someter a toda una familia a una desesperación absoluta", dijo la abuela materna de Angeles, de 73 años.

Luego, leyó una carta que su nieta le había enviado antes de ser asesinada, y se quebró: "Quería decirte que te quiero mucho y es un regalo tenerte de abuela. Te agradezco por todas las cosas que hacés por mí. Realmente te quiero mucho y, por más que no sea demostrativa, lo sabés. Estoy feliz de que siempre que lo necesito estás ahí, no me alcanzan las palabras para decir todo lo que te quiero. Tu nieta, Mumi".

Relató también que el domingo 9 de junio a la noche, un día antes de su desaparición y muerte, llamó a Ángeles para invitarla a almorzar al día siguiente, pero que ella le dijo que no podía porque tenía "gimnasia y muchas cosas que hacer".

Al respecto, dijo llorando ante el Tribunal: "Si hubiera venido (a almorzar), las cosas no hubieran sido como fueron. Ahora sé por qué la llamé esa noche".

Ante una pregunta del fiscal, la abuela dio que no recordaba que Diana Saettone, la esposa de Mangeri, les haya comentado en la fiscalía la noche del 14 de junio de ese año que su marido había tenido algún problema con la policía.

Diana Saettone explicó en su testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño que la noche de ese viernes, cuando llegó a la fiscalía, se encontró con María Elena “Jimena” Aduriz, la madre de Angeles, y que ésta le dijo: "Mirá lo que le hicieron a Jorge. Quieren que se haga cargo de la muerte de 'Mumi' ".

"Me daba la mano y me pedía perdón", declaró esta mañana Saettone respecto al encuentro que tuvo con "Jimena" la noche que su marido quedó preso, donde además agregó que la madre de Ángeles le decía que se quedara tranquila, que tanto ella como su marido Jorge Opatowski "habían hablado maravillas (ante la fiscal) de Jorge".

Saettone denunció en la tercera audiencia del debate oral por el crimen de Angeles que esa noche del viernes 14 de junio se sintió "presa" en la fiscalía de instrucción 35, a cargo de Paula Asaro, porque no la dejaban hablar por teléfono, la acompañaban para ir al baño y que tenía a una mujer policía a su lado que la cuidaba y le preguntaba sobre su marido.

"La mujer policía me decía ¿'vos no viste nada raro?', ¿'no viste un morral que no es tuyo?'", contó a los jueces.

Además dijo que alrededor de las cinco de la madrugada del sábado 15 de junio salió la fiscal Asaro de su despacho y le dijo que su esposo iba a quedar preso por el crimen y le aconsejó que se fuera a la casa de sus familiares en la zona norte del conurbano para evitar "agresiones", por parte de la familia de la adolescente asesinada.

Además, agregó que la tarde de ese viernes 14 fue llevada a declarar a la sede de Homicidios de la Policía Federal y que allí le hicieron preguntas sobre su marido, entre ellas, cuál era la relación que tenía con Ángeles y cómo sacaba la basura.

Saettone comenzó su testimonial recordando lo sucedido el lunes 10 de junio del 2013, cuando desapareció Angeles Rawson, y dijo que ese día ella no se encontraba en su departamento del edificio de Ravignani 2360, de Palermo, porque estaba en la localidad bonaerense de General Pacheco, ya que sufría "problemas de salud", y aclaró que Mangeri "estaba pintando las

aberturas" de la portería.

En su extensa declaración ante el TOC 9, la mujer contó los dos supuestos "aprietes" que sufrió su marido antes de quedar detenido, uno de ellos el jueves y el otro la tarde del viernes, mientras ella se encontraba declarando en la sede de Homicidios.

Saettone afirmó que cuando regresó de declarar ante la policía se dirigió hacia la casa de su amigo Jorge Meniguelli, encargado del edificio de la calle Marcelo T.de Alvear, donde se encontraba Mangeri y que allí su marido le dijo: "me subieron a un patrullero y me hicieron todo esto" y le mostró las lesiones en su cuerpo. Además aseguró que le dijo: "Quieren que me haga cargo de la muerte de 'Mumi' ". "Jorge estaba todo golpeado y quemado", aseveró.

La esposa de Mangeri dijo que respeta a los padres de Ángeles y que quiere saber la verdad. "Cuando nos enteramos (de la muerte de Ángeles) se nos vino el mundo...", dijo Saettone.

Durante el testimonio de la mujer de Mangeri, el abogado querellante Pablo Lanusse se abstuvo de realizar preguntas al considerar que se trata de un "testimonio mendaz" y el presidente del TOC 9, Fernando Ramírez, le aclaró a Seattone que, al ser esposa del acusado, no puede declarar contra su esposo y podía negarse a contestar preguntas que considere que lo incriminan.


tag Ángeles Rawson Jorge Mangeri
Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D