SOCIEDAD

Orcas arrean a delfines antes del ataque final


Así se desprende de un trabajo realizado por investigadores e integrantes de organizaciones de conservación. Aseguran que los depredadores “arrean” a la presa hasta la orca que efectúa el ataque. La técnica sería transmitida de madres a crías, igual que los varamientos que realizan en Punta Norte.
10/05/2015 02:00

3.778

Las orcas de Península Valdés utilizan una técnica de caza coordinada para capturar delfines, por medio de la cual varios depredadores arrean a la presa hasta un cetáceo que provoca el ataque final.

El dato se desprende del primer reporte en la Patagonia de ataque y predación sobre delfines por parte de este grupo de orcas que se alimentan de mamíferos marinos. El trabajo fue elaborado en base a los datos obtenidos de una serie de interacciones entre embarcaciones privadas dedicadas al avistaje de delfines que tuvieron contacto con manadas de orcas dentro del Golfo Nuevo.

El reporte, denominado “Técnica Utilizada por las Orcas (Orcinus orca) Cuando Cazan Delfines en Patagonia, Argentina” fue realizado por Mariano A. Coscarella y Mariana Degrati (del Laboratorio de Mamíferos Marinos del CENPAT-Conicet y de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNPSJB); Gabriela Bellazi (Wild EarthFoundation); María Leoní Gaffet (Punta Norte Orca Research) y Marisa Berzano (Cruceros Ecológicos).

En el informe se da cuenta de al menos tres ataques observados en distintos puntos del Golfo Nuevo, entre febrero del año 2013 y marzo de 2014, en algunos de los cuales se pudieron observar las técnicas utilizadas por las orcas y también el comportamiento de los delfines tras los ataques.

Según los autores del reporte “siempre se manejó la hipótesis que las orcas patagónicas se alimentaban de delfines que habitan los golfos patagónicos, pero no se han publicado reportes hasta la fecha”, y resaltan que el trabajo constituye “el primer reporte en la Patagonia de ataque y predación sobre delfines por parte de este grupo de orcas que se alimentan de mamíferos marinos”.

Los ataques

De acuerdo a los datos recabados, la primera interacción fue el 22 de febrero de 2013 con un grupo de seis orcas que fue avistado cerca de Cerro Avanzado. Si bien no se observó una cacería, sí se pudo tener evidencia de la misma a partir de la presencia en el lugar de restos de un delfín que fueron tomados por una orca tras pasar por debajo de una embarcación.

Pocos días después, el 3 de marzo, un grupo de cinco orcas realizó un ataque que fue visto desde la misma embarcación. En ese grupo compuesto por cinco individuos se encontraba la orca Maga, una de las hembras que habitualmente realiza varamientos para cazar crías de lobos en Punta Norte. Mientras las orcas interactuaban con el bote se observó un grupo de aproximadamente 50 delfines oscuros que nadaba en dirección a las orcas. De acuerdo a la descripción del evento, “Maga comenzó a saltar fuera del agua y, al mismo tiempo, se vio a un delfín oscuro que intentaba huir de ella”.

Golpe mortal

El predador persiguió al delfín, que realizó un brusco giro al verse acorralado pero el cetáceo golpeó a la presa desde abajo con su cabeza, lanzándolo en el aire a unos 5 metros de altura y según la observación, el delfín gravemente herido intentó alejarse pero ‘Maga’ lo tomó con su boca y se lo llevó a la cría, la cual repitió unas veces el mismo comportamiento de lanzar la presa al aire.

Pese a la captura, cuando la embarcación volvió al lugar horas después con otro grupo de turistas, los tripulantes encontraron al grupo de delfines alimentándose pero sin orcas a la vista, lo que demostraría que los delfines no abandonan un área luego de ocurrido un evento de predación.

El informe hace referencia a un último evento, ocurrido el 24 de marzo de 2014 en un área del Golfo Nuevo próxima a Puerto Pirámides y Pardelas, donde al menos dos embarcaciones siguieron a un grupo numeroso de orcas –al menos 20- y pudieron observar cómo algunos individuos de ese grupo realizaron una cacería de delfines comunes.

En ese contexto tres orcas, las que también son parte del grupo que vara en Punta Norte y que fueron identificadas como ‘Jazmín’, ‘Llen’ y ‘Valen’, empezaron a saltar alejándose del resto de la manada. Los predadores “se turnaban para saltar y caer cerca del delfín. Cuando el delfín salía para respirar, una de las hembras intentaba golpearlo reiteradamente, saltando a su lado, nadando en paralelo al delfín, hasta que repentinamente apareció ‘Jazmín’ que saltó en dirección opuesta y golpeó al delfín con su cabeza, empujándolo desde abajo” y lanzándolo al aire. Con la presa inconsciente las demás orcas pudieron entonces agarrarlo y comerlo.

Cacería coordinada

Tras analizar los tres casos, los autores del reporte opinan que lo ocurrido “puede ser un indicador de la importancia de los delfines en la dieta de este grupo particular de orcas, fuera de la temporada de cacería de lobos marinos de un pelo”.

De la observación se desprendería que este grupo de orcas utilizaría “una cacería coordinada” en la que los cazadores arrean al delfín hacia un individuo que finalmente alcanza a la presa, al tiempo que aclaran que “este tipo de comportamiento de arreo coordinado no ha sido observado (en base a nuestro conocimiento) en otros depredadores sociales que generalmente cazan en manadas”, como los cánidos o leones.

También menciona el reporte que se trata del primer registro que se conoce “de este tipo de cacería cooperativa en el Océano Atlántico Sur” pero asegura que en Nueva Zelanda se ha reportado arreo de delfines oscuros y al menos uno de los dos ataques registrados es similar al comportamiento descripto en este documento.

Comentan que el hecho de compartir la presa es importante para mantener las relaciones dentro de las manadas y que el hecho de que ‘Maga’ entregara el delfín al cachorro del grupo sugiere que esta técnica se enseña a las crías, como cuando les enseñan a varar intencionalmente en la playa para capturar crías de lobos marinos.

El reporte indica que “los hábitos alimenticios y la dieta del grupo de orcas de Punta Norte se deben estudiar más en profundidad, y se necesitan más datos sobre su dieta y sus técnicas de cacería” para ser comparados con otros grupos de orcas.


orcas Punta Norte