PLAY

SOCIEDAD

Túnez: Primeras detención por el atentado en la playa


Por la masacre de 38 personas cometida la semana pasada en la playa de un hotel, anunciaron detencioneso. Funcionarios europeos rindieron tributo a las víctimas del peor atentado yihadista en la historia del país árabe norafricano.
29/06/2015 17:50

La ministra del Interior británica, Theresa May, visitó hoy la escena del ataque en la ciudad balnearia de Susa y prometió que "los terroristas no ganarán", luego de que Londres advirtiera que la cifra de británicos muertos podría "rondar las 30".

May y sus pares de Túnez, Alemania y Francia depositaron una ofrenda floral en la playa en honor de los asesinados en el atentado, que fue cometido por un joven que fue a su vez fue muerto por la policía.

Luego de asegurar que se derrotará a "aquellos que socavan nuestra libertad y democracia", May dijo que no había evidencias que apuntaran a que los británicos fueron el blanco deliberado del ataque sólo por el hecho de serlo.

La masacre, reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), fue el atentado más letal para los británicos desde los ataques islamistas radicales contra subtes y un colectivo del año 2005 en Londres.

En medio de temores a que el ataque dé un golpe devastador a la vital industria del turismo, y mientras miles de británicos comenzaron a cancelar sus planeadas vacaciones en Túnez, el ministro del Interior del país anunció los primeros arrestos.

"Hemos comenzado con el arresto de un número importante de gente que pertenecía a una red relacionado con el atentado", explicó el ministro Nayam al Gharzali, quien garantizó que "será detenida toda persona que haya dado apoyo logístico" al terrorista.

"Me comprometo con todas las víctimas a que estos criminales asesinos serán llevados ante la justicia tunecina y castigados como corresponde", agregó Al Garzali, en medio de crecientes crecientes críticas por la política de prevención del gobierno del presidente Beyi Caid Essebsi.

Saifedine Rezgui, un joven universitario de 23 años, irrumpió el viernes en la playa del hotel "Marhaba Imperial" de Susa y abrió fuego durante varios minutos contra los turistas que allí estaban.

Luego los persiguió por la piscina y el edificio principal del hotel, antes de ser abatido tras sembrar el pánico durante unos 30 minutos, en los que recorrió las instalaciones con total impunidad.

Una libertad con la que también actuaron el pasado 18 de marzo los dos pistoleros yihadistas que asesinaron a 22 turistas extranjeros en el museo El Bardo, de la capital tunecina.

Las pesquisas avanzan con lentitud y entre diferentes polémicas, como por qué tardó tanto en intervenir la policía.

Fuentes de seguridad dijeron que se rastreaba la vida en Internet de Rezgui y que se detuvo a sus padres y a gente de su entorno en la ciudad de Kairauan, escenario hace dos meses de una gran reunión del grupo radical Ansar al Sahria, informó la agencia de noticias EFE.

Al igual que los atacantes del museo, Rezgui aparentaba ser un chico normal de clase media tunecina, vestido a la occidental y con aficiones como el deporte y la charla con los amigos en los cafés de su pueblo.

Una de las diferencias es que, mientras los asaltantes de El Bardo estaban fichados por la policía -aunque no vigilados-, el ministerio de Interior tunecino admitió el fin de semana que se desconocía la filiación de Rezgui con los extremistas.

En Londres, Downing Street, la residencia oficial del primer ministro británico, David Cameron, informó hoy que son ya 18 los ciudadanos del Reino Unido muertos y que se teme que la cifra pueda rondar la treintena una vez concluya el proceso.

Alemania, por su parte, identificó a su segunda víctima mortal.

Autoridades de Túnez dijeron que 25 víctimas mortales ya fueron identificadas, entre ellos tres irlandeses, dos alemanes, un belga, un portugués y un ruso.

Otras 39 personas resultaron heridas, incluyendo 25 británicos.

Estremecedoras imágenes del momento del ataque pudieron verse en un video amateur subido hoy a las redes sociales, en el que se aprecia al atacante caminando en calma por la playa con su fusil Kalashnikov esquivando cadáveres tirados sobre la arena.

De fondo se escuchan disparos intermitentes, y en un momento el tunecino que filma el video de 11 minutos pregunta "¿por qué matas a esa gente? ¡Son turistas!".

Túnez ha tenido que lidiar con un aumento del extremismo islamista desde la revolución de 2011 que derrocó al autocrático líder Zine El Abidine Ben Ali tras décadas en el poder.

Los atentados del viernes pasado y los anteriores afectaron muy negativamente la industria turística de la nación a orillas del Mediterráneo, que representa el 7% del PBI del país y que ocupa a 400.000 personas.


788

atentado detenciones masacre playa Túnez

Agregar a Favoritos. En PC: CTRL+D | En Mac: ⌘+D